Nerea Goikoetxea, directora de proyectos de La Fábrica: “Creo en África es un proyecto por el momento pequeño pero verdadero”

Nerea Goikoetxea nació en Bilbao en 1979, y llegó a Madrid en el 2002, recién licenciada en Humanidades por la Universidad de Navarra. Estudió fotografía profesional y al mismo tiempo hizo un par de masters en gestión cultural. Ha trabajado en la administración pública y en empresas privadas en proyectos culturales. En la actualidad es directora de proyectos de La Fábrica, empresa organizadora del festival PHotoEspaña. 

Trabajando en gestión cultural se dio cuenta de lo débil que era el sector fotográfico en España y lo regular que estaba articulado en comparación con otros países, pese a tener una historia de la fotografía muy interesante. Así que de manera natural creó en 2008 ENCONTEXTO, Encuentro para la reflexión de la fotografía en España, un lugar donde fotografía y gestión se cruzan.

La semana pasada presentó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, dentro del programa de la Semana de la Coooperación organizada por la AECID, Creo en África, un proyecto de La Fábrica que pretende fomentar el encuentro, el intercambio y la creación entre jóvenes creadores emergentes españoles y el potencial tejido creador de diferentes países del continente africano.

– ¿Crees que ha progresado la institucionalización de la fotografía artística en España?

Mi opinión como gestora cultural es que efectivamente en los últimos años ha habido una apuesta destacada por el sector fotográfico artístico en España, pero que sin embargo ha llegado tarde y continúa siendo insuficiente.

– Aparte de La Fábrica, ¿hay muchas entidades en España que hayan contribuido a la creación y producción fotográfica? ¿Podrías mencionar las más importantes?

PHotoEspaña es sin duda uno de los proyectos que más ha contribuido a situar España dentro del sector fotográfico en Europa, por su calidad en los contenidos y rigor en la gestión, convirtiéndose en una cita casi obligada en la agenda cultural. En los últimos años la apuesta por la fotografía artística ha generado el surgimiento de nuevos festivales, encuentros, editoriales, colectivos, comisarios y escuelas que están haciendo un gran trabajo, mencionar algunas sería menospreciar el trabajo de tantas otras.

– ¿Cuál crees que es el punto débil (si lo hay) en el panorama de la fotografía artística actual española?

La falta de internacionalización de la fotografía española, casi desconocida fuera de nuestras fronteras y llena de estereotipos.

– ¿El Proyecto Creo en Africa responde a alguna inquietud personal propia?

Como gestora cultural vocacional, sería incapaz de trabajar sin sentir que los proyectos responden a inquietudes personales. Trabajar en cultura requiere de muchísimo rigor con grandes dosis de entusiasmo.

– ¿Qué aspecto del Proyecto Creo en Africa mejorarías o cambiarías?

Creo en África es un proyecto por el momento pequeño pero verdadero, que permite un encuentro real y estimulante entre jóvenes españoles y africanos, en territorio africano. Actualmente estamos trabajando para conseguir que el proyecto crezca y permita un viaje de vuelta, es decir, una vez hecho el viaje de ida con jóvenes españoles al país de destino, vengan a España jóvenes africanos para realizar ellos un taller o un proyecto personal.

– ¿Hubo una selección para la participación de los alumnos en los talleres? ¿Cuántos participaron?

No hubo selección, todos los interesados pudieron asistir, contribuyendo así la heterogeneidad de los asistentes al desarrollo e interés de los propios talleres. El número de participantes oscilaba alrededor de 7- 10 por cada taller, ya que cada día cambiaba el número.

– ¿Tienen los alumnos, una vez concluido el taller,  los elementos técnicos necesarios para poder aplicar efectivamente la formación que se les dio?

El Centro Cultural de España en Malabo de la AECID cuenta con recursos técnicos que pone a disposición de los usuarios del Centro Cultural y es allí donde pueden acceder a estas tecnologías. No obstante, conociendo las carencias materiales y técnicas que en muchos de los países africanos nos vamos encontrar, los talleres están pensados para fomentar el crecimiento creativo a nivel mental y procesual en el trabajo creativo.

– ¿Se ha previsto hacer algo con el resultado de los trabajos del taller?

Lo importante en los talleres no es tanto conseguir una pieza exhibible sino generar encuentros de intercambio creativo entre dos continentes diferentes.

– ¿Podrías decir un estimado del coste de este proyecto?

En la primera edición el presupuesto con el que hemos contado ha sido de 30.000 euros. Al mismo tiempo este presupuesto se ha nutrido de colaboraciones no económicas también importantes para el desarrollo del proyecto. Estamos trabajando para ampliar el presupuesto y de esa forma conseguir que el proyecto crezca.

– ¿Dónde se pueden ver los trabajos realizados?

En la página web se pueden ver algunos de los ejercicios que se desarrollaron durante los talleres (www.creoenafrica.com).  También están colgadas las bases de la próxima convocatoria que se desarrollará en Mozambique.

Alma Ramas López

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario