El Centro de Historias de Zaragoza acoge la primera retrospectiva en España sobre la amplia carrera del legendario fotógrafo británico Brian Duffy

Comisariada por Mario Martín Pareja, el Centro de Historias de Zaragoza presenta por primera vez en España la retrospectiva de Brian Duffy, el hombre que cambió el rostro de la fotografía británica y europea. La primera retrospectiva en España sobre la amplia carrera del legendario fotógrafo británico Brian Duffy abrirá sus puertas el 16 de septiembre en el Centro de Historias de Zaragoza dentro de la programación de Zaragoza Photo’ 2012.

© Archivo Duffy

Esta exposición supone el redescubrimiento de las imágenes del genio fotográfico Brian Duffy, quien convirtió mediante su fotografía a los mitos de su época en imágenes clásicas de la historia de esta disciplina. Y al mismo tiempo que su obra es ya un icono, cruza la línea entre la captura de la realidad y la producción de arte.

En 1979 Brian Duffy decidió dejar la fotografía y quemó todos sus negativos. En esta exposición se muestran más de 100 fotografías de las que se han recuperado, entre hojas de contactos, retratos, sesiones, reportajes y anuncios realizados para revistas y periódicos del mundo entero, como “Vogue”, “Elle”, “Glamour”, “The Times” o “The Daily Telegraph”.

Asimismo, se han incluido aquellas fotografías de la colección personal de Duffy y cajas halladas llenas de negativos que han sido recientemente restaurados. Podríamos afirmar que esta exposición ha emergido realmente de las cenizas gracias, sobre todo, a Chris Duffy, hijo del artista.

Junto a David Bailey y Terence Donovan, Brian Duffy está reconocido como uno de los innovadores de la fotografía documental de moda; un estilo que revolucionó su iconografía y el de su industria. Tan influyentes fueron sus imágenes que en 1962 el “Sunday Times” denominó “El Trío Terrible” a Duffy, Bailey y Donovan. Más tarde, Norman Parkinson los llamó “La Trinidad Negra”.

Durante los años 50, 60 y 70 Duffy produjo un extenso y extraordinario conjunto de obras que englobaba todos los géneros fotográficos, desde retratos a reportajes o anuncios publicitarios. Así, pues, su cámara recogió desde la realeza de Hollywood como Michael Caine, Brigitte Bardot, Julie Andress y Sidney Poitier; a las grandes estrellas del rock como John Lennon, David Bowie y Debbie Harry (Blondie); pasando por las bellezas de los sesenta como Jean Shrimpton y Joanna Lumley; o legendarias leyendas como William Burroughs o Amanda Lear; y muchos otros.

La exposición, que se compone de más de un centenar de imágenes originales de Duffy, se estructura en varias secciones organizadas por los diferentes géneros tratados por el fotógrafo: “Faces / Rostros” (Retratos de “celebrities” de la época), “David Bowie Series” (Aladdin Sane, Scary Monster, White Sand, otras), “Moda” (reuniendo los trabajos para Vogue, Elle France y otras), “Publicidad” (Benson & Hedges, Smirnoff, Konika, Johnny Walker, Pirelli y otras marcas).

Además de estas series de fotografías en diversos formatos, la exposición se complementa con textos del autor; varios audiovisuales; el documental que la BBC realizó sobre el artista antes de morir (“The Man Who Shot The Sixties”); una banda sonora que incluye piezas musicales de los grupos y solistas de la época dorada de Duffy: y una zona de documentación que incluye cámaras originales del artista, pasaportes, hojas de contactos, manuscritos, memorabilia, revistas de la época con las fotografías o anuncios reproducidos, y material diverso.

Moda

Duffy comenzó estudiando diseño de moda en la Saint Martins College of Art. A finales de los 50 y tras ser asistente del fotógrafo Adrian Flowers, consigue su primer trabajo para el “Sunday Times”. En ese mismo 1957 empieza a trabajar en “Vogue”. Rápidamente se convierte en el fotógrafo favorito de esta publicación, siendo su mirada y estilo vanguardistas los que le sirven a “Vogue” para seguir siendo referencia al nuevo movimiento juvenil que se vislumbra.

En 1961 Duffy comienza a trabajar para “Elle France”, donde realiza su mejor trabajo. Inspirado por una cultura que lo arrrastraba a la experimentación y a la subversión, Duffy trabaja para “Elle” durante 20 años, a la vez que para otras publicaciones de todo el mundo.

Faces / Rostros

Duffy, Bailey y Donovan reinan en una nueva era donde el fotógrafo es la estrella. Las imágenes de Duffy documentan la energía de la escena del “swinging London” de los 60, cuando la capital británica estaba en su máximo esplendor, siendo testimonios del dinamismo cultural del momento en el que fueron tomadas. Y esa vuelta a esos años a través de esta exposición supone un redescubrimiento de la cultura visual que se creó desde la lente de Brian Duffy. Un legado, afortunadamente, salvado para seguir siendo mostrado.

Así se reúnen por primera vez hojas de contactos y pruebas fotográficas que nos muestran el trabajo de estudio del artista antes de la selección de sus imágenes más icónicas y conocidas.

Publicidad

El estilo vanguardista de Duffy se evidencia con los premiados trabajos publicitarios que desarrolla en la cima de su carrera.  Duffy es uno de los pocos fotógrafos que realizan dos calendarios Pirelli, en 1965 y 1973, y alcanza gran fama comercial con sus campañas para Benson & Hedges y Smirnoff, ingeniosas imágenes resultado, por un lado, de su conocimiento de la fotografía metafísica y, por otro, de peligrosas escenas imposible de recrear hoy en día; todas ellas creadas antes de la llegada del trucaje fácil de la era digital.

David Bowie Series

Asimismo, destaca su gran aportación a la iconografía musical de la época con la creación de la icónica portada de “Aladdin Sane”, de David Bowie (que forma parte de la colección del Victoria & Albert Museum); artista junto al que haría también trabajos posteriomente como “Scary Monsters” o “White Sands”.

Mario Martín Pareja, comisario de la exposición, comenta sobre la muestra: “Por su talento y riesgo en su época, Brian Duffy se convierte en ejemplo para los artistas actuales que buscan aún lo nuevo en estos tiempos contemporáneos. Como todo artista importante, sus obras constituyen el mejor retrato del momento en el que vivió y es una suerte para los amantes de la fotografía el poder recorrer de nuevo su legado y un beneficio para la Historia del Arte Contemporáneo el que haya sido posible recuperarlo. Recuperación  realizada gracias a su hijo Chris, a quien también debemos agradecer la posibilidad de esta exposición antológica, pues sin su inestimable ayuda hubiese sido imposible presentarla en nuestro país”.

Fuente: Centro de Historias de Zaragoza

Título de la exposición: “Duffy. Retrospectiva”
Sede: Centro de Historias
Ciudad: Zaragoza
País: España
Fechas: Del 6 de septiembre al 11 de noviembre del 2012

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario