La National Gallery de Washington organiza junto a la Fundación Carlos de Amberes “La Invención de la gloria. El rey Alfonso V y los tapices de Pastrana”

Los cuatro tapices de Pastrana viajan por primera vez a Estados Unidos, tras haber recuperado su esplendor en la Manufactura De Wit (Malinas, Bélgica), y sido admirados por más de 150.000 personas en los Musées Royaux d’Art et d’Histoire de Bruselas, el Palacio del Infantado de Guadalajara, el Museo de Santa Cruz de Toledo, el Museo de Arte Antiga de Lisboa, y la Fundación Carlos de Amberes en Madrid. Esta institución española, cuyo fin fundacional es fomentar los vínculos entre España y las antiguas diecisiete provincias de Flandes, ha recibido uno de los Premios Europa Nostra 2011 por el proyecto de conservación y difusión de los tapices de Pastrana.

Fragmento de uno de los tapices expuestos en la National Gallery de Washington. Imagen cortesía de la Fundación Carlos de Amberes.

En una época en la que los tapices solían retratar escenas religiosas o mitológicas, los tapices de Pastrana fueron encargados como un reportaje a todo color sobre la conquista por Alfonso V de Portugal (1432–1481) de las plazas del norte de África: Arcila y Tánger. Esta espectacular crónica bélica de lana y seda se representa en cuatro tapices flamencos del siglo XV que miden cada uno más de 10 metros de largo por 4 de alto: “El Desembarco de Arzila”, “El Cerco de Arzila”, “El Asalto de Arzila”, “La Toma de Tánger”, “El Viaje a Tánger” y “La Entrada Triunfal en Tánger” (31 de agosto de 1471).

Por su extraordinaria calidad y estilo, los expertos afirman que fueron realizados, entre 1475 y 1480, bajo la dirección de Passchier Grenier, el más prestigioso comerciante de tapices de Tournai en la época: un solo tapiz de estas características costaba el precio de tres carabelas.

Soldados moros y cristianos, armas, escudos y estandartes, barcos y edificaciones… los tapices son un estallido estético y evocativo de colores en los que destacan las figuras del rey Alfonso V de Portugal, apodado El Africano por esta hazaña, y de su hijo el príncipe Juan.

Vencedores y vencidos quedan reflejados en actitudes ajenas al triunfalismo o a la humillación, sin exasperaciones ni merma de la dignidad. Pero sigue sin desvelarse el misterio de quién hizo el costoso encargo, ni cómo llegaron a España. Las leyendas son diversas y ninguna puede darse por cierta: podrían haber sido tomados como botín tras la derrota de Alfonso V en la Batalla de Toro, o regalados personalmente por el monarca luso al Cardenal Mendoza, valedor de Juana la Beltraneja, esposa de Alfonso V.

Lo cierto es que pasaron a ser propiedad de la familia Mendoza, y llegaron a la Colegiata de Pastrana en el siglo XVII, cuando la heredera de los estados y título ducal del Infantado, doña Catalina Gómez de Sandoval y Mendoza, se casó con el cuarto Duque D. Rodrigo Silva. Al no disponer en el palacio de suficiente espacio para colgarlos, el matrimonio los legó a la Colegiata de Pastrana con la condición de que se sacaran cada año a las calles con motivo de la procesión del Corpus Christi. Este deseo se cumplió hasta la época de la Segunda República.

En los años treinta los paños, que se encontraban en la Fábrica Nacional de Tapices (actual Real Fábrica de Tapices) para su restauración, fueron trasladados a Ginebra junto con otras importantes obras del Patrimonio español (la colección del Museo del Prado, los tapices de las Descalzas Reales de Madrid), donde se mantuvieron a salvo durante la Guerra Civil. En 1950 fueron devueltos a Pastrana. Allí estuvieron expuestos hasta su redescubrimiento por la Fundación Carlos de Amberes y allí volverán tras su gira americana, una vez acondicionadas las instalaciones de la Colegiata de Pastrana.

La Fundación Carlos de Amberes quiere ahora impulsar un proyecto de investigación para elucidar algunos de las enigmas que plantean los orígenes y las andanzas de estas obras excepcionales.

La National Gallery of Art y el Meadows Museum, junto con la Fundación Carlos de Amberes, han publicado un catálogo ilustrado en inglés editado por Ediciones El Viso.  Esta reedición del catálogo de los tapices de Pastrana que se había publicado en español, portugués e inglés, incluye textos de Miguel Ángel Aguilar, presidente de la Fundación Carlos de Amberes; Miguel Ángel de Bunes Ibarra, del Instituto de Historia – Centro Superior de Investigaciones Científicas, Yvan Maes De Wit, conservador de la Manufactura De Wit, António Filipe Pimentel, director del Museu Nacional de Arte Antigua (Lisboa), Dalila Rodrigues, historiadora del arte y Donald J. La Rocca, conservador del departamento de armas y armaduras en el Metropolitan Museum (Nueva York).

Después de su paso por National Gallery of Art (Washington) los tapices se expondrán en el Meadows Museum (Dallas) del 5 de febrero al 5 de mayo de 2012. La muesta cuenta con la colaboración de la Embajada de España en Estados Unidos Spain-USA Foundation, Embajada de Portugal en Estados Unidos, Embajada de Bélgica en Estados Unidos, Embajada de Marruecos en Estados Unidos, la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Pastrana), el Gobierno de España, el Gobierno de Portugal – Ministerio de Asuntos exteriores, Instituto Camões y el Gobierno de Bélgica – Ministerio de Asuntos Exteriores.

Fuente: Fundación Carlos de Amberes

Título de la exposición:  “La Invención de la gloria. El rey Alfonso V y los tapices de Pastrana”
Sede:  National Gallery de Washington
Ciudad:  Washington
País:  Estados Unidos
Fechas: Del 18 de septiembre de 2011 al 8 de enero de 2012

de la gloria.
El rey Alfonso V y los tapices de Pastrana.

Los tapices de Pastrana en La National Gallery of Art, Washington (Estados Unidos)

ices de Pastrana.

Los tapices de Pastrana en La National Gallery of Art, Washington (Estados Unidos)

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario