XRArt Reportajes > República Dominicana > Feria Internacional del Libro

Feria Internacional del Libro

Una de las mejores maneras de conocer la cultura de un país es a través de su literatura. Desde mediados del siglo pasado se viene celebrando en la ciudad de Santo Domingo la Feria del Libro, que al principio tenía alcance nacional pero que enseguida  adquirió el carácter de internacional, transformándose en una Feria de gran importancia en Latinoamérica en general y en el ámbito del Caribe en especial.

Pese a estar a muy pocos días de inaugurarse la XV Feria Internacional del libro en Santo Domingo, su Director, Don Alejandro Arvelo, tuvo la amabilidad de contestar a nuestras preguntas.

Don Alejandro Arvelo realizó los Estudios Avanzados en la Universidad Complutense de Madrid, es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y Licenciado en Filosofía por la misma Universidad.  Se desempeñó como Coordinador de las Actividades Culturales de la Biblioteca Nacional, Director del Centro de Investigaciones Literarias de la Biblioteca Nacional, Director del Centro Universitario Regional del Suroeste, Director Académico de la Academia de Ciencias de la República Dominicana y actualmente es el Director de la Feria Internacional del Libro, cargo que ocupa desde el 2004.

Don Alejandro Arvelo. Director de la Feria Internacional del Libro. Cortesía de la Feria Internacional del Libro.

Arvelo ha escrito cantidad de artículos y varios libros, entre ellos: “La argumentación Jurídica”, “Si quieres filosofar…” (Editorial Delfos) y “Filosofía de Silencio” (Editorial Santuario).

¿Desde cuándo se celebra la Feria del Libro? ¿Ha sido siempre internacional?

En la República Dominicana, afortunadamente, tenemos una tradición que se remonta a las medianías del pasado siglo. Empero, no fue sino hasta mediados del decenio de los noventa, cuando entendimos que estaban dadas las condiciones, que dimos el paso hacia la internacionalización de nuestro evento. Desde entonces,la Feria del Libro de Santo Domingo, República Dominicana, ha tenido un crecimiento constante, tanto desde el punto cuantitativo como cualitativo, sobre todo a partir de 2005 que el equipo fundacional reasume la dirección de la organización de la misma.

¿Podría sucintamente explicar la evolución de la Feria desde sus comienzos hasta hoy?

Desde los inicios de su versión internacional se la ha dedicado a un país de notable tradición artística, literaria e intelectual, el primero de los cuales fue, obviamente, España, dadas las especiales relaciones que desde siempre nos han unido a ella.  Luego, siguieron Francia, Italia, México, Brasil, Colombia, El Vaticano, y muchos otros, hasta llegar a la entrega actual en que tenemos como Invitados de Honor a los siete países que integran la América Central: Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá. Un hito, pues nunca habíamos tenido a tantas naciones que detentasen al mismo tiempo esta condición.

Desde el punto de vista de la duración, en sus inicios el período ferial se extendía a sólo seis días.  En este aspecto también hemos tenido un incremento considerable a solicitud, en buena medida, de los editores e impresores, de dentro y de fuera del país, que cada año toman parte dela Feria. Desde hace tres años, nuestra Feria tiene una duración de dieciocho días. Como consecuencia de ello, el número promedio anual de participantes también aumentó de una manera considerable, y los organizadores respondimos aumentando el número de acciones culturales suplementarias del programa general de actividades que ofrecemos durante el período ferial, con las miras puestas en los distintos segmentos de población que visitan la Feria.

En la actualidad, nuestro programa tiene más de doscientas páginas, y cuenta con más de dos mil actividades culturales, como puede advertirse mediante consulta de nuestra página web www.ferilibro.com, en la que ya está disponible el programa de esta XV edición del evento.

¿Cuántas editoriales participan? ¿Cuántas son dominicanas?

Editoras extranjeras participarán, este año, ciento noventa y cuatro (194).  En el plano nacional no hay un desarrollo considerable de la industria editorial, pero las pocas que hay, que no sobrepasan la docena, participan todas. Hago la diferencia entre editoras e impresoras o imprentas, de las que sí hay una buena cantidad. El mayor porcentaje de la participación nacional se concentra en las librerías y las instituciones, públicas y privadas, que editan libros, casi siempre sin procurar con ello objetivos de tipo pecuniario, como el Archivo General dela Nación, el Banco Central, el Banco de Reservas de la República Dominicana, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la Fundación Corripio, el propio Ministerio de Cultura, que, él sólo, tiene tres sellos editoriales: Ediciones de Cultura, Editora Nacional y Ediciones Ferilibro, la editora de la Dirección General de la Feria del Libro.

¿Cuántos visitantes tienen?

La asistencia promedio de personas a nuestra Feria es de un millón y medio de personas durante los últimos siete años. Ello se debe en buena medida al hecho de que es completamente gratis, tanto desde el punto de vista del acceso del público al parque ferial como de la participación en las diversas actividades que tienen lugar durante el período ferial, puesto que es realizada con recursos públicos.

La Feria Internacional del Libro de Santo Domingo se concibe, en efecto, como una inversión del Gobierno Dominicano, a través del Ministerio de Cultura y, específicamente de una de sus múltiples unidades:la Dirección General de la Feria del Libro, en los derechos culturales de la ciudadanía, una de las prerrogativas que acuerda a los dominicanos la Constitución de la República.

¿Qué porcentaje de la Feria se dedica a la literatura infantil?

Nuestra Feria Internacional del Libro se lleva a cabo en el mayor parque temático que existe en la República Dominicana: la Plaza de la Cultura “Juan Pablo Duarte”, una extensión de terreno situado en el centro de la capital de la República, de unos ochenta y ocho mil metros (88,000 mts.), que alberga a las principales instituciones del sistema nacional de cultura de nuestro país: la Biblioteca Nacional, el Museo del Hombre Dominicano, la Cinemateca Dominicana, el Museo Nacional de Historia Natural, el Museo de Historia y Geografía, el Teatro Nacional y el Museo de Arte Moderno. De ese parque cada año se dedica alrededor de una octava parte al PabellónInfantil, del que solemos decir que es una Feria dentro dela Feria, pues tiene programa, expositores e invitados propios, e incluso un área especial de alimentos y bebidas.

¿Qué autores dominicanos son los más vendidos? ¿Son los más prestigiosos?

Entre los autores dominicanos más vendidos se encuentran algunos de nuestros clásicos ya fallecidos, como Pedro Henríquez Ureña, Juan Bosch, Pedro Mir, Franklin Mieses Burgos y Joaquín Balaguer. Entre los vivos, los de mayores niveles de venta son Marcio Veloz Maggiolo, Federico Henríquez Gratereaux, José Rafael Lantigua, Franklin Gutiérrez, Manuel Salvador Gautier, Bruno Rosario Candelier, Pedro Antonio Valdez, Alexis Gómez Rosa, Rafael García Romero, Chiqui Vicioso, Basilio Belliard, René Rodríguez Soriano, Lupo Hernández Rueda, José Bobadilla, Miguel Angel Fornerín, Armando Almánzar Rodríguez, Plinio Chaín, Mateo Morrison, Celsa Albert, Pedro Vergés, Cayo Claudio Espinal, Manuel García Cartagena, Diógenes Valdez, José Mármol, Angela Hernández, Andrés L. Mateo, Avelino Stanley, Luis R. Santos, Miguel Collado, Diógenes Céspedes, Luis Brea Franco, Rafael Morla, Adrián Javier, César Zapata, Federico Jóvine, Ligia Minaya, Manuel Núñez, Carmen Imbert Brugal, Ligia Minaya, Mariano Lebrón Saviñon, Tony Raful, Dionisio de Jesús, Pedro Pablo Fernández, Tomás Castro, Jeannette Millar y Pedro Peix, entre otros.

 

Pedro Henriquez Ureña (1884-1946). Humanista,crítico, profesor,editor, filólogo dominicano. Imagen cortesía de Ediciones Cielonaranja.

¿De la literatura Iberoamericana ?

Carlos Fuentes, Gabriel Garcíal Márquez, Sergio Pitol, Elena Poniatowka, Javier Marías, Sergio Ramírez, Javier Cercas, Julia Navarro, Maruja Torres, Walter Riso, Paulo Coehlo, José Antonio Marina, Jorge Edwards, Almudena Grandes, Fernando Savater, además de Octavio Paz, Jorge Luis Borges, José Ortega y Gasset y Pablo Neruda, entre otros.

¿Qué programas se desarrollan paralelamente a la Feria del Libro?

Desarrollamos un amplio programa en el que caben todas las manifestaciones del arte, en sentido específico, y de la cultura, en sentido general (música clásica, popular y folklórica, teatro de salas y teatro de calle, danza clásica, popular y contemporánea, ciencia, literatura, etc.), como puede advertirse con sólo consultar nuestro programa general de actividades, disponible en nuestro sitio web.

¿Hay programas especiales para fomentar la lectura de los niños?

Ciertamente, es uno de nuestros énfasis, puesto que uno de nuestros móviles es la conquista de nuevos lectores. Todas las actividades de la Feria Infantil están orientadas a incentivar la lectura entre los niños, de común acuerdo con la unidad del Ministerio de Cultura que regentea el Plan Quinquenal de Promoción del Libro y de la Lectura, cuyo lema resume de manera formidable el horizonte que nos orienta: “¡Hacia un país de lectores!”.

¿Cómo observa usted el panorama general en la República Dominicana en relación al interés por la lectura?

Ha mejorado bastante en los últimos tiempos.  Hace nueve o diez años, el panorama era completamente desesperanzador.  La irrupción de la Internet y del libro electrónico entre nosotros ha contribuido de manera significativa a que núcleos de población cada vez más amplios se interesen por la lectura. Aparte de lo mucho que se ha hecho en este sentido desde la Dirección General del Libro y de la Lectura, la DirecciónGeneral del Plan Quinquenal a que hice referencia hace unos instantes, la Dirección General de Gestión Literaria y del Sistema nacional de Talleres Literarios, instituciones todas pertenecientes al Ministerio de Cultura, el Despacho de la Primera Dama de la República también ha desplegado esfuerzos loables cuyos resultados ya comienzan a verse reflejados en las mediciones y los concursos  anuales de lectura, de ortografía y de literatura que habitualmente tienen lugar en el país.  En menos de un año, varios jóvenes dominicanos han roto dos récords Guinness de lectura, lo cual es un indicio del interés que la lectura está alcanzando, cada día más, entre nuestros jóvenes.

¿Qué acciones cree que serían necesarias para fomentar la lectura entre los jóvenes?

Es mucho lo que puede hacerse desde los hogares, pero también desde el sistema nacional de enseñanza. Desde el Estado se pueden poner en marcha campañas de promoción de la lectura, como lo hemos venido haciendo durante los últimos cuatro años. Las Ferias del Libro acercan al placer de la lectura a costados de población que tradicionalmente no tienen una relación cotidiana con el libro.  En fin, nuestro Plan Quinquenal de Lectura, disponible en la web, aporta muchos elementos aplicables a tan noble propósito.  Os invito a echarle una mirada…En mi caso particular elaboré un plan que me dio muy buenos resultados con mis hijos, que consistió en pagarle por páginas leídas y comentadas, oralmente o por escrito, u oralmente y por escrito, en cuyos casos duplicaba el pago por página.  Algo que contribuye mucho a la instilación de la pasión por la lectura entre los niños y los jóvenes es, a mi ver, permitirles escoger libremente qué leer y cuándo hacerlo; y evitar, como se hace en algunas escuelas y colegios, mandar de “castigo a los niños y jóvenes a las bibliotecas de los planteles escolares.

Más información y página web de la Feria Internacional del Libro: www.ferilibro.com

 

DONACIÓN DEL MINISTERIO DE CULTURA DE LA REPÚBLICA DOMINICANA 

Durante el transcurso de la Feria del Libro de este año, el Ministerio de Cultura de la República Domincana donará 30.000 libros para formar 504 bibliotecas.

Imagen cortesía de la Feria Internacional del Libro.