Ethereum se ha establecido como una de las principales criptomonedas que existen en el mundo. En la actualidad, representa alrededor del 10% de toda la capitalización del mercado de criptomonedas.

Sin embargo, una de las primeras cosas que hay que entender sobre Ethereum es que no se trata solo de una moneda digital. 

La plataforma basada en blockchain abarca una gama de características que incluyen contratos inteligentes, la máquina virtual Ethereum y su criptomoneda llamada Ether. Es decir, aplicaciones descentralizadas sin ningún tiempo de inactividad, fraude o control de un tercero. 

Descubre qué es el Ethereum y algunos de sus principales beneficios que la convierten en una de las criptomonedas más utilizadas del mercado.

Razones para escoger Ethereum

La tecnología Blockchain se está utilizando para crear aplicaciones que van más allá de habilitar una moneda digital. Lanzada en julio de 2015, Ethereum es la plataforma de software descentralizada abierta más grande y mejor establecida de la actualidad.

La arquitectura descentralizada de una cadena de bloques (múltiples nodos distribuidos que ejecutan simultáneamente el software y crean el registro) garantiza la certeza de que la red nunca se vea comprometida.

Criptomonedas Ethereum

El poder de la cadena de bloques Ethereum es su capacidad de programación: los acuerdos están integrados en el código para que las transacciones se ejecuten automáticamente. Estos acuerdos digitales, o “contratos inteligentes”, pueden tener formatos, condiciones ilimitadas e incluso solicitar otros contratos.

Esto hace que sea útil no solo para la liquidación de pagos, sino también para arbitrar eventos transaccionales en finanzas comerciales, cadenas de suministro, registros gubernamentales, bienes raíces, entre otros.

5 Beneficios de Ethereum

Ethereum está diseñado para ser de bajo costo, abierto, flexible y adecuado para la cooperación entre múltiples partes.

Por ello, la red Ethereum posee todos los beneficios centrales que poseen las blockchain ordinarias y más:

  • Descentralizado. El mecanismo de consenso utilizado para acordar la validez de una transacción significa que no hay necesidad de un intermediario para realizar las acciones. Los contratos inteligentes se ejecutan automáticamente.
  • Datos que no pueden ser cambiados. Todas las transacciones en la cadena de bloques Ethereum son inmutables, lo que significa que una vez que se escriben los datos, no se pueden cambiar. Esto hace que sea imposible de hackear, ni siquiera el cargador puede editar los datos una vez cargados.
  • Transacciones más rápidas y económicas. En lugar de largas verificaciones manuales y autorizaciones, la automatización de las transacciones de blockchain asegura que el proceso sea significativamente más rápido. También tiende a ser más barato ya que no hay que pagar a terceros.
  • Seguro. Todas las transacciones en la cadena de bloques están criptográficamente aseguradas y Ethereum tiene tres veces más nodos que Bitcoin para verificar sus transacciones. 

Sin un punto central de falla y protegido mediante criptografía, las aplicaciones están bien protegidas contra ataques de piratería y actividades fraudulentas.

Confiable. Ethereum ha demostrado ser una plataforma confiable y su blockchain ha estado activa durante más de tres años. Las aplicaciones creadas en la plataforma se ejecutan exactamente como están programadas, sin posibilidad de tiempo de inactividad, censura, fraude o interferencia de terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.