Seleccionados los cinco finalistas brasileños de ‘Saltando Muros’

Un jurado bajo la coordinación de Maureen Bisilliat y compuesto por las fotógrafas y especialistas Leonor Amarante, Simonetta Persichetti y Rosely Nakagawa ha seleccionado a los 5 finalistas brasileños del Concurso Iberoamericano de Proyectos Fotográficos ‘Saltando Muros’, convocado por la Fundación Fondo Internacional de las Artes en colaboración con la Secretaría General Iberoamericana, y cuya convocatoria en Brasil ha contado con la organización del museo Memorial de América Latina de Sao Paulo. Los cinco finalistas son Lucas Chinaglia Bonito, Raphael  Alves, Diego Gomes Leite da Cruz, Vitor Pontes de Souza y Renato Stockler das Neves Filho.

lucas

 Lucas Chinaglia Bonito: Ensaio Sobre a Sucata (Ensayo sobre la Chatarra). Cortesía del artista.

Los cinco finalistas entrarán en la segunda fase del concurso, compitiendo a nivel internacional con fotógrafos de países como México, Perú, Chile, Argentina, Ecuador, Uruguay, Puerto Rico, República Dominicana y España, entre otros. De todos los finalistas, 50 en total, 20 serán los escogidos que exhibirán su trabajo en la Muestra Itinerante Iberoamericana 2013–2014. Esta exposición iniciará su itinerancia en octubre de este año en México. El proyecto cuenta con la organización de la Fundación Fondo Internacional de las Artes (FIArt) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB)

Proyectos seleccionados

Lucas Chinaglia Bonito: Ensaio Sobre a Sucata (Ensayo sobre la Chatarra)

Así describe el fotógrafo su proyecto: “Fotografías que explicitan la transformación en chatarra de los ferrocarriles brasileños, en el ámbito de rescatar el imaginario popular del ferroviario y dialogar con las contradicciones de la cuestión del transporte en Brasil. El ensayo fue realizado en marzo de 2013, por los carriles de la Red Oeste, en el tramo entre Mairinque-San Paolo y Corumbá-Mato Grosso do Sul, más conocido como el ‘Tren de la Muerte”.

Raphael  Alves: Quando as águas…(Cuando las aguas…)

El proyecto Cuando las aguas… lleva consigo las impresiones personales del fotógrafo Raphael Alves sobre la relación del ser humano con las aguas en la región amazónica, sobretodo en la capital del Amazonas, Manaos, y en su región metropolitana. El proyecto aborda el ciclo de la crecida y de la menguante de los ríos de la cuenca y todo el proceso de adecuación por el cual el ser humano pasa en cada uno de los dos extremos. Trata también sobre las necesidades diarias de aquellos que necesitan sortear problemas tales como la falta de saneamiento básico, la falta de agua y de estructura habitacional. Además de enseñar cómo los ríos, arroyos y lagos de la región, incluso después del crecimiento de las ciudades, son aún su medio de locomoción, fuente de alimentos y de sustento. El proyecto pretende, además, proporcionar un debate sobre una capital y una supuesta región metropolitana con una organización agonizante.

rapahel T

 Raphael  Alves: Quando as águas…(Cuando las aguas…). Cortesía del artista.

Diego Gomes Leite da Cruz: Desamparo

Indica el fótografo: “El proyecto Desamparo contiene imágenes que muestran objetos abandonados haciendo un paralelismo entre el abandono y el pertenecer. Cosas cargadas de historia, ahora olvidadas e ignoradas. La fotografía con el sofá en el centro de la imagen, por ejemplo, remite claramente a la convivencia familiar y a los momentos allí vividos. Lo mismo ocurre con el coche, cuyo origen no se conoce, pero que se encuentra allí, con su pasado ignorado. La imagen donde se juntan portones, rejas, cajones, pila, entre otras “basuras”, muestra utensilios que sufrirán deterioro y pronto no tendrán utilidad. Contraponiéndose con la fotografía donde hay un cobertizo lleno de objetos alrededor, que ahora forman el mobiliario de aquellos que ocupan el espacio delante de un local vacío que trae, paradójicamente, placas que indican que el inmueble se alquila. Enseñando así no sólo el desamparo de objetos, sino también el desamparo humano. Eso no es todo, las imágenes cuestionan también el consumo exacerbado y practica la reutilización, una vez que algunas de esas cosas no pueden ser consideradas basura, pues aún sirven para su función”.

diego

 Diego Gomes Leite da Cruz: Desamparo

 Vitor Pontes de Souza: Desenvolvimento Sustentável Humano – Trabalhadores de Rua (Desarrollo Sostenible Humano – Trabajadores de la calle).

Escribe el fotógrafo seleccionado: “Socialmente ajenos al foco del poder público, confrontamos la situación de personas sin techo, los llamados sin hogar, y nos vemos invitados a pensar en su realidad, deficiencias y necesidades, sus costumbres y conflictos morales que imaginamos de forma superficial. Presento algunas escenas de estas vidas que nos invitan a repensar el ser humano, su condición y sueños.

Con frecuencia miro a estas personas, entre lo perceptible y el limite hacia fuera del cuadro social. Saber cómo viven, qué piensan y qué querrían decirme. Son grandes motivadores. Hago fotos a hombres y mujeres luchando para vivir con dignidad, en búsqueda de oportunidades que les ayuden a encontrar una vía económica que les permita sobrevivir, satisfacer sus necesidades básicas, obtener un mínimo confort y ser socialmente aceptados y respectados. Tener voz y protección. Les llamo trabajadores de la calle.

Algunos recogen papeles en las calles y los venden a las empresas de reciclaje, ayudando así no solo a la limpieza de la ciudad, sino también a la reutilización de material desechado. Otros recogen en la basura y en los restos de construcciones el hilo de cobre, muy valorado por empresas del tipo “chatarra”. Algunos recolectores de hilo de cobre actúan dentro de lo llamado “ecológicamente correcto”, pero otros no. Estos últimos, en lugar de usar peladores de hilo, arriesgan la salud quemando el hilo de cobre para separarlo de su envoltura, inhalando vapores tóxicos e hiriendo la ética de sustentabilidad que impone a las empresas de reciclaje la prohibición de aceptar este material quemado, aunque lo compran igualmente. ¿Es posible que ellos conozcan esa ética? ¿Se preocupan por ella? De todas maneras, esta práctica persiste y además incluye la posibilidad de otro riesgo aún mas grave para la salud de la ciudad: la obtención de material ilegal, aquellos no desechados, pero robados de las instalaciones de edificios y de telefonía. Nos damos cuenta que tales personajes forman parte del organismo de cualquier gran ciudad, acostumbrada a verlos empujando sus carritos por las calles y revolviendo las basuras. El problema está en la falta de apoyo educativo y laboral del poder público hacia ellos. Paradójicamente, oí testimonios de que muchas veces los mismos controladores del poder público quitan los carritos de colecta, mantas y ropas de estos colectores sin techo forzándoles a que se vayan de las calles, como preocupados en limpiar las calles de la ciudad, pero las personas no son basura.

Obligándoles a esto, se sienten heridos en su dignidad y derechos básicos. Marginándoles de esta manera, se arriesga a que algunos acaben cayendo en la ilegalidad, en la búsqueda de otra fuente de renta. Los papeles se han de recoger. La basura se ha de limpiar, pero el reciclado ha de ser lo humano en nosotros. Después de todo, también somos un elemento destinado a la renovación. Sin políticas de inclusión social, de reorientación práctica y soporte moral y material, el individuo, como unidad participativa, quedará limitado a su condición, no auxiliado en sus necesidades universales y ajeno a las cuestiones de alta envergadura social y colectiva. Hablar de desarrollo sostenible es mirar al bienestar del ser, en primer lugar. De todo ser, de todos los seres”.

vitor T

 Vitor Pontes de Souza: Desenvolvimento Sustentável Humano – Trabalhadores de Rua. Cortesía del artista.

Renato Stockler das Neves Filho: Alma do Cardoso

Así describe su proyecto el fotógrafo: “Las imágenes en Alma do Cardoso retratan a algunos habitantes de Vila Marujá, en el Parque Estatal de la Isla do Cardoso, en Cananeia, en el extremo sur del litoral de San Paolo. Después de la creación del Parque Estatal, en 1962, los habitantes que allí estaban desde hacía más de cuatro generaciones y que lograron probar su origen, pudieron permanecer en la isla, pero sin el permiso para plantar o criar animales, ni siquiera para su subsistencia. Hoy en día las familias, en gran parte pescadores, encuentran en el turismo rudimentario una alternativa de renta. Allí la energía eléctrica llega a través de generadores y está prohibido cualquier tipo de construcción que no sean las autorizadas por el Ibama y otros órganos municipales de control en el momento de la creación del parque.

Partiendo de este panorama, los habitantes están perdiendo su importante y fuerte carga cultural, transformando la autoestima de los jóvenes, que no quieren seguir en la isla y se marchan para las ciudades más próximas (Cananéia, Pariquera-Açu, Registro), llevándose con ellos la posibilidad de creación de nuevos espacios de vivencia cultural en la Isla. El objetivo de la fotografía, en este caso, es permitir el mantenimiento documentado de antiguos haceres de la cultura caiçara para servir de instrumento de discusión y así recrear espacios de diálogo con las alteraciones socioculturales que allí ocurren”.

renato T

Renato Stockler das Neves Filho: Alma do Cardoso

Más información: www.saltandomuros.org
Fundacion  Fondo Internacional de las Artes:  www.fundacionfiart.org
Memorial de America Latina: www.memorial.org.br

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario