Irene Cruz: “Me sigue eclipsando eso que llaman ‘la hora azul’, dota a mis fotografías del misterio que busco”

Irene-Cruz

Irene Cruz. Imagen cortesía de la artista.

Carlos Delgado Mayordomo

La obra fotográfica de Irene Cruz (Madrid, 1987) se ubica en los márgenes existentes entre lo real y lo ficticio, un espacio que le permite generar sus propios códigos de representación utilizando lo documental, lo narrativo y lo poético como engranajes complementarios entre sí. El entorno y su cuerpo son los dos núcleos temáticos de un trabajo donde prima la creación de un ambiente en el que siempre flota una sensación de misterio; en estos espacios naturales se desarrollan historias cuyos argumentos se diluyen a favor de la incertidumbre, sugerente opción que hace que los momentos decisivos de cada narración se dilaten y queden suspendidos en el tiempo. Así ocurre en su último trabajo, titulado Aus heiterem Himmel (De repente) y que acaba de presentar en el marco del Nacht und Nebel Festival de Berlín: una reflexión sobre los intersticios que separan luz y oscuridad, tranquilidad y desasosiego, certeza e ilusión.

Acaba de inaugurar una exposición individual en Berlín, ciudad donde actualmente está afincada. ¿Cómo está siendo su experiencia profesional en esta ciudad?

Está siendo una experiencia fantástica además de muy productiva. Decidí mudarme porque este año he participado en varias exposiciones colectivas en esta ciudad, percibí que mis fotos tenían una gran acogida y pensé que era una buena oportunidad para cambiar de aires y probar suerte. Ya tengo programadas varias exposiciones en los próximos meses. Además, me defiendo con el idioma. Por otro lado la luz del norte me encanta, así como sus paisajes y la facilidad que tengo para encontrar las localizaciones que quiero.

¿En qué consiste su proyecto expositivo para el Nacht und Nebel Festival de Berlín?

Aus heiterem Himmel es el primer proyecto artístico en el que incluyo videoarte. Estoy explorando el lenguaje del video y sus posibilidades. Invita a reflexionar sobre la línea que separa la realidad de la ficción, la casualidad de la causalidad… la verdadera clave está en lo que designa la palabra inglesa “liminal” (refiriéndose a ocupar una posición de un momento inicial de un proceso, o estar en ambos lados de un límite o umbral). Es decir, están entre el día y la noche, entre la tranquilidad y la inquietud. No es un límite. Es un camino, un puente.  Todo necesariamente fluye o ha fluido. Bosque como metáfora de la naturaleza en general. Me remito a las palabras del filósofo Baruch Spinoza: “Debe asignársele a cada cosa una causa, o sea, una razón, tanto de su existencia, como de su no existencia. Por ejemplo, si un triángulo existe, debe darse una razón o causa por la que existe, y si no existe, también debe darse una razón o causa que impide que exista”.

La serie Inner Tales (2011) era ya una reflexión sobre su propia posición frente al mundo, con imágenes que hacían referencia a ámbitos urbanos. En sus posteriores series, ese mundo parece concentrarse definitivamente en la naturaleza. En este sentido, la serie Stimmung (2013) es, tal vez, donde busca una relación más directa con la naturaleza a través del desnudo. ¿Qué significado tiene para usted ese vínculo recurrente con la naturaleza?

En Inner Tales se percibe un entorno urbano, pero desde luego que lo que más predomina es la fuerza de “lo natural”. La naturaleza es el todo al que pertenecemos. Busco que en mis obras siempre esté presente el paisaje, tengo la necesidad de trasladarlo a los soportes del arte. El paisaje muestra la necesidad humana de sentirnos cerca de la naturaleza así como de valorar su belleza. Es una forma “espiritual” en la que se conjuga nuestra visión y creatividad. Paisaje como conciencia del lugar en el que estoy, en el que sucede la vida. La naturaleza ejerce un poder que nos minimiza al integrarnos en ella, al tiempo que nos conecta con un sentimiento de existencia y pertenencia común. Es nuestra imagen del mundo y reflejo de nuestra situación emocional. Stimmung es la serie en la que me centro en este concepto, que siempre ha estado ahí, pero ha sido el trabajo en el que realmente he reflexionado acerca de por qué este vínculo tan recurrente con la naturaleza, y para ello me pareció que para contar esto, el desnudo era la mejor opción.

Un elemento fundamental dentro de su trabajo es la luz. En concreto, y como ha señalado Ciuco Gutiérrez, la luz que podemos encontrar en los países del norte de Europa. ¿Qué le interesa de esa atmósfera?

Aun trabajando en esta atmósfera desde hace ya casi 3 años me sigue eclipsando eso que llaman “la hora azul”. Es espectacular, es diferente, me emociona y me inspira. Me parece que dota a mis fotografías y vídeos del misterio que busco. Además, aquí tengo muchísima más facilidad para encontrar las localizaciones que tengo en mente. De hecho al lado de mi apartamento hay un parque que puede considerarse un bosque totalmente.

Stimmung_10Stimmung. Imagen cortesía de Irene Cruz.

¿Cómo es el proceso creativo que está detrás de su trabajo? ¿Cómo llega la idea a transformarse en imagen?

Normalmente, a la hora de crear mis series fotográficas, me intereso por un tema o un concepto que me atrae en un primer momento, y siento que tengo algo que contar… De ahí surgen imágenes, a veces que previamente dibujo, u otras veces surgen fotografiando, en las que voy descubriendo y, además, muchas veces, “autodescubriéndome”. Creo que mi trabajo tiene una gran característica y es la propia “auto-introspección”.

¿Cuáles son sus principales referentes visuales? ¿Considera que su discurso artístico también está influido por otros medios como el cine, la televisión o la publicidad?

Considero que el cine es la mayor influencia de mis fotografías. Películas de Lars von Trier o de Terrance Malick me inspiran muchísimo, a la vez que me dan nuevas ideas. Por otro lado, gran parte de mi obra está inspirada en la filosofía. Muchas veces leo teorías que me gustan y trato de reflexionar sobre ellas a través de la fotografía y así retroalimentar el lenguaje escrito con el visual. Me gustan especialmente los textos de Simmel y de Spinoza, entre otros.

Recientemente participó en la exposición Marca España, desarrollada en Berlín a través de una muestra colectiva y posterior pegada de carteles por las calles de la ciudad. ¿Cómo valora el resultado de esta propuesta?

Cuando me enteré de la convocatoria de esta exposición me encantó la idea, y no tardé en crear algo para participar. Me pareció una gran iniciativa por parte de José Jurado y los demás organizadores. Me gustó mucho el tema de que nuestras obras fueran carteles, y acercar estas a todo el mundo, sacándolas de la galería o el espacio expositivo. Eso es lo que más me gustó, que nuestra opinión saliera a la calle.

Y para terminar, ¿cuáles son sus próximos proyectos artísticos?

Ahora mismo sigo trabajando en varios proyectos. Por un lado, estoy en pleno proceso de creación de un Photobook llamado Blumen, en el que colaboran conmigo poetas y escritores. Además, estoy preparando una exposición individual que tengo en la PPC Gallery de Berlin el próximo marzo de 2014, en la que voy a realizar mi primera instalación, además de presentar dos de mis últimos trabajos. ¡Tendréis noticias mías!

AusHeiteremHimmel11Aus heiterem Himmel. Imagen cortesía de Irene Cruz.

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario