XRArt Reportajes > República Dominicana > Los taínos. Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón

Los taínos. Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón

MUSEO ARQUEOLÓGICO REGIONAL ALTOS DE CHAVÓN

Directora : Arly  Alvarez

El Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón constituye un tributo a los primeros artistas y artesanos de La Española. Más de 3000 objetos constituyen esta colección que durante 40 años reunió Samuel Pilón, muchos de ellos hallados en las riberas del Río Chavón. Los visitantes del Museo encuentran en la sencilla elegancia de líneas y la gracia formal que caracterizan el arte taíno, un aire muy contemporáneo.

Con excepción de los caribes, los pueblos indígenas de las Antillas vivían en armonía, viajando en canoas y compartiendo la riqueza de las tierras y aguas caribeñas.

La civilización taína era, con mucho, la más desarrollada y sus expresiones culturales y tecnológicas notablemente más avanzadas que las de sus coetáneos y antepasados. Asentados en La Española, grandes áreas de Puerto Rico, Cuba Oriental y parte de Jamaica influyeron profundamente en las culturas pre-colombinas de las Antillas. Están también vinculadas a un extraordinario estilo de cerámica que se puede observar en el vasto asentamiento taíno de la Playa Andrés, de Boca Chica.

 

Canoas hechas de tronco. Museo Arqueológico Regional. Copyright XTRart.

En el idioma arauaco, taíno significa “buen hombre”. Tenían organizaciones sociales muy bien estructuradas y políticas centradas en el cacique o jefe. Las aldeas se agrupaban en grandes grupos , los cacicazgos territoriales. La Española estaba dividida en 5 cacicazgos, estimándose la población de todos ellos en unos 150.000 habitantes en la época de la llegada de Colón.

Para la población taína , el arte era fundamental. Encarnaba expresivamente las creencias mágico-religiosas e ideas animistas y totémicas de la cultura. El concepto taíno del mundo mitológico y espiritual queda bien demostrado en el simbolismo y abstracción figurativas de obras elaboradas en piedra, concha, barro, hueso y sobre todo, en la dura madera del guayacán y la caoba.

 

Imagen cortesía del Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón. Guaiza.

Formas humanas y animales, elegantemente labrados, dotan de un carácter ceremonial a ciertos morteros y majadores, induciendo a arqueólogos a pensar que tenían alguna función religiosa. Desde sellos de barro hasta hachas y vasijas, innumerables objetos llevan finas decoraciones en bajo relieve. Era una estética que penetraba todas las facetas de la vida taína.

Los adornos que llevaban tenían una belleza especial: amuletos, collares de coral y hueso y prendas usadas por los caciques: impresionantes discos metálicos o máscaras en miniatura hechas de concha. Además del oro, usaban el zinc, la plata y el cobre, metales que traían de Venezuela para el uso de los caciques.

Con los taínos, la alfarería alcanza su máxima expresión estética: eran características de las vasijas de cerámica, los motivos grabados de patrones geométricos repetidos, así como las asas elaboradas en representación de figuras mitológicas.

Cortesía del Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón

Las jarras o potizas eran garrafas para líquidos. Esta pieza excepcional contiene los símbolos relacionados con los ritos de fertilidad en la cultura taína.

 

LA HERENCIA TAÍNA

De los indios, que una vez habitaron todo el territorio de la República Dominicana, lo único que queda es un legado:  los conquistadores españoles y los esclavos africanos hicieron suyos los métodos taínos de agricultura y alimentación. A medida que iba despareciendo la sociedad taína bajo el yugo de los colonizadores, la fusión de las sangres indígena, española y africana formaba una nueva civilización criolla- cimiento étnico del pueblo dominicano- que aún retiene algunas costumbres taínas. Se incorporaron en la nueva cultura que luego se transmitieron de generación en generación el uso de hamacas, canoas, casabe, tabaco y plantas medicinales.

El idioma es otro aspecto de la cultura dominicana tocado por la herencia taína. Se han incorporado al español muchas palabras del léxico taíno como: hamaca, canoa, coa, barbacoa, maíz, casabe, tabaco, iguana y manatí, sabana, huracán , cayo y nombres como Haití, Jamaica, Cuba, Cibao…

Más de medio centenario después del “encuentro”  taíno-español, y de la asombrosa cadena de acontecimientos posteriores, el lenguaje es uno de los numerosos recuerdos de la rica cultura de los últimos habitantes indígenas de La Española.

Museo Arqueológico Regional: http://altosdechavon.museum

Patio interior del Museo Regional Arquelógico Copyright XTRart.

 

“TESOROS DEL ARTE TAÍNO”

Del 24 de enero de 2012 al 22 de abril de 2012
Instituto Valenciano de Arte Moderno, Valencia, España

El pasado 24 de enero el Centro León inauguró en el IVAM Valenciano la exposición itinerante “Tesoros del arte taíno en España”. La exposición, que estuvo en Valencia hasta el 22 de abril, ofrece una perspectiva que permite nuevas lecturas y la revalorización del universo taíno, resaltando los valores alcanzados por sus prácticas ambientales, artísticas y artesanales.

 

La historia del Caribe aparece estrechamente vinculada a la violencia. A la violencia física, marcada por la desaparición del elemento indígena y por el traslado de grandes cantidades de población africana a través de la esclavitud, pero también a lo que Walter Mignolo ha denominado violencia epistémica (Mignolo, 2007), y que puede entenderse como un movimiento simultáneo de creación de un centro y de establecimiento de una periferia en un descentramiento geográfico de la posición del ser humano sobre el mundo. 

Esa violencia, iniciada en el momento del descubrimiento, determinará la historia de la región, y creará un discurso marcado por lagunas, por vacíos. Esos vacíos serán tan importantes, o más, que los documentos, que los datos recogidos en los archivos. Serán un fichero más, que aluda a la imposibilidad de reconstruir una genealogía perfecta, una historia continua, algo que el Premio Nóbel Derek Walcott expresará de manera gráfica al señalar que «The sigh of History rises over ruins not over landscapes, and in the Antilles there are few ruins to sigh over» (Walcott, 1995: 30)

Carlos Garrido Castellano. En su trabajo “Celebrados, desposeídos y adorados. Representaciones el destino trágico del héroe en el imaginario visual Carbeño”