Corrupción y abuso contra los artistas en ayuntamientos y centros culturales públicos, por la Asociación Madrileña de Críticos de Arte

Los ayuntamientos, centros culturales, instituciones, museos, bancos, cajas de ahorros, etc. suelen pedir con frecuencia a los artistas dinero de alquiler por sus espacios de exposiciones, cuando no una obra de arte para sus fondos, colecciones particulares u otros destinos. Esto no obsta para que llamen política cultural a las actividades de exposiciones de artes plásticas en su seno.

"Casa de Vacas Parque del Retiro"Casa de Vacas, en el parque del Retiro.  Fotografía: Gonzopowers.

Esta actuación anti-cultural es algo más que malas prácticas. Si un ente cultural público dispone de un presupuesto destinado a Cultura y tiene el comportamiento de negocio recaudatorio descrito en el párrafo anterior, esta “anti-política de Cultura” es vergonzante y vergonzosa. Un abuso y una corrupción. La gestión de la madrileña Casa de Vacas en el parque del Retiro es una competencia desleal y un principio para generar confusión general. Es un proceso contracultural, que destroza la igualdad de oportunidades.

Esta es una corruptela o malas prácticas cuando se denomina política cultural a esas actividades oportunamente pagadas vía dinero u obra de arte, lo que equivale en definitiva a permuta, trueque o intercambio de servicios, pero no a política cultural como hace constar en sus programas de avance o de fiestas, como si aquello fuera propio de la liberalidad de la concejalía de Cultura de la Casa Consistorial correspondiente.

Cuando algunos artistas o críticos de arte les advierten de esa mala práctica, la respuesta es fulminar con la mirada, poner la lupa de la desconfianza sobre ellos y terminar por denegar la posibilidad de que vuelvan a exponer en sus salas.

“Todos los ayuntamientos de la sierra madrileña lo hacen” fue la respuesta de un concejal de Cultura de un pueblo de la Comunidad de Madrid, cuando alguien le objetó sobre el asunto. Esto quiere decir que quizás sea conveniente que la Comunidad de Madrid regule un mínimo para evitar los abusos en ese campo, máxime cuando hay concejales o concejalas de Cultura que pretenden elegir el cuadro o escultura para sí el mismo día o al día siguiente de inaugurar la exposición que no va a durar más allá de quince días.

“Señora, déjeme ver al menos si vendo alguna, antes de elegir la obra”, le dijo un pintor de Madrid a una concejala de un ayuntamiento de la sierra madrileña que a la mañana siguiente de la inauguración de la exposición, como señora de horca y cuchillo, se presentó a elegir la pieza deseada. Una exposición en la que el artista debía de vigilarse las horas de apertura y cierre, además de poner el jabón y papel higiénico en el WC porque no se suministraba (lamentamos ponernos escatológicos).

Lo dicho: ¡Un abuso de políticos descarados!

Además, cuando se pide el inventario para conocer el número o los nombres de los artistas que han donado obras, esos ediles municipales de cultura evaden sistemáticamente las respuestas. Son mayoría los artistas que recelan de que las obras de arte “donadas” se encuentren en su totalidad en los fondos municipales.

Ayuntamientos e instituciones cargan así con dureza sobre los artistas plásticos, algo que no suelen hacer con conferenciantes o músicos, por ejemplo, cuando a éstos les pagan a la hora de contratarlos para fiestas, festejos y actuaciones.

La situación se agrava con motivo de la crisis en que vivimos, cuando estamos viendo que espacios como la Casa de Vacas de Madrid, perteneciente al Ayuntamiento de Madrid, se alquila al mejor postor y no siempre al mejor artista. Los ediles han descubierto la ubre del alquiler para ingresar más dinero en las arcas, con lo cual sólo expondrán quienes pueden pagarlo.

Cierto que este tema compete más a las asociaciones de pintores, escultores, artistas y acuarelistas que a la Asociación de Críticos de Arte, pero como el circuito es el mismo y observamos con harta frecuencia estos hechos que se nos antojan injustos, queremos denunciarlos en nuestra página web para que se haga llegar a quien proceda (esperamos la reciprocidad de defensa de los críticos por parte de los artistas cuando proceda).

Otra cosa distinta son aquellos casos en que los artistas, agradecidos o generosos, donen de verdad, sin presión, una obra de arte, “gratis et amore”, a la institución que les ha brindado la oportunidad de exponer; pero exigirlo como se hace, de modo casi sistemático en ayuntamientos y fundaciones denominadas sin ánimo de lucro, nos parece no solo un abuso sino un escándalo que hay que corregir, máxime en tiempos de crisis y extrema necesidad para muchos artistas.

Asociación Madrileña de Críticos de Arte

 
 
 

5 respuestas a “Corrupción y abuso contra los artistas en ayuntamientos y centros culturales públicos, por la Asociación Madrileña de Críticos de Arte”

  1. Pues sí. Hace ya tiempo que vengo detectando que especialmente los artistas plásticos, fotógrafos, escultores, dotamos de contenido la política cultural de muchas instituciones financiandola los propios artistas.

    Con una o dos exposiciones “de peso” al año, intercambio entre instituciones, y la cesión a “artistas emergentes” que han creado esas obras con sus propios recursos, transportado, asegurado, enmarcado, financiado catálogos en muchos casos y pagados sus impuestos además de la cesión gratuita de su obra para ser expuesta y el “impuesto” de la donación de una obra, sale bastante barato anunciar a bombo y platillo el buen hacer y la generosidad de esas instituciones que velan por la salud cultural de sus ciudadanos, proporcionándoles exposiciones de arte contemporáneo y creando fondos de arte públicos.

    Instituciones, recursos culturales, instalaciones, que sin ese “sablazo” a los artistas serían locales vacíos la mayor parte del año.

  2. A mí en Berzosa de Lozoya, comunidad de Madrid, me “aconsejaron” encargar y pagar un catering de 100 euros al restaurante del pueblo para la exposición que iba a realizar en la sala cultural del pueblo. Esta sala se acababa de inaugurar una semana antes y el alcalde ya había pagado un catering para la gente, habiéndose inaugurado la sala sin ninguna obra expuesta. No es tan grave pero es un poco insultante.

  3. Leyendo tu artículo sobre Ayuntamientos y Casas Culturales y he rememorado mis tristes peripecias con La Casa de Vacas, un lugar que hasta ahora era un patio de juegos particular, eso sí un patio sin barrer.-Porque en esa Casa de gestión pública; no barre nadie de momento.
    Desafortunadamente me consta el modo en que en el pasado se han dado exposiciones en ese lugar. Recordarlo me produce hasta rubor.
    Yo tuve suerte, me salvé por los pelos de tanto benefactor del arte.
    Y como en esa Casa en muchas otras, que están gestionadas por tanto desocupado, que creen que esto del Arte es como jugar al Monopoli, ahora me compro esa calle.. ahora se la cedo al de enfrente a cambio de la otra.. a ver si mientras sube la de más allá y hago linea..

    -El artista verdadero produce una melodía entendible por cualquiera. Si uno se acerca un instante y posa sus sentidos en una obra, en el conjunto harmónico de su música, expresada a través de las muchas disciplinas artísticas, de la oratoria clara, de la obra comprometida desde hace siglos con los valores espirituales de nuestro mundo, dadores de energía, precursores de ideas, del color y del sonido, intérpretes tanto de lo intangible como de un sinfín de bienes más.
    Estos bienes están en gravísimo peligro porque no hay prácticamente ningún Punto Limpio donde recalar.

    Nos constan irregularidades en todas partes, falta de independencia de la crítica, manipulación en los concursos, y un montón de impedimentos que hacen que esto sea ya un escándalo.
    El conjunto melódico que han formado esas filas de próceres del Arte es disonante, de espantoso gusto, carece de harmonía y hace que se pisen los pies entre ellos y pisen a todos los que rodean su baile de máscaras, porque bailar ni saben ni van a aprender jamás como no vuelvan a la escuela, a la educación en valores.

    Es el cuerpo de baile más disonante y torpe que se recuerda en toda la Historia del Arte.
    -Y digo torpe porque al dinamitar la creatividad dando paso a tanta mediocridad están taponando la única salida que nos queda en este tiempo tan oscuro.
    Si no se preserva el pensamiento, la idea del bien común, la belleza de las cosas desde su interior-, la buena práctica,¿que vamos a dejarles a nuestros niños?, que clase de legado van a tener?.

    Tomar conciencia de esto en este tiempo de cambio es el único camino que nos queda para que no se derrumbe la casa, la tuya, la vuestra, la de todos.
    Dar paso a los artesanos de valores eternos, intelectuales, artísticos y sociales con una ambición diferente a esta mascarada que pretenden que bailemos, volviendo al equilibrio septenario a la armonía en Puntos Limpios accesibles para todos es completamente necesario para limpiar el aire y esta tierra que pisamos.

    Porque nada hay mas valioso que la claridad de lo Uno.

    Paloma Souto
    14-1-12

  4. Hoy menos sólo que ayer….
    Pensé que el posicionamiento por el que opté hace más de 30 años: “No regalar indiscriminadamente el resultado de mi trabajo artístico, denigrándolo a mercancía para conseguir afectos y favores”, al que he sido fiel hasta ahora, y que no pocas discusiones e incluso enfrentamientos me ha deparado, (sin contar las muchas puertas que se me han cerrado en el camino), por no plegarme a los intereses de “esos”…. “Administradores Culturales” e incluso de las llamadas “Galerías Comerciales” y otro tipo de “Entidades”, sólo por negarme a contribuir como conditio sine qua non a crear unos fondos artísticos inmorales, sangrantes e indignos, pero que eran y es “la norma”.
    Excluido por hacer mi trabajo honrada y dignamente, sangrando en el esfuerzo del día a día y año tras años, poniendo toda la carne en el asador y… solo…, solo de críticos, de galerías, de administración, de apoyo privado, público…. y lo peor…de otros artistas, compañeros e incluso amigos…, para colmo y encima de todo resultaba ser yo un desagradecido…¿egoísta?, por negarme a “regalar” el producto de mi trabajo y mi sacrificio.
    Es injustificable…. ¡¡¡Pedir…!!!, mejor dicho, ¡¡¡Exigir un…canon, un diezmo, un impuesto encubierto, un pago por lo que no es un favor, sino el derecho de un ciudadano (los artistas también gozamos de esta distinción y a lo que parece un dudoso privilegio) a utilizar un espacio que nos pertenece, y que mantenemos con nuestros impuestos, en lo que se refiere, por lo menos, a los espacios públicos!!!…, y además por darle, como sabiamente dice su artículo, y siempre he planteado,….. dar sentido, justificación y contenido a esos espacios expositivos, sin entrar en el valor añadido que aportamos en la justificación de índole económica que supone para algunas entidades la reducción en sus declaraciones por realizar una “obra social y cultural” eso sí,… sin ánimo de lucro, con los dispendios que estas producciones conlleva ante el fisco. No sólo se aprovechan de esto, sino que crean una colección de arte con costo cero,… bueno,… gratis…gratis no es…, sino que la han pagado aquellos artistas que se han plegado a esa práctica (“la de la donación por cojones”); Unos por adocenamiento, otros porque no les interesa dignificar su trabajo y así mismos, como personas/artistas que actúan útilmente para la sociedad, y otros para aumentar su ego con el reconocimiento de sus obras y provocar una revalorización crematística de su “arte” (véase esos curriculums donde un apartado importante es en qué colecciones tienen sus obras). ¡Cualquier día en el curriculum vite se crea un apartado específico donde nos dan el listado de quienes son “sus amigos”!.
    En fin, malo es generalizar… y no siempre es así…, hay algunos casos honrosos…, pero de esos, no estamos hablando porque ellos sí actúan dignamente respecto a los artistas plásticos…
    Por que…, ¿Quién puede recordarnos al último músico, poeta, escritor, cineasta, conferenciante…, que intervino en los espacios (públicos o privados), donde después de su actuación, por la que además han cobrado por su trabajo (como es lógico), y les han facilitado infraestructura, materiales, publicidad y apoyo,… han tenido que regalar; sus partituras, o su instrumento musical, o alguno de sus poemas, textos o parte de ellos, sus videos, etc?
    Pero donde más vergonzoso vemos el disparate, es cuando se pasa directamente de la condición-coacción-sugerencia-conveniencia de la “donación de una obra”, a exigir dinero en metálico para poder exponer en espacios, que por definición son sin animo de lucro como deben ser las Fundaciones. Como ejemplo sirvan la Fundación Gabarrón y Fundación Orenzans en New York, donde además de ponerlo todo el artista debe pagar entre 35.000 y 40.000 dólares por uso del espacio por un mes… (No he logrado todavía cuantificar cuanto se le aporta en subvenciones, etc). Tema este que en los momentos que vivimos, de crisis total, nadie se ha acordado, nadie ha revisado las grandes cantidades que algunas Fundaciones se embolsan, a costa de que otros estén sacrificados, en fin…Hoy me siento menos solo que ayer…, y me reconforta que los críticos sean los que tengan que mostrarnos en la dejadez en la que estamos los artistas plásticos, porque la maquinaria pseudo-cultural ha conseguido que no seamos más que productores de cosas que no valen para nada, pero que sigue siendo prestigioso rodearse de ellas… pero ¿dónde están los ARTISTAS que pueblan este mundo y que son los primeros que tendríamos que dar menos discursos seudo estéticos-explicativos para sostener intelectualmente nuestro trabajo, y sencillamente cargarnos de dignidad y solidaridad con nuestros colegas, otros artistas?,…en fin, y en general con las personas interesadas por el arte, que disfrutan de él y con él,… con naturalidad, con honradez.

    Sotte – 2012

Trackbacks/Pingbacks

  1. politique culturelle française & internationale | Pearltrees - 20 abril, 2012

    […] Lo dicho: ¡Un abuso de políticos descarados! «La corruption et l'abus d'artistes dans les mairies et les centres culturels publics" par l'A… […]

Deja un comentario