Se publica la edición italiana de “El asesino hipocondríaco” de Juan Jacinto Muñoz Rengel

Una semana después de publicarse en Argentina, Uruguay y Chile se pone a la venta bajo el sello de la editorial Castelvecchi la versión italiana de “El asesino hipocondríaco”, de Juan Jacinto Muñoz Rengel. La novela, que ya ha alcanzado su cuarta edición en unos pocos meses en España (Plaza & Janés), también se publicará próximamente en Francia, Canadá, Turquía y México.

Cubierta de “L´assassino ipocondriaco”. Cortesía de editorial Castelvecchi.

“El asesino hipocondríaco” narra las peripecias del señor Y., el cual debe cumplir su último encargo como asesino profesional. No obstante, debe enfrentarse a un problema: para conseguirlo tendrá que superar un grave obstáculo, y es que no le queda más que un día de vida.

En realidad, el asesino a sueldo que responde a las iniciales M.Y. lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional.

Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio, y estableciendo una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos e imaginarios que torturaron a grandes autores de la literatura universal como Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Molière, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento.

La escritora y periodista Rosa Montero ha escrito sobre el libro:” Una novela originalísima, desternillante e inquietante, con el acierto mayor de un personaje inolvidable: ese protagonista hipocondriaco que parece más grande que la propia vida”.

Fuente: Departamento de comunicación RHM

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario