La revista Eñe dedica su número de primavera a la literatura mexicana

La revista Eñe dedica su 29º edición a México, bajo el título “Viva México”, donde ofrece una visión panorámica de su rica narrativa a través de cuentos de Juan Villoro, Jorge Volpi, Elena Poniatowska, Alberto Chimal, Ignacio Padilla, Mauricio Montiel Figueiras y Alberto Ruy-Sánchez.

Cubierta Eñe 29. Cortesía de la Fábrica editorial.

México es uno de esos países-continente cuyas manifestaciones artísticas no pueden ser reducidas a lo que comúnmente se conoce como “lo nacional”. Desde Sor Juana Inés de la Cruz hasta jóvenes autores que van camino de la consagración como Valeria Luiselli, Yuri Herrera o Julián Herbert, pasando por nombres tan prestigiosos como Juan Rulfo, Octavio Paz o Juan Villoro, la literatura mexicana está compuesta, en realidad, por muchas literaturas. A ellas está dedicado el número 29 de Eñe.

La revista está ilustrada con trabajos de Francisco Toledo (Oaxaca, México, 1940), uno de los grandes nombres del arte contemporáneo y una leyenda viva en su país, por su difusión de la cultura zapoteca. Su obra, que abarca la pintura, la escultura, la cerámica y formas expresivas menos convencionales como las máscaras y los papalotes, se centra en lo que llama la belleza de la naturaleza e incluye animales no precisamente bellos como las iguanas, los murciélagos o los insectos. Su obra forma parte de las colecciones de los principales museos y centros de arte del mundo, como la Tate Gallery de Londres, y en 2006 fue galardonada con el Premio Nacional de Bellas Artes de México.

En las “Tres confusiones cotidianas” de Juan Villoro (Ciudad de México, 1956) es imposible saber dónde termina la crónica autobiográfica y dónde comienza la ficción. Villoro es autor de ficción, cronista, ensayista, autor de libros para niños y traductor de Lichtenberg. En 2004 ganó el Premio Herralde de Novela con “El testigo”.

“Dos cuentos”, de Jorge Volpi (Ciudad de México, 1968) narra, en primer lugar, una curiosa historia de amor, y en segundo, el experimento de Schrödinger con un gato que dio lugar a su famosa paradoja, desde un festivo punto de vista. Volpi acaba de ganar el Premio Planeta-Casa de América 2012 con su novela “La tejedora de sombras”, galardón que se suma a otra decena de reconocimientos internacionales a su obra narrativa tanto en el ámbito de la ficción como del ensayo.

“Canarios” cuenta la relación de una mujer con sus dos animales de compañía: un canto de ternura, tristeza y redención. Su autora, Elena Poniatowska (París, 1932), con una treintena de premios y doctorados honoris causa otorgados en diversos países, es una de las más importantes escritoras en castellano del siglo XX. Sus novelas “La piel del cielo”, “El tren pasa primero” y “Leonora” obtuvieron el Premio Alfaguara de Novela 2001, el Rómulo Gallegos 2007 y el Biblioteca Breve 2011, respectivamente.

Alberto Chimal (Toluca, México, 1970) es un renombrado autor de narrativa breve. Entre sus casi veinte volúmenes de cuentos, destacan títulos como “Siete. Los mejores relatos de Alberto Chimal” (publicado en España por Salto de Página), “83 novelas”, “La ciudad imaginada y otras historias” o “Cinco aventuras de Horacio Kustos / Five Adventures of Horatio Kustos” (edición bilingüe). En “La mujer que camina para atrás”, cuenta una historia de terror que es también de realismo urbano.

Ignacio Padilla (Ciudad de México, 1968) teje y desteje otra historia conocida: la del pollo sin cabeza de los hermanos Olsen, ocurrida hace casi setenta años en el pueblo de Fruita, Colorado, Estados Unidos, en “La balada del pollo sin cabeza”. Con una obra compuesta por unos veinticinco títulos, varios de ellos galardonados con premios internacionales como el Primavera de Novela o el Debate-Casa de América de Ensayo, es autor de “La catedral de los ahogados”, “Amphitryon” o “La gruta del toscano”.

En “Teseo y el minotauro”,  Mauricio Montiel Figueiras (Guadalajara, México, 1968) desafía a Borges al recrear otra vez el mito; el resultado es que a partir de esta Eñe no se podrá evocar el mito sin evocarlo también a él. Autor de narrativa, ensayo y poesía, cuando en 2001 Acantilado publicó en España su novela “La penumbra inconveniente”, en su país era ya conocido como el narrador sutil de “Donde la piel es un tibio silencio”, “Insomnios del otro lado” o “Páginas para una siesta húmeda”.

Alberto Ruy-Sánchez (Ciudad de México, 1951) vuelve a una escena del crimen, tras los pasos del asesinato de Trotski; la clave de su cuento, “El epitafio”, nuevamente está en su singular vuelta de tuerca. Alumno de Roland Barthes y Gilles Deleuze, es escritor, editor y, desde 1988, director de la revista “Artes” de México. En 1987 ganó el premio Xavier Villaurrutia con su primera novela, “Los nombres del aire”, y desde entonces ha publicado una veintena de títulos de narrativa, ensayo y poesía.

Eñe publica una muestra del libro “Poesía III/IV”, obra de Fernando Pessoa. “Los poemas de Álvaro de Campos”, edición bilingüe y anotada de Juan Barja y Juana Inarejos, que Abada editores publicará próximamente. Jordi Doce llevó a  cabo una lectura de los mismos en la pasada edición del Festival Eñe, en uno de los actos más emotivos del Festival. Se trata de una deliciosa selección de poemas de Álvaro de Campos, uno de los heterónimos de Pessoa, que hasta ahora permanecían inéditos en español.

El Diario de Eñe corre a cargo de Guillermo Fadanelli (Ciudad de México, 1963), quien explora en su intenso día a día los abismos de la vida literaria. Fadanelli ganó con su quinta novela, “Lodo”, el Premio Nacional mexicano, y desde entonces suma tres más: “Educar a los topos”,” Malacara” y “Hotel DF”. También es autor de libros de relatos como “El día que la vea la voy a matar” o “Compraré un rifle, así como de ensayo, crónica y aforismos. En 1989 fundó la revista “Moho”, que hoy, además, es una editorial.

El Preestreno viene de la mano del escritor y guionista italiano Francesco Piccolo (Caserta, Italia, 1964). Entre la docena larga de películas que ha escrito destacan “El caimán y Habemus Papam, para Nanni Moretti; “La prima cosa bella y “Mi nombre es Tanino, para Paolo Virzì, o “Caos calmo”, adaptación de la novela de Sandro Veronesi, para Antonello Grimaldi. Como escritor, ha firmado un número similar de títulos, aunque solo se ha traducido al español “Escribir es un tic”, además de “Momentos de felicidad insustancial”, que Anagrama publicará a finales de mayo.

Fuente: La Fábrica editorial

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario