Jodie Dinapoli: “Mi experiencia con el Cervantes ha sido muy positiva”

Jodie Dinapoli se trasladó a Nueva York en 2005 para llevar a cabo una estancia en el MoMA, a raíz de esa experiencia pasó por el PS1 y el Brooklyn Museum, así como por varias galerías de arte y otras organizaciones. Dinapoli se formó en Historia del Arte en la Universidad de Valencia y continuó su formación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde comenzó una investigación centrada en la participación de las mujeres en los movimientos artísticos de vanguardia en América Latina.

(C) Jodie Dinapoli

En la actualidad trabaja en No Longer Empty (NLE), donde forma parte del equipo de comisarios y dirige la programación de eventos que acompañan las exposiciones. “Con NLE he trabajado como  comisaria de varias muestras y  he podido poner en práctica y explorar  varias ideas sobre el espacio expositivo alternativo que me inquietaban. También he trabajado con artistas de diferentes nacionalidades en proyectos muy distintos en espacios diferentes y en varios barrios de la ciudad”.

Dinapoli es también la creadora del proyecto Eléctrica en el Instituto Cervantes de Nueva York, una propuesta que muestra el resultado de colaboraciones entre artistas  y profesionales de diversos  ámbitos  cuyo vínculo común es la ciudad de Nueva York. “La primera muestra Eléctrica IC-11 (nombre que deriva de un prototipo o modelo de un aparto electrónico) se apropia de  la galería y jardín del Instituto Cervantes en  Midtown. He seleccionado los participantes, entre los que hay escritores, expertos en publicidad y artistas de varias nacionalidades, para que inicien una  colaboración”.

Dinapoli comenta que uno de los elementos más interesantes de este proyecto es que destaca el proceso creativo, explora el trabajo en equipo y las dinámicas que se generan en la colaboración entre los creadores. “Este aspecto se percibe por ejemplo en la instalación de Ryan v. Brennan y Mar Gómez Glez compuesta por un balancín que determina la fluidez del diálogo”. En la instalación, compuesta por un balancín real en medio de dos monitores, el público construye una conversación activando alternativamente uno y otro vídeo a través de la propia acción del juego.

Dinapoli, que actualmente desarrolla la gestión de exposiciones en el ámbito neoyorquino y latinoamericano afirma que con la institución española con la que más ha trabajado es El Instituto Cervantes “mi experiencia con el Cervantes ha sido muy positiva.  Estoy muy contenta de que el inicio del camino  del proyecto “Eléctrica” empiece en esta sede”.

Eva Mendoza Chandas

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario