Se inaugura en la Tate Modern de Londres “Joan Miró: The Ladder of Escape”, que estará abierta al público hasta el próximo 11 de septiembre

Este martes por la mañana se ha presentado a la prensa en Londres la exposición “Joan Miró: The Ladder of Escape” (“Joan Miró: la escalera de la evasión”) que podrá verse en la Tate Modern hasta el próximo 11 de septiembre . La inauguración oficial tendrá lugar esta noche en un acto en el que participarán el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, y el consejero de la Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares, Albert Moragues.

Imagen de la exposición de Miró “The Ladder of Escape”, en la Tate Modern de Londres. © Institut Ramon Llull.

La exposición es la mayor retrospectiva sobre el artista catalán que se ha hecho en la capital británica en los últimos 50 años y ha sido comisariada por Matthew Gale, Marko Daniel y Kerryn Greenberg, con la colaboración de Teresa Montaner, conservadora jefe de la Fundación Joan Miró de Barcelona. La han organizado conjuntamente la Tate Modern y la Fundació Joan Miró de Barcelona, y cuenta con el apoyo del Institut Ramon Llull (IRL).

“Joan Miró: The Ladder of Escape” quiere analizar el contexto en que Miró produjo su obra, remarcando su compromiso político, según explicó el director de la Tate Modern Chris Dercon. También el director del Institut Ramon Llull, Vicenç Villatoro, se ha centrado en este aspecto en los parlamentos de esta mañana: “Miró es probablemente una de las más altas expresiones de nuestra cultura. Catalán, arraigado en Baleares, su obra nace en diálogo y en contraste con la tradición cultural catalana (…) Nos satisface especialmente el enfoque, radicalmente innovador, que esta exposición propone sobre la obra de Joan Miró. Se trata de un punto de vista que acerca a su tierra y a su compromiso político con la libertad de los pueblos. “Joan Miró: The Ladder of Escape” revela, finalmente, lo que muy pocas veces se ha revelado, fuera de Cataluña, sobre el artista: que su obra tiene un componente cívico y político, que es una respuesta contra la opresión de su pueblo y contra el totalitarismo y una reivindicación de las raíces desde la más rabiosa contemporaneidad”.

Villatoro también se refirió al legado cultural de Miró y del contexto del que forma parte. “Ciertamente”, ha declarado, “la figura de Miró no necesita ningún apoyo añadido para su proyección en el mundo. Pero la cultura catalana sí necesita la figura de Miró para decir al mundo que la matriz cultural donde nació esta obra, la tradición a la que pertenece, es rica y está viva. Miró no nos necesita, pero nosotros necesitamos a Miró para decir que la cultura catalana de su tiempo y el actual, a través de la pintura, de la literatura, de la plástica, de las artes escénicas, son herramientas válidas para participar en el debate de las culturas del mundo, para expresar el mundo moderno y contemporáneo “. En este sentido, recordó que paralelamente a la muestra el IRL ha organizado un ciclo cultural que, bajo el nombre de Miró & Catalan Culture, llevará al Reino Unido una degustación de la creación actual en Catalunya y las Islas Baleares en música , teatro, danza y artes visuales.

Por su parte, el consejero de Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares, Albert Moragues, ha remarcado que “estamos ante el gran pintor de Mallorca” apuntando que “más de la mitad de las obras que se exhiben son producidas en Mallorca “.

Joan Punyet Miró, nieto del artista, se ha mostrado especialmente emocionado y satisfecho ya que según explicó “la mayoría de exposiciones que se habían hecho hasta ahora mostraban un Miró más trivial, centrándose en las estrellas, los colores, etc. Pero nadie iba más allá, a lo que hay detrás de los símbolos y los iconos. Mi abuelo era un hombre comprometido y esta exposición retrata aquel Miró revolucionario y comprometido con la libertad y la democracia “.

A la presentación de esta mañana también ha asistido el secretario general de Cultura de la Generalitat, Xavier Solà.

“Joan Miró: La escalera de la evasión” recoge 161 obras del artista, 87 de las cuales han sido cedidas por la Fundación Joan Miró de Barcelona. Después de Londres, la muestra viajará a la Fundación Miró de Barcelona (a partir de octubre) y a la National Gallery of Art de Washington (en mayo de 2012).

Paralelamente a la exposición que podrá verse en la Tate Modern durante seis meses, el Institut Ramon Llull ha organizado un ciclo de actividades culturales en Londres: una serie de artistas catalanes y baleares participarán en el programa “Miró & Catalan Culture”, que incluye danza, teatro, música y artes visuales.

Fuente: Institut Ramon Llull

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario