CRISTINA ANGLADA / Ferrán Pla

Ferrán Pla por Cristina Anglada

El último proyecto de Ferrán Pla (Barcelona, 1980) en las residencias de El Ranchito en Matadero se titula Lancelot Plissé. Con él propone un entrelazamiento poético de aspectos comunes extraídos de ámbitos diferentes. Se trata de una narración inventada, basada en la historia del caballero artúrico Lancelot en la adaptación de Bresson en 1974, enfrentándola de modo anacrónico a una mirada japonesa contemporánea a través del famoso plisado que utilizaba Miyake. A partir de esta unión, desarrolla un trabajo basado en aspectos como la ficisidad, el deseo y el cuerpo a través de los ámbitos del cine y la moda. El uso de tinta sobre metacrilatos y bridas estructuran el proyecto, siendo éstos elementos recurrentes en su corpus creativo.

Las claves para entender el trabajo de Ferrán Pla son el autodidactismo, la libertad y la modestia, el azar y la intuición, la curiosidad y un método creativo consistente en la post-producción narrativa. A través de sus proyectos, el autor analiza cómo lo anacrónico sirve para hablar de lo contemporáneo. Huye de las piezas cerradas y permanentes, y persigue aquello que fluye y muta. También reflexiona sobre el paso de la figurativo a la abstracción, de lo físico a lo virtual y el cruce de diversos ámbitos. Un constante intento por enfriar aspectos románticos relacionados con la fe o la genialidad, rescatando la épica del fracaso, lo frágil y manual, dejándose guiar por la cita: “existe una torpeza superior que se burla del virtuosismo” que no es otra cosa que el rescate de la gracia en lo común y lo tierno.

Como artista comenzó con su plataforma FERÉSTEC en 2008 de una manera muy libre y con pocas pretensiones. Se trata de un proyecto de gran diversidad enmarcado dentro de uno de los capítulos más recientes de la historia del arte, y que bajo diversos nombres (arte digital, new media art, computer art,…) ha venido a significar un tipo de creación referente a los nuevos medios y soportes tecnológicos que a su vez han ido generando nuevas formas artísticas. Este tipo de manifestaciones suponen dentro de los debates de la historia del arte, un paso más allá de los que comenzara la fotografía a principios del s. XX. Un tipo de trabajos que muestra las consecuencias de la colisión definitiva entre las constelaciones de la obra y su reproducción. Este tipo de obras están justamente en el lugar de su distribución, en la pantalla de cada uno de nuestros ordenadores, en el momento mismo en que la vemos. Estas obras, como todas las que pertenecen al universo de la imagen técnica poseen una temporalidad interna.

Parte de su trabajo inicial consistía en “pantallazos”, manifestando el autor una imposibilidad de mantener una actitud pasiva frente al ordenador, dando lugar a capturas que re-fotografían con nuevas herramientas, realizando apropiaciones de la propia cultura visual, creando al modo de la post-producción un collage sin costuras aparentes.

En el proceso hacia la total desmaterialización de la obra de arte, aparece una resistencia, y es que a pesar del carácter esencialmente virtual y vaporoso de sus primeros trabajos, ya se hacía llamativa la fuerte impronta pictórica y matérica que muchos poseen. Además, esa resistencia viene a materializarse con la producción paralela de fanzines que son en algunos casos la contrapartida de lo visto y creado en el ordenador.

En esta línea de resistencia y tras realizar esas exploraciones en el ámbito digital, Ferrán Pla dio un salto desde lo virtual al espacio físico. Con ello rondó de una manera muy peculiar el tan ya machacado término POST-INTERNET, denominación acuñada por Marisa Olson y que recoge las novedosas maneras en las que el net-art ha ido mutando en el transcurso hacia una comodificación en el contexto actual. Los autores que lo practican protagonizan el proceso hacia una posible convivencia feliz entre la ecuación arte, vida e Internet. Se intenta definir como resultado del momento contemporáneo caracterizado por la autoría omnipresente, la atención como moneda de cambio, el colapso del espacio físico en la cultura de la red, y el carácter reproductible y mutable ad infinitum de los materiales digitales. El término sirve a la vez para diferenciarse de dos tendencias artísticas de la historia reciente con los que a la vez suele ser asociado: el conceptual y el new media. El arte post-Internet va más allá de preocuparse únicamente por el uso específico de las nuevas tecnologías (new media), y realiza una sincera exploración de los cambios culturales actuales, en los que por supuesto la tecnología juega un rol, pero pequeño. Del conceptualismo hereda la tendencia a la desmaterialización en pro de la idea, el concepto y la palabra. En el caso de Ferrán este salto experimental se dio a partir de lienzos, metacrilatos, impresiones sobre papel o telas.

Por otro lado, es esencial hablar del trabajo de Ferrán Pla desde el punto de vista de la generación a la que pertenece (nacida en los 80), la misma que aun viviendo hoy en día y trabajando con estos nuevos medios, también incluye el haber experimentado y vivido lo analógico y su transición a lo digital. Se recupera como trazo esa estética analógica, sin pretensión de nostalgia, aunque es inevitable que ésta asalte a cada espectador con el que comparte bagaje. En su caso el recurso y su inclusión es necesario, como trazo y bisagra de su pasado al presente.

Y es que de repente nos estamos introduciendo en otro tipo de paradigma no sólo de creación, sino de difusión, reproducción y exhibición. El trabajo de Feréstec se hace tan delicioso porque moviéndose como pez en las aguas de un nuevo modelo, demuestra y procede de la manera más inteligente y sutil enlazando transiciones y limando tensiones entre extremos y tiempos.

Ferrán Pla (Barcelona, 1980) es artista visual, actualmente trabaja y reside en Madrid. Feréstec es un proyecto artístico multidisciplinar online iniciado en 2008 en el site ferestec.com. Entre otras exposiciones se ha podido ver su trabajo en No sabemos volver solos en El Ranchito de Matadero (Madrid); en Nicely Offensive en Ponce + Robles (Madrid); en El Martell Sense Mestre en el Centre Cívic Can Felipa (Barcelona); en Internet Culture Shop en el Tokyo Cultuart by Beams (Tokyo) o en DVD Dead Drop Vol. 5. Museum of the Moving Image (Nueva York). El próximo mes de octubre estará de residencia en el Tokyo Wonder Site de Tokyo.

Cristina Anglada (Madrid, 1984) Comisaria y escritora de arte contemporáneo independiente. Se licenció en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid (2002-2007) y obtuvo el Máster en Historia del Arte Contemporáneo y Cultura Visual por la UCM y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (2010-2011). Es una de las socias fundadoras y directoras de la revista online de arte contemporáneo Nosotros. Ha sido coordinadora de proyectos expositivos como Casa Leibniz (Febrero 2015; 2016), Archivo de Creadores (Matadero Madrid) y editoriales como el catálogo de Arco Madrid (2013, 2014, 2015, 2016), la memoria anual del Ranchito 2014 (Matadero Madrid) o el Manual de Arte Contemporáneo Español dirigido por Rafa Doctor (2013). Ha sido la encargada de la programación de Frágil durante 2014 y 2015.

—–

Imágenes:

1- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
2- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
3- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
4- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
5- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
6- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
7- Lancelot Plissé. Instalación dentro de la exposición colectiva “No sabemos volver solos” de El Ranchito – Matadero, 2016
8- Nicely Offensive. Instalación dentro de la exposición colectiva “Tangentes”, 2015
9- Slow Graffiti. Instalación dentro de la exposición colectiva “Nicely Offensive 2015
10- Slow Graffiti. Instalación dentro de la exposición colectiva “Nicely Offensive 2015
11- Talent, Ego, Pragmatism. Massa de modelaje y plástico. 2015
12- Sendero. Instalación dentro de la exposción colectiva “El Martell sense mestre” 2014
13- Haptic Romantic (s). Instalación para el espacio Frágil, 2014
14- Slow Graffiti. Instalación dentro de la exposición colectiva “Nicely Offensive 2015

 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario