La Real Sociedad Fotográfica practica el “Intercambio de miradas” en la galería PlaceM de Tokio

Hasta el 17 de septiembre puede verse en la galería PlaceM de Tokio la exposición “Intercambio de miradas”,  una exposición que es la continuación del proyecto “Madrid – Tokio, Intercambio de Miradas” que se inauguró en el marco de PHE en Madrid, con la exposición de 15 fotógrafos de la galería japonesa. En la exposición participan los fotógrafos socios de la RSF: Adrian Domínguez, Álvaro Suarez, Angelica Suela de la Llave,  Belinda Soto, Carlos Fernández, Emilia Valencia, Enrique Sanz, Isabel Munuera, Juan Aballe, Juan Baraja, M Antonia García, Manuel Vázquez, Marco Sanz, Osvaldo Cipriani, Pepe Castro, Pepe Frisuelos, Pepe Santos Mingot, Pilar Pequeño, Ricardo Garrido y Rubén García.

Imagen perteneciente a la exposición “Intercambio de miradas”.  © Manuel Vazquez

La iniciativa de este proyecto surge en el seno de la junta directiva de la Real Sociedad Fotográfica, que tiene entre sus objetivos difundir el trabajo de sus socios más allá de los límites de la ciudad que la alberga y de realizar intercambios fotográficos con asociaciones e instituciones de España y de otros países. En un viaje a Japón, realizado a principios de este año por el vocal de la Junta y luego comisario de la exposición, Ricardo Garrido, se trasladó la propuesta a esta asociación, siendo inmediatamente aceptada y perfilada con los responsables de PlaceM.

El proyecto consiste en dos exposiciones fotográficas de trabajos de autor,  a realizar una en la galería de la Real Sociedad Fotográfica en Madrid en el marco de Photoespaña 2011, y otra en la galería de la asociación Place-M en Tokio. Las exposiciones, presentan el trabajo de 15 y 20 fotógrafos respectivamente miembros de ambas asociaciones. Cada exposición cuelga una fotografía por autor y al mismo tiempo presenta un portfolio con la serie en que se enmarca la obra.

Según Ricardo Garrido, el comisario, “ ni los españoles hablamos japonés ni los japoneses hablan español, a no ser que lo estudien. Parece una afirmación muy obvia y, sin embargo, cuando lo aplicamos al lenguaje fotográfico, las imágenes no se traducen, es como si todos diéramos por sentado que la forma de fotografiar y de leer las fotografías en español y en japonés fuesen iguales, pero no es así. Durante mi estancia en Japón, he descubierto un país lleno de símbolos; el número 4 tiene connotaciones de muerte, el 8 de abundancia, la nube de verano, la libélula de otoño, la grulla, la rana, el ciruelo y el bambú son símbolos de buena suerte, el besugo  de celebración, los lóbulos de las orejas y un lunar en la mano de riqueza… también la forma de entender y de componer una fotografía está basada en referencias culturales, en el marco social y en la educación”.

“Tampoco los colores se ven de la misma forma, en Japón, se dice que la luna es amarilla, que un enfermo se pone azul, que el sol es rojo y que la manzana que aún no está madura está azul. Lo mismo ocurre con los sonidos; la oveja bala “mee”, la rana croa “kero-kero”, el cerdo gruñe “buu-buu” y un estómago hambriento suena “peko-peko”, añade Garrido.  “En cuanto a la sociedad japonesa podemos apuntar que es de mala educación decir directamente “no”. La gente se muestra en sociedad actuando de la manera que se espera de ellos, a esta forma aparente de ser, se le llama “tatemae”, y a la forma realmente de ser “hone”. Son muchos los fotógrafos japoneses que han hecho de la búsqueda del “hone” su tema principal de trabajo.  La misma palabra “fotografía” alberga diferentes significados, en español significa “escribir con luz”, mientras que en japonés la palabra para denominar fotografía es “sashin”, que significa reflejo de la realidad.  Cuando descubrí la asociación PlaceM, tuve la suerte de ir un sábado por la tarde, que es cuando los maestros fotógrafos se reúnen para revisar las fotos de los alumnos, y explican por qué consideran unas fotos buenas y otras no. Desde una esquina y atendiendo a estas explicaciones, comprendí que esta forma de mirar y leer fotografías era muy diferente a lo que había aprendido en mi país”.

Tanto la Real Sociedad Fotográfica como la asociación Place-M albergan fotógrafos de diferentes disciplinas, en ambas gran parte de sus miembros tienen una línea de trabajo bien definida y han expuesto de forma individual. “Es natural y enriquecedor en cualquier medio artístico querer mirar y ser mirados, especialmente fuera de nuestras fronteras, donde se descubren puntos de vista completamente diferentes”, concluye Garrido.

Fuente: Real Sociedad Fotográfica

Titulo del evento: “Intercambio de miradas”
Sede: Galería M2
Ciudad Tokio
Pais: Japon
Fechas: Del 29 de agosto al 17 de septiembre 2011


 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario