David Trueba se queda a las puertas del Prix Médicis Étranger 2010 con su novela “Saber perder”

Después de ganar el Premio de la Crítica y ser elegida la Mejor Novela en Español por El Cultural en el año 2008, “Saber perder”, del escritor y cineasta David Trueba, se coló en la selección final del Prix Médicis Étranger 2010 con su traducción al francés, firmada por Anne Plantagenet y publicada en septiembre del año pasado por Flammarion.

davidtruebasaberperder

Portadas de la novela de David Trueba en francés y español

Sin embargo, el premio, que se concedió el pasado 3 de noviembre en París, recayó finalmente en el escritor estadounidense David Vann por la novela “Sukkwan Island”, la historia de un padre y un hijo en una isla salvaje del sur de Alaska (publicada en Francia por Gallmeister y en España por la editorial barcelonesa Alfabia). El resto de finalistas lo componían algunos pesos pesados de las letras internacionales como el estadounidense Thomas Pynchon, el británico William Boyd, la finlandesa Sofi Oksanen y el portugués Gonçalo Tavares.
El premio Médicis Étranger, cuya primera edición se remonta a 1970, viene a reconocer cada año a la mejor novela de lengua no francesa traducida y publicada en Francia. Algunos de los galardonados en ediciones anteriores han sido autores de la talla de Orhan Pamuk, Jonhatan Coe, Paul Auster, Thomas Bernard, Philip Roth y Dave Eggers, ganador de la edición del año pasado por Qué es el qué, recientemente publicada en España por Mondadori. Entre los autores en lengua española galardonados figuran Álvaro Mutis, Antonio Skármeta, Hector Bianciotti, Julio Cortázar, Alejo Carpentier y Enrique Vila-Matas (el único español que lo ha recibido hasta la fecha, en el 2003, por El mal de Montano).
“Saber perder”, la tercera novela de Trueba después de “Abierto toda la noche” (a la que Der Spiegel definió como “una orgía de carcajadas”) y “Cuatro amigos”, narra las relaciones que se trenzan entre sus cuatro protagonistas: Sylvia, una adolescente solitaria que busca su lugar en el mundo, y que para celebrar sus dieciséis años organiza una falsa fiesta con sólo un invitado; Lorenzo, el padre de Sylvia, un hombre separado que trata de superar el abandono de su mujer y el fracaso laboral, y que considera que la vida, pese a todos sus fracasos, aún le debe algo; Leandro, el abuelo pianista de Syvia, un anciano que contempla cómo su vida se desmorona a gran velocidad; y, por último, Ariel Burano, un joven jugador de fútbol argentino que deja su país para fichar por un equipo español y que pronto descubrirá los espejismos de la fama. En definitiva, una historia donde aún es posible extraer humor y emoción de temas tan humanos y universales como el desamor, el fracaso y la supervivencia.

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario