Hacer ejercicio en casa se ha popularizado en los últimos años. La fase de confinamiento que acabamos de pasar a consecuencia del coronavirus solo ha hecho refrendar una tendencia alcista. Las personas son cada vez más conscientes de la necesidad de cuidar su cuerpo incluso desde la comodidad del hogar.

Sin ir más lejos, los profesionales dedicados a la actividad física y deportiva aseguran que podemos llevar a cabo un buen entrenamiento en cualquier lugar. Lo único que se interpone entre nuestro camino y el deporte no es el lugar en el que lo hagamos, sino el simple hecho de hacerlo o no.

Hoy podemos contar con todo tipo de accesorios fitness para entrenar en casa. Es cierto que no tendremos ni el espacio ni el equipamiento que podemos encontrar en un gimnasio. Sin embargo, para un entrenamiento básico con el que mantenernos en forma en casa tampoco se requiere mucho espacio o un equipo sofisticado.

Internet y las nuevas tecnologías nos ofrecen hoy una gran cantidad de programas, rutinas y entrenamientos en línea para poder desarrollar el mejor entrenamiento en casa. Los innumerables recursos con los que contamos pueden hacer que cualquier ejercicio en casa sea tan eficaz como el que se puede hacer en un gimnasio.

Entrenar en casa

No obstante, hay ciertos aspectos a tener en cuenta. Hay muchas personas que acuden a un gimnasio porque se motivan a la hora de hacer deporte en compañía. Esto provoca que en casa quizás les cueste un poco más, ya que la perspectiva de hacer ejercicio solos nos les resulta muy agradable o motivante.

Los expertos también aseguran que no hay un tipo de entrenamiento específico y exclusivo que se pueda hacer en casa. Flexiones, sentadillas, abdominales, dominadas, subidas de escaleras, saltos, tablas de ejercicios. Cualquier rutina basta para moverse y no caer en el sedentarismo, uno de los problemas más graves que vive nuestra sociedad de hoy.

Siempre que estemos preparados para dedicar un poco de tiempo y esfuerzo a nuestro entrenamiento en casa, este puede ser igual de efectivo que el que llevemos a cabo en un gimnasio. Todo depende de cada uno y de las ganas y la motivación que le pongamos. Nada mejor pues en estos momentos que una rutina de ejercicios para mantenernos saludables en el verano.

En definitiva, hoy no tenemos excusa para no poder dedicar un poco de nuestro tiempo a hacer ejercicio en casa. Todos tenemos al menos un mínimo de 15-20 minutos al día para poder movernos y hacer algo de deporte en el hogar. Solo hay que autoconvencerse y superar la barrera de la motivación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.