Fernando Aramburu se alza con el VII Premio Tusquets Editores en el marco de la 25º Feria Internacional del Libro de Guadalajara

El jurado del VII Premio Tusquets Editores de Novela, presidido por Juan Marsé, e integrado por Almudena Grandes, Juan Gabriel Vásquez, Rafael Reig y, en representación de la editorial, Beatriz de Moura, acordó por mayoría otorgar el premio a la obra “Años lentos”, de Fernando Aramburu (presentada con el seudónimo de Río Lippe).  El fallo se conoció ayer en el marco de la 25ª edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México).

"Fernando Aramburu, Premio Tusquets de Novela"

Foto: © C.P.  Cortesía de Tusquets Editores.

El jurado ha valorado la narración dickensiana de una infancia en los años sesenta en el País Vasco. Alternando las memorias del protagonista con los apuntes del escritor, “Años lentos” ofrece una brillante reflexión sobre cómo la vida se destila en una novela, la mediación y el trasvase entre recuerdo sentimental y memoria colectiva, en una escritura diáfana que, sin embargo, deja ver un fondo turbio de culpa en el marco de la historia reciente del País Vasco.

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es licenciado en filología hispánica por la Universidad de Zaragoza y desde 1985 reside en Alemania. Fue miembro del Grupo CLOC de Arte y Desarte. Considerado ya uno de los narradores españoles más destacados de su generación, con galardones como el Premio Ramón Gómez de la Serna 1997 y el Premio Euskadi 2001, es autor de las novelas “Fuegos con limón” (1996), “Los ojos vacíos” (2000), “El trompetista del Utopía” (2003) —llevada al cine con el título de “Bajo las estrellas”—, “Bami sin sombra” (2005) y “Viaje con Clara por Alemania” (2010). Además, ha publicado las prosas breves “El artista y su cadáver”, el libro infantil “Vida de un piojo llamado Matías” (2004) y los volúmenes de cuentos “No ser no duele” y “Los peces de la amargura”, este último galardonado con el XI Premio Mario Vargas Llosa NH, el Premio Dulce Chacón y el Premio Real Academia Española. Precisamente en esa estela, “El vigilante del fiordo”, su último libro hasta la fecha, ofrece ocho relatos en los que Aramburu, con una escritura tersa e implacable, logra de nuevo sacudirnos con historias memorables, que subrayan lo que de dramático y heroico, pero también de miserable, atroz y absurdo, hay en el alma humana.

Fuente: Tusquets Editores

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario