Se entregan en Summa los premios de la segunda edición del Concurso de Arquitectura Social Fundación Konecta

El pasado 19 de septiembre, en el marco de la feria de arte Summa Art Fair, que tuvo lugar en Matadero Madrid, se entregaron los premios  del Segundo Concurso de Arquitectura Social Fundación Konecta, con el que esta busca desarrollar proyectos de arquitectura sostenibles y accesibles. El proyecto Se vende, de Marta Mellado y Xavier Fontanet, se alzó como vencedor entre los más de 61 arquitectos y estudios de arquitectura que participaron en esta ocasión, un 20% más que en la pasada edición.

se_vende_xtrart

Proyecto Se vende, de Marta Mellado y Xavier Fontanet. Imagen cortesía de la Fundación Konecta.

La propuesta ganadora, que recibirá 6.000 euros, busca, en palabras de sus autores, “dar un uso a todos esos esqueletos de edificios inacabados que por culpa de la crisis se han quedado sin terminar y están vacíos”. El objetivo es convertir esas construcciones en un recurso valioso para responder a las emergentes demandas sociales en el escenario económico actual.

En esta segunda convocatoria del premio, que lleva el lema Arquitecturas para una crisis, recibirá una mención de 2.000 euros el proyecto Hazte un hueco de Cristina Vilares Seijo y Ángel Romo Sandoval, que se ha centrado en las ventanas de los edificios para crear una alternativa al diseño de cubículos con una propuesta de carácter social y cultural. También recibirá una mención especial el proyecto Tangram de Hami Jaber Ávila, que busca ordenar las nuevas actividades generadas en las ciudades en una reflexión sobre el espacio público.

El jurado de esta II edición del Premio de Arquitectura Social–Fundación Konecta ha estado formado por diversas personalidades: Mariano Aísa (vicepresidente de Fundación Konecta), Enrique Polanco (presidente de Art Fairs S.L.), Concha Domínguez de Posada (arquitecta), Fuensanta Nieto (arquitecta) , Juan Navarro Baldeweg (arquitecto), Andrés Jaque (arquitecto), Julio Jiménez (arquitecto), Pedro Feduchi (arquitecto), Ariadna Cantis (arquitecta) y Rocío Bardín (secretaria del jurado).

Durante la feria se expusieron los vídeos del ganador y las menciones seleccionadas por el jurado.

Se vende, de Marta Mellado y Xavier Fontanet

Escriben los autores sobre su proyecto:

“Detrás de la oleada de construcción que ha afectado al país entero, quedan, como después de un huracán, las ruinas de un sistema de crecimiento desenfrenado bajo las apariencias de vacíos esqueletos de edificios inacabados.

Estos espacios, nuevos residuos de un sistema económico incapaz de asimilarlos, representan, por un lado, el territorio con el que la arquitectura de los próximos años tendrá que confrontarse, y, por otro, un valioso recurso para responder a las emergentes demandas sociales del escenario de crisis actual.

Nuestra propuesta entiende estos esqueletos, solares y edificios públicos y privados que permanecen vacíos y sin uso como espacios de oportunidad para el desarrollo de nuevos focos que permitan a los ciudadanos un acceso directo a la gestión colectiva de nuevas formas de habitar

Propuesta: Los Desahucios son un problema actual y que afecta a muchas familias en España hoy en día. La propuesta pretende crear viviendas modulares, flexibles y sostenibles, para que las familias desalojadas a consecuencia de la actual crisis, puedan vivir en ellas. Serán alojamientos temporales, donde cada familia determinará el tiempo que necesita para que su situación económica vuelva a restablecerse.

Dónde: La localización de estas estructuras habitacionales serán las estructuras de los bloques de viviendas sin terminar. Las ventajas de situarnos en estos gigantes abandonados empiezan en que son lugares de varios bloques, por lo que se generará una nueva comunidad de vecinos y que, al disponer ya de forjados de suelo y techo, los módulos que necesitamos son únicamente de fachada y funcionales. Al ser estructuras donde se albergarán varias viviendas, el aprovechamiento energético se realizará en conjunto haciendo así más sostenible el proyecto

Estructura: Hay que acondicionar la estructura existente para generar nueva vida en el interior. Para ello utilizaremos un sistema de andamios que, situándose en el perímetro de la fachada, servirán de soporte para albergar los módulos que definirán los usos funcionales de las nuevas viviendas.

Módulos: Los módulos se encargarán de las exigencias colectivas del edificio como son el agua y la luz, y de las básicas de la vivienda albergando usos como cocina y baño. Cada usuario dispondrá de los módulos necesarios según las exigencias propias.

Montaje: El sistema constructivo del sistema de andamios permite un rápido y fácil montaje. Se irá ejecutando en función de las viviendas que se requieran en el interior de cada estructura. Los módulos también tendrán un fácil montaje.

Vivienda: Cada estructura albergará un número de viviendas diferente que se determinará según las necesidades de cada familia. La organización de cada vivienda será flexible y la definirá el propio usuario”.

Fuente: Ariadna Cantis

Evento: Entrega de premios de la Segunda edición del Premio de Arquitectura Social Fundación Konecta
Sede: Feria Summa. Matadero de Madrid
Ciudad: Madrid
País: España
Fechas: Del 19 al 22 de septiembre del 2013

Etiquetas:
Etiquetas:
 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario