XRArt Reportajes > República Dominicana > Un poco de historia: La Conquista

Un poco de historia: La Conquista

Cristóbal Colón descubrió la isla el 5 de diciembre de 1492. Esta estaba habitada por una gran población de  indios, los taínos (Arawacos), los cuales le dieron una amistosa recepción. La isla fue llamada por Colón la Hispaniola, que luego sería compartida por Haití y la República Dominicana.

La tierra era fértil, pero de mayor importancia para los españoles fue el descubrimiento del oro que podía conseguirse por trueque con los nativos.

Luego de varios intentos de establecer colonias en la costa norte de la  Hispaniola, finalmente se estableció el primer asentamiento permanente en el Nuevo Mundo: Santo Domingo, establecido en la costa sur. Bajo la soberanía española toda la isla llevó el nombre de Santo Domingo.

El número exacto de la población indígena de la isla en 1492 nunca ha sido determinado, pero observadores de la época dieron estimados que variaban desde varios miles hasta varios millones. Puede ser que fueran más de 250.000 habitantes.

 

Última residencia de Colón en Santo Domingo. Copyright de XTRart.

 

Placa que conmemora la residencia de Cristobal Colón en Santo Domingo. Copyright de XTRart.

Santo Domingo se convirtió en el primer puesto de avanzada del Imperio Español. Las expectativas iniciales de reservas de oro abundantes y de fácil acceso demostraron que no tenían fundamento; aún así la isla llegó a ser importante como asiento de la administración colonial, un punto inicial para las conquistas de otras tierras.

Fue en Santo Domingo que los españoles introdujeron el sistema de repartimiento por el cual los peninsulares (personas nacidas en España y que residían en el Nuevo Mundo) recibían grandes concesiones de tierra y el derecho a usar los indios residentes en ellas en las labores.

Luego de varias vicisitudes, en 1503 la Reina Isabel nombró como administrador a Nicolás de Ovando, quien fue juez supremo y gobernador y estableció las bases para el desarrollo de la Isla.

Catedral Primada de América. Se comenzó a construir en 1512 y su consagración fue en 1541. Copyright XTRart.

Las labores forzadas y abusos sufridos por los taínos desde los primeros tiempos de la conquista más las enfermedades contra las cuales los indios no tenían inmunidad, sumado al crecimiento de la población mestiza, contribuyeron conjuntamente a la eliminación del taíno y de su cultura.

Ya para 1548 la población taína se había reducido a aproximadamente 500 personas, y en 1550 solamente 150 indios vivían en la isla. Las consecuencias de ello fueron profundas. La necesidad de nueva fuerza laboral para el cultivo creciente de la caña de azúcar obligó a la importación de esclavos africanos, iniciada en 1503. Ya para 1520 solamente se usaba la mano de obra de los esclavos africanos.

 

 Ruinas del Templo y Hospital San Nicolás de Bari. Copyright XTRart.

El Hospital San Nicolás de Bari es el primer hospital de América. Está en ruinas por los terremotos del siglo pasado. Se construyó de 1503 a 1508 durante el gobierno de Fray Nicolás de Ovando.

La Iglesia Católica Romana llegó a ser el principal agente para diseminar la cultura española en América. La organización eclesiástica desarrollada para Santo Domingo y que luego fue extendida a toda la América Española reflejaba una unión de la iglesia y el estado que era realmente más estrecha que la prevaleciente en la misma España. El Real Patronato de las Indias o, como luego fue llamado, el Patronato Real, servía como el agente de organización de esta afiliación entre la Iglesia y la Corona española.

Sin embargo, el prestigio de Santo Domingo comienza a declinar en la primera parte del siglo XVI cuando Hernán Cortés conquista México en 1521 y se descubre que allí y en Perú existían grandes riquezas en oro y plata.

En 1586 los británicos capturan la ciudad y luego de gran resistencia por parte de los habitantes navegaron hacia el oeste y tomaron Jamaica.

En 1664 se crea la Compañía Francesa de las Indias Occidentales, mostrando Francia la intención de colonizar la Hispaniola occidental. Franceses y españoles lucharon durante tres décadas hasta que en 1697 España cede el territorio occidental de la isla a Francia (el límite con este territorio, que era Saint Domingue y que es hoy Haití, no fue decidido hasta 1929).

En 1700, el nuevo régimen de los Borbones en España introdujo innovaciones principalmente en el área económica, que ayudaron a una recuperación gradual del comercio en Santo Domingo. Como resultado de este estímulo al comercio, la población de la colonia de Santo Domingo, que era de poco miles en 1742, aumentó aproximadamente a 125.000 en el año 1790, y que se repartía de la siguiente manera: 40.000 aproximadamente eran terratenientes blancos, 25.000 eran mulatos o negros libres, y aproximadamente 60.000 esclavos.

Calle del barrio histórico de Santo Domingo, a escasos metros de la casa de Colón y de lo que fuera la vivienda de Ovando. Al final de la misma, a su derecha, se encuentra la Catedral Primada. Copyright XTRart.