Dolores Reig: “Vivimos un mundo sobrecargado de estímulos, de cosas que hacer y lo breve parece garantía de que no vamos a perdernos nada, de que tendremos tiempo de todo”


Por Dolores Reig.

Me entrevistaba hace unos días para la revista “SMODA” que se distribuye con “El País”, Angeles Castillo. Aquí os dejo lo que le contesté al completo:

Entrevista a Dolors Reig, psicóloga social y autora de “Socionomía. ¿Vas a perderte la revolución social?” (Deusto)

Ante el auge de la micropoesía, el microteatro, el microrrelato y hasta el microcine, ante el auge de lo micro, lo mini y lo breve, ¿por qué en su opinión hay esta tendencia a lo breve?

Bueno, vivimos un mundo sobrecargado de estímulos, de cosas que hacer y lo breve parece garantía de que no vamos a perdernos nada, de que tendremos tiempo de todo.

¿Sería influencia de la tecnología? Hay quien dice que primero hizo su efecto el zapping y ahora el twitter y demás, ¿nos hemos acostumbrado al pensamiento hiperconcentrado y a las pocas palabras?

Posiblemente zapping, los sms, twitter, sean algunos de los elementos. En todo caso es la cultura visual, surgida también de la evolución tecnológica, la que obliga a mensajes breves que en todo caso acompañen imagen, vídeo, juego, cualquier otro de los formatos “de moda”.

¿Tenemos prisa? ¿Qué le pasa a nuestra sociedad? ¿Ya no hay tiempo para asistir a una obra de teatro entera o leer una novela con todas sus páginas?

No se trata tanto de tiempo como de interés. Cuando son múltiples los productores de cultura, cuando se ha democratizado el acceso a la emisión de mensajes, en la época del denominado “prosumidor” que además de consumir puede producir contenidos culturales, se selecciona de forma muchísimo más estricta a qué novela, obra, película hay que dedicarle tiempo.

¿Podríamos estar hablando también de los efectos de la crisis? ¿Menos y más barato como fórmula para afrontar la mala coyuntura económica?

No termino de ver la relación en ese caso. En todo caso sí es cierto que hay mucho contenido de calidad y gratuito que disfrutar.

¿O se trataría, todo o en parte, de déficit de atención? Demasiadas cosas en la cabeza, sociedad hiperinformada, hiperconectada y en consecuencia, con menos capacidad de prestar atención y sobre todo por espacios largos de tiempo…

Sí, comento en “Socionomía” que en este sentido creo que van las cosas, aunque no tanto en cuanto a menos capacidad sino todo lo contrario. Parece, según la investigación temprana, que nuestras capacidades se están adaptando a la sobreinformación, convirtiendo en posibles formas de multitarea que nunca antes lo fueron para el ser humano. Mucha información, muchos formatos, abundancia de estímulos, pueden significar también, si los vemos en positivo, más posibilidades para aprender, disfrutar, crear, etc. Antes andábamos por el mundo agendando los pocos eventos relevantes a los que asistir, ahora los jóvenes practican la multitarea para poder abarcar el máximo de cosas interesantes que hacer posibles.

¿Tendencia a la comodidad? Lo mini, en principio, lo hace todo más fácil, más digerible…

Creo que se trata más bien de una abrumadora curiosidad que hace que queramos “catar” un poco de cada cosa.

¿Estamos ante el “fast food” de la cultura?

No lo creo, creo que estamos ante la democratización de la producción cultural, lo cual es extraordinario, más oportunidades para todos/as de desarrollar la creatividad, lograr la realización personal y mejorar las cosas en los más diversos ámbitos.

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario