“Vogadors / Architectural Rowers”, proyecto ganador del concurso para representar a Cataluña y las Islas Baleares en la Bienal de Arquitectura de Venecia

El proyecto “Vogadors / Architectural Rowers” (Remeros / Remeros arquitectónicos) de Jordi Badia y Félix Arranz representará a Cataluña y las Islas Baleares por primera vez en el marco de la Bienal de Arquitectura de Venecia. Este proyecto ha resultado seleccionado por unanimidad por el jurado que nombró el Instituto Ramon Llull y que ha hecho público su veredicto este miércoles. Esta propuesta ha sido escogida de entre los 5 finalistas que fueron seleccionados el pasado 9 de enero.
Vista de la exposición desde el fondo de la nave. Una gran mesa lineal rocogerá imágenes y objetos de las obras seleccionadas, contrastando con una gran imagen de cada uno de los proyectos.  Cortesía de Institut Ramon Llull.

El jurado estuvo presidido por Jordi Garcés, ganador del premio FAD 1991 por el pabellón de la Vall d’Hebron, y formado por Lluís-Xavier Comerón, decano del Colegio de Arquitectos de Cataluña, Joan Morey, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares, Fernando Marzá, arquitecto y vocal del Colegio de Arquitectos de Cataluña, Miquel Vadell, arquitecto y responsable de la oficina de concursos del Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares; Marta Valle-llossera, arquitecta y directora de la Escuela COAIB, Marta Malé, arquitecta y directora en funciones del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña; Daniel Giralt-Miracle, crítico e historiador del arte; y Àlex Susanna, director adjunto del Institut Ramon Llull. Anna Giralt, coordinadora de gerencia del Institut Ramon Llull, fue la secretaria.

En la presentación del proyecto ganador, el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha destacado que la presencia en la Bienal de Arquitectura “expresa el compromiso de la cultura catalana con la arquitectura catalana y su visibilidad internacional. La arquitectura es una expresión genuina de la cultura catalana. Internacionalizar no es una expresión estética, sino que es la expresión profunda de la necesidad de que nuestros sectores se relacionen con los escenarios internacionales”.

El director del IRL, Vicenç Villatoro, ha destacado que “este es un proyecto emblemático para el Institut Ramon Llull, ya que recoge algunos de sus objetivos esenciales manteniendo la tenacidad en la presencia en escenarios internacionales bien iluminados”. Por su parte, el director adjunto, Àlex Susanna, recordó que se presentaron a concurso un total de 45 propuestas y ha destacado la unanimidad del jurado a la hora de seleccionar la propuesta de Jordi Badia y Félix Arranz como ganadora. Susanna ha avanzado también que el pabellón de Cataluña y las Islas Baleares “será un espacio de unos 350 metros cuadrados, ubicado en la Via Garibaldi, entre los Giardini y el Arsenale, una zona muy concurrida durante la Bienal”.

Jordi Garcés, presidente del jurado, ha avanzado que “se fijan en el trabajo de 8 despachos jóvenes, y por tanto en obras bastante iniciales siguiendo, como ellos advierten, sus propias inclinaciones. Y a partir de ahí, partiendo de lo particular hacia lo general, formulan su tesis”.

Jordi Badia ha explicado que con su propuesta “intentamos explicar que aquí tenemos una manera nueva de hacer arquitectura, que a su vez liga con una tradición que trabaja con un enorme respeto por el entorno y el usuario. Esta manera de hacer también la encontramos en ejemplos internacionales, y por eso queremos situar la arquitectura de nuestra casa en el debate internacional “. Félix Arranz ha explicado que su tesis parte de “una elección de estructuras aparentemente sencillas que son producto de lo que han conseguido las escuelas de arquitectura de nuestro territorio y que explican cómo se consigue, a partir de herramientas y sistemas profesionales muy sofisticados, llegar a esta sencillez “.

Vista de la entrada a la exposición, con la lámpara de Coderch como símbolo de muchos de los valores compartidos: economía de medios y material cálidos y expresivo. Cortesía de Institut Ramon Llull.

Proyecto ganador del concurso convocado para participar en la Bienal de Arquitectura de Venecia:

“Vogadors / Architectural Rowers.  Catalan & Balearic Threads: hard materiality for a permeable architecture”

Este proyecto destaca la importancia de una arquitectura austera basada en el respeto al entorno y  a los usuarios. Para desarrollarlo, el equipo de comisarios se inspira en el mar Mediterráneo, que separa y une a la vez Cataluña y las Islas Baleares, y toma como punto de partida una frase de Jorge Oteiza que dice:

“Quien avanza creando algo nuevo, lo hace como un remero, avanzando hacia adelante, pero remando de espaldas, mirando hacia atrás, hacia el pasado, hacia lo existente para poder reinventar sus claves”.

El objetivo es mostrar que este tipo de arquitectura no es únicamente la respuesta automática a una situación de crisis económica, sino que se trata de una tendencia cultural y estética que entronca con toda una tradición intelectual, técnica y social de la arquitectura catalana y balear, que se ha mantenido incluso cuando el contexto internacional pedía vías formales y expresivas. Conecta también con tendencias internacionales que ya advertían los excesos de algunos tipos de arquitecturas de los últimos años. Ahora se reconoce la idoneidad gracias al contexto de sensibilidad contemporánea fruto de la actual situación económica y ecológica.

Al mismo tiempo, los comisarios quieren fomentar el debate internacional sobre esta tendencia, e integrar a Cataluña y Baleares como uno de los centros de producción cultural e intelectual de una arquitectura plenamente contemporánea.

Equipo de comisarios:

Félix Arranz (La Rioja, 1961). Arquitecto y editor.

En los últimos años se ha involucrado en diversas tareas de promoción de la arquitectura. A modo de ejemplo, cabe mencionar su labor reciente como director de la XI Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (2011), como director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad San Jorge de Zaragoza (2009-2011 ) y como editor y director de Scalae (2003-act.).

Jordi Badia (Barcelona, ​​1961). Arquitecto y editor.

Jefe del estudio de arquitectura BAAS, articulista del diario AHORA, profesor de la ETSAB (2001-act.) y la ESARQ-UIC (2009-2010) y editor del blog de arquitectura HIC (2009-act. ).

La Bienal de Arquitectura

La Bienal de Arquitectura de Venecia se celebra de forma independiente desde el año 1980 y es un prestigioso referente a nivel internacional. Se organiza cada dos años y se alterna con la de Arte.

Para la 13 ª edición de esta Bienal, que tendrá lugar entre el 29 de agosto y el 25 de noviembre de 2012, la dirección del evento ha designado como comisario el prestigioso arquitecto David Chipperfield.

El tema de este año es “Common Ground”, propuesto por Chipperfield con el objetivo de homenajear a una cultura arquitectónica vital e interconectada que se interroga sobre los territorios comunes, intelectuales y físicos. El comisario quiere también que los proyectos participantes reflejen las preocupaciones, influencias e intenciones que comparten los estudios de arquitectos a nivel internacional.

En la anterior edición (2010) participaron en la Bienal de Arquitectura 53 países y 40 “Eventi Collaterali”. En total, 170.000 personas visitaron la muestra, lo que supone una cifra récord que supera en un 31% la del año 2008.

El Institut Ramon Llull, consciente de la importancia y la proyección internacional de este evento, estará presente en representación de Cataluña y las Islas Baleares para dar soporte a la arquitectura de estos territorios, en una difícil coyuntura para el sector. La propuesta del Institut Ramon Llull será presentada en el marco de los “Eventi Collaterali” de la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Fuente: Institut Ramon Llull
 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario