El fotógrafo catalán Joan Fontcuberta, artista invitado en la feria Buenos Aires Photo 2012

El fotógrafo catalán Joan Fontcuberta será el artista invitado, con el apoyo del CCEBA y la Oficina Cultural de la Embajada de España, en el Espacio AA 2000 de Buenos Aires Photo, la feria especializada en fotografía que se realizará del 26 al 29 de octubre en el Centro Cultural Recoleta de la capital argentina (Junín 1930).


"Joan foncuberta""xtrart""buenos aires photo 2012"

© Joan Fontcuberta

Los tres proyectos que presentará Fontcuberta, “Orogénesis”, “Googlegramas” y “Gastropoda”, vienen acompañados del siguiente texto, firmado por el propio fotógrafo, donde se explica la génesis y materialización de cada uno de ellos:

“Metabolismo de las imágenes”, por Joan Foncuberta

Como para cualquier otro organismo vivo, la biología establece que las imágenes se gestan, nacen, se desarrollan, decaen y mueren… para reiniciar acto seguido el ciclo de la vida.

Los tres proyectos seleccionados para esta muestra tratan del metabolismo de las imágenes bajo diferentes perspectivas tecnológicas e ideológicas.

“Orogénesis” constituye a la vez una puesta en deriva tanto del régimen de lo real como del estatuto de lo fotográfico. No sólo demuestra que hoy más que nunca las imágenes nutren a otras imágenes sino que la representación de la naturaleza ya no depende de la experiencia directa sino de la experiencia de las imágenes precedentes, y de forma especial, del arte mismo, que es capaz de canonizar unas imágenes e imponérnoslas como iconos de referencia. En “Orogénesis” se conjugan dos paradojas: ni lo que vemos son fotografías ni lo que representan de forma convincentemente fotorrealista existe.

Se trata de imágenes de síntesis logradas con un programa informático utilizado por los topógrafos y los militares para interpretar mapas y convertirlos en modelos tridimensionales virtuales. Este tipo de software traduce codificaciones de colores en altitudes del terreno. Pero lo interesante en este caso es el acto de subvertir el programa, porque a la computadora no se le da a interpretar información cartográfica sino obras maestras en la historia del paisaje. Engañada, la computadora se verá obligada a transformar un Van Gogh o un Cézanne en una nuevo paisaje, delirante tal vez pero paisaje al fin y al cabo porque es lo único que este programa “sabe” hacer.

“Googlegramas” nos recuerda por su parte que los mosaicos de civilizaciones pretéritas anticiparon la metafísica de la actual imagen digital: las teselas de ayer son los píxeles de hoy. Los fotomosaicos representan entonces la intersección de ambos procedimientos: una imagen es recompuesta a base de un collage reticular de pequeñas celdillas que corresponden a imágenes seleccionadas por un programa informático para sustituir los fragmentos originales de la imagen. A una cierta distancia reconocemos la imagen inicial, pero una observación más cercana nos permite apreciar el contenido de las celdillas. La percepción es distinta según estemos cerca o lejos. En los “Googlegramas” el programa que se utiliza para efectuar el fotomosaico permite que el ordenador se conecte a internet para que a través del buscador Google localice todas las imágenes disponibles según unas determinadas palabras de búsqueda.

Las relaciones entre las palabras de búsqueda y la imagen matriz pueden ser de distinto tipo (poéticas, dialécticas, políticas, etc). Los “Googlegramas” por tanto evidencian una cultura visual todavía colonizada por la cultura logocéntrica (accedemos a imágenes a través de palabras) y cuestionan la noción utópica de Internet como un archivo universal y democrático. Por último “Gastropoda” se basa en el reciclaje de tarjetas de invitación de exposiciones que los museos nos mandan inútilmente porque la información ya nos ha llegado por vía electrónica. En mi caso esas invitaciones son parcialmente devoradas por caracoles silvestres.El inicio del proyecto fue casual: resido en una zona rural bastante húmeda, el cartero deposita la correspondencia en una casilla postal en el exterior de la verja, y si por motivos de viaje estoy ausente durante un tiempo, llegan los hambrientos caracoles y se zampan las cartas.Como que esas invitaciones suelen ir ilustradas con reproducciones de emblemáticas obras de arte, las imágenes se ven intervenidas estéticamente por la acción de los gasterópodos.

Por tanto “Gastropoda” actúa en tres estadios sucesivos. En primer lugar alude simbólicamente a la degradación icónica de imágenes en un proceso de descomposición y de deterioro. Un segundo aspecto enfatiza el desplazamiento de la imagen de pura representación a objeto, de información visual sin cuerpo a un soporte material con cualidades físicas. El tercer aspecto tiene que ver con una problematización de la noción de autoría. Yo me valgo aquí de la “complicidad” de unos caracoles para realizar una obra. Hasta cierto punto caracoles y yo somos autores-colaboradores, aunque ellos ignoren que se proyecta discurso sobre su voracidad y se prescribe sentido sobre sus excrementos”.

Fuente: Buenos Aires Photo

Título de la exposición: Joan Fontcuberta, Artista Invitado en Buenos Aires Photo 2012 
Sede: Centro Cultural La Recoleta – Espacio AA 2000
Ciudad: Buenos Aires
País: Argentina
Fecha: Del 26 al 29 de octubre del 2012

 
 
 

Comentarios cerrados