La exposición “The Last First Decade” analiza el movimiento vanguardista con el arte de los últimos diez años

El 30 de abril se inaugura la exposición “The Last First Decade”  en la Fundación de Arte Contemporánea Ellipse en Cascáis, Portugal. La exhibición ha sido curada por Alexandre Melo e Ivo André Braz y podrá verse hasta el 18 de diciembre de 2011.

Casi cien años después de la llegada del movimiento vanguardista, la exposición propone revisitar este periodo artístico a través del arte de la primera década del siglo XXI. Sin embargo la idea no es, ni de examinar los vínculos genealógicos entre la vanguardia y el arte moderno, ni de suponer una influencia directa o inmediata. A diferencia del enfoque del historiográfico que trata con dificultad de liberarse de su rigidez discursiva, la exposición se basa en la polisemia de las obras.

Collier Schorr, “Traitor,” 2001–2004.

Hasta cierto punto, esta es una doble exposición: algo presentado pero no visible (las acciones vanguardistas cuyas teorías forman la exhibición) y algo visible, sin una estructura fija (las obras producidas en la última década). Con este paradoja, en limbo entre un pasado que construía el futuro y un presente que constituye la actualidad, “La última primera década” duplica la idea de vuelta y salida, de anticipación y retrospección, formada por la vanguardia.

La histórica vanguardia representa el movimiento fundador del arte contemporánea, un estado de paroxismo que dió una importancia central a la conexión entre el arte y la vida. Durante la mitad del siglo XX, el movimiento neo-vanguardia se apropió de la herencia de vanguardia, a través de la relación del trauma y la reinscripción de la orden simbólica.

Al principio del siglo XXI, nos enfrentamos con una contemporaneidad que parece invertir la idea vanguardista. Con el cambio de ética a estética y el comienzo de un esteticismo global, estamos frente a una cuestión política acerca de como el arte puede continuar a conectarse con la realidad. En este contexto y con las teorías vanguardistas en el fondo, el arte de los últimos 10 años emerge como una re-apertura de la simbología con la que se identifica. La exposición acentúa las paradojas creados por esta confrontación y desafía al espectador de interpretarlas de su propia manera.

Artistas participantes en la muestra: Ignasi Aballí, Adel Abdessemed, Eija-Liisa Ahtila, Slater Bradley, Olaf Breuning, Pedro Cabrita Reis, Sophie Calle, Rui Chafes, David Claerbout, Tatjana Doll, Jimmie Durham, Gardar Eide Einarsson, Olafur Eliasson, Elmgreen & Dragset, Rodney Graham, Mona Hatoum, Kiluanji Kia Henda, Candida Höfer, Roni Horn, Pierre Huyghe, Angel Ihosvanny, José Iraola, João Maria Gusmão e Pedro Paiva, Zoe Leonard, Glenn Ligon, Sarah Lucas, Ryan McGinley, Aleksandra Mir, Muntean/Rosenblum, Nick Oberthaler, João Onofre, Catherine Opie, Gabriel Orozco, Raymond Pettibon, Jack Pierson, Richard Prince, Gonzalo Puch, Julião Sarmento, Collier Schorr, Steven Shearer, Andreas Slominski, Dash Snow, Hiroshi Sugimoto, João
Tabarra, Wolfgang Tillmans, João Pedro
Vale, Adriana Varejão, Júlia Ventura, Yonamine

Fuente: Ellipse Foundation Contemporary Art Collection

Título de la exposición: “The Last First Decade”
Sede: Ellipse Foundation Contemporary Art Collection
Ciudad: Cascáis
País: Portugal
Fechas: Del 30 de abril al 18 de diciembre de 2011

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario