Asier Mendizabal mostrará cuatro obras en la exposición principal de la 54ª Bienal de Venecia

Cuatro obras del artista vasco Asier Mendizabal formarán parte de la exposición central de la 54 edición de la Bienal de Venecia que se celebrará del 4 de junio al 27 de noviembre. La presencia del artista de Ordizia en la prestigiosa exhibición de arte contemporáneo cuenta con el apoyo del Instituto Vasco Etxepare y Acción Cultural Española (AC/E).

El artista Asier Mendizabal con la consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Blanca Urgell, y la directora del Instituto Vasco Etxepare, Aizpea Goenaga.  Imagen cortesía de IVE.

En su edición número 54, la Bienal de Venecia contará con la participación del artista vasco Asier Mendizabal (Ordizia, Gipuzkoa, 1973), que expondrá sus obras “Soft Focus”, “Hard Edge”, “(Benta-Haundi)” y “Signals, Calls and Marches” en la exposición principal de la exhibición. La muestra lleva el título de “ILLUMInazioni” (“ILUMInaciones”) y ha sido concebida bajo la dirección artística de la crítica de arte suiza Bice Curiger.

Las obras del artista de Ordizia son parte de un itinerario singular, conformado por piezas de 83 artistas de todo el mundo, que invita a reflexionar sobre la identidad, el diálogo entre naciones y el arte en un mundo globalizado.

Asier Mendizabal, que cuenta con el apoyo del Instituto Vasco Etxepare y Acción Cultural Española (AC/E), es el único artista de España seleccionado para participar en la exposición central internacional “ILLUMInazioni”. Además de esta muestra organizada por la propia Bienal de Venecia, en esta edición 89 países contarán con un pabellón propio en el que mostrar lo más destacado de su arte contemporáneo.

Para mostrar este apoyo más de cerca, la consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Blanca Urgell, y la directora del Instituto Vasco Etxepare, Aizpea Goenaga, han visitado esta mañana la exposición “ILLUMInazioni” acompañadas por el propio artista. Goenaga y Urgell también han visitado otros pabellones, entre ellos los de Cataluña, España y Andorra, y han participado en diversos actos con representantes institucionales y culturales.

La directora del Instituto Vasco Etxepare, entidad para la difusión exterior del euskera y la cultura vasca, ha destacado el “alto nivel” de los creadores vascos, que se ve “reflejado con fuerza” en el arte contemporáneo. Así lo demuestra el hecho de que Asier Mendizabal haya sido invitado a participar en la exposición central de la 54 edición de la Bienal de Venecia en el que compartirá espacio con un selecto grupo de 82 artistas de todo el mundo.

Asimismo, ha resaltado que el trabajo del Instituto “está dando ya sus primeros frutos en el ámbito de la internacionalización de nuestro arte”. Muestra de ello son la participación del cine vasco, con una sección propia, en el Festival de Cine de Guadalajara (México), la exhibición de cortometrajes vascos en el Festival de Cortometrajes de Bruselas o la presencia de Bernardo Atxaga en el festival literario Passaporta, entre otras actividades.

Por su parte, la consejera de Cultura del Gobierno Vasco ha recordado que la Bienal de Venecia es “un acontecimiento artístico de primer orden” y “una de las exhibiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo” en el que creadores “de talla internacional” exponen sus propuestas. “El hecho de que un artista vasco del nivel de Asier Mendizabal nos represente es algo de lo que sentirse orgullosos”, ha declarado Urgell.

Mendizabal expondrá en los jardines de la Bienal sus obras “Soft Focus”, “Hard Edge” , “(Benta-Haundi)” y “Signals, Calls and Marches”. La primera, creada en 2010 y expuesta, hasta mayo, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, se compone de 80 diapositivas que reproducen el inventario del Museo Etnográfico de San Telmo, que la editorial La Gran Enciclopedia Vasca encargó al fotógrafo Sigfrido Koch en 1976. La reproducción se ha manipulado con la veladura del filtro difusor, o soft focus, un rasgo de estilo de los paisajes y retratos idealizados que hacía Koch. En este caso, el artista alude a cuestiones recurrentes en su obra: los problemas de la representación de la identidad, de la etnografía como disciplina y de su relación siempre conflictiva con la fotografía y el documento.

“Hard Edge” consta de tres piezas de DM (aglomerado elaborado con fibras de madera) repartidas en distintos espacios de la Bienal y resueltas escultóricamente reproduciendo un gesto de sustracción. Se gesta en un contexto muy estudiado: el término del título denomina, genéricamente, un lenguaje que se caracteriza por composiciones geométricas de bordes nítidos. Fue acuñado por un grupo de pintores californianos, y fue también el título de una muestra en la galería Denise René de París en 1964. El Equipo 57 (grupo formado por Néstor Basterretxea y Agustín Ibarrola, entre otros) expuso por última vez en ese mismo año en esa galería.

Todo ello crea un contexto del cual surge un rasgo formal que se convertirá en síntoma: en contra de la rigidez analítica del lenguaje abstracto, aparece un gesto que lo desestabiliza e insiste en conceptos como la activación y dinamización del espacio y la estructura. La dimensión performativa que ello aporta, y que afirma que la subjetividad del artista interviene mediante un gesto severo en las formas geométricas, es invocada en “Hard Edge” como elemento simbólico, tal y como explica Asier Mendizabal.

Ahondando en la misma problemática sobre la condición de la escultura, ‘(Benta-Haundi)’ propone, mediante una escultura y tres fotos de pequeño formato, una reflexión en torno a la escultura abstracta. Basada en la escultura de Oteiza ubicada en Benta-Haundi, Mendizabal relaciona mediante un ejercicio formal la propia escultura de Oteiza y su historia, para mostrar cómo una pieza abstracta, ajena, en principio, a una función metafórica, es sometida a un proceso de simbolización cuando pasa, mediante un gesto del escultor, a representar un hecho histórico traumático.

Por último, Mendizabal presenta “Signals, Calls and Marches”, una pieza sonora en la que se escucha una serie de improvisaciones de batería. Esta pieza tiene la particularidad de haber sido instalada en el pabellón encargado por la Bienal al artista norteamericano Oscar Tuazón.

Asier Mendizábal estudió Bellas Artes en la Universidad del País Vasco (1996) y obtuvo una beca de residencia en de-Ateliers, en Ámsterdam, en el año 2000. Ha estado presente en importantes exposiciones colectivas –”Cine y Casi Cine” (Museo Reina Sofía, 2003); “Después de la noticia” (CCCB, Barcelona, 2003); “Manifesta 5” (San Sebastián, 2004)–, y su primera exposición individual fue en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) en 2008. En 2010 obtuvo el premio Ojo Crítico de Artes Plásticas. Actualmente vive y trabaja en Bilbao.

Fuente: Instituto Vasco Etxepare

Título de la exposición: “54ª Exposición Internacional de Arte -Bienal de Venecia”
Sede: Jardines del Arsenale
Ciudad:  Venecia
País:  Italia
Fechas: Del 4 de junio al 27 de noviembre de 2011

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario