La pandemia de la Covid-19 ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes, a la cual le sigue una incertidumbre financiera en todo el mundo. Sin embargo, muchos establecimientos comerciales, pymes y autónomos han debido emigrar rápidamente al mundo 2.0 para poder mantener e incrementar sus ventas. En este sentido, el mercado de segunda mano de productos como el TPV ha logrado salvar muchos proyectos de emprendimiento.

Muchos sectores de la economía están atravesando un momento difícil. Desde la hostelería, y demás establecimientos comerciales, hasta las pymes y los autónomos necesitan ahorrar. Por esta razón, en el último año han proliferado múltiples tiendas online en el mercado de segunda mano que brindan cientos de productos más asequibles y económicos, adaptados a todos los bolsillos.

Crecen las ventas de TPV de segunda mano

De acuerdo a los últimos registros nacionales, España cuenta actualmente con más de 3.2 millones de autónomos  y 2.8 millones de pymes. Asimismo, un alto porcentaje ha encontrado en las plataformas web una oportunidad de oro para ofrecer sus servicios y vender tanto productos nuevos como de segunda mano.

Es así como los TPV de segunda mano se han convertido en uno de los dispositivos mejor vendidos en el último año. No es fortuito que cada vez más pymes y establecimientos comerciales decidan comprar este equipo tan necesario para facilitar las transacciones comerciales entre un vendedor y un cliente.

Tienda de segunda mano

Al conocer las 4 razones por las que comprar un TPV de segunda mano muchos vendedores han podido ahorrar dinero en su compra.  En las mejores tiendas online, es posible encontrar un TPV de segunda mano desde 150 euros, lo que representa hasta un 50% de ahorro en comparación con un equipo nuevo. Entre los principales beneficios de comprar un TPV de segunda mano, se deben mencionar:

Amplia garantía

Así como sucede con los dispositivos nuevos, los TPV de segunda mano que venden las mejores plataformas online especializadas en estos dispositivos ofrecen a sus clientes garantías de hasta 3 años, además de brindar servicio de soporte técnico ante cualquier problema que pueda surgir en la puesta en marcha del equipo o durante su uso.

Son muy económicos

Es posible encontrar en el mercado de segunda mano un TPV con un precio 50% menor que un dispositivo nuevo. Como hemos comentado antes, los precios parten desde los 149€, pudiendo llegar, en las configuraciones más potentes hasta los 549€. Precios impensables en terminales nuevos ya que pueden llegar a costar hasta varios miles de euros. Lo mejor, es que por una inversión mínima, el cliente disfruta de todas las ventajas y funciones de los dispositivos nuevos.

Ya están configurados

Cuando compras un terminal punto de venta para tu negocio, se necesita realizar un configuración previa en función del tipo de establecimiento donde se vaya a utilizar. Pero si se adquiere de segunda mano, ese terminal ya está tiene una configuración usada en un anterior negocio como el tuyo. Esto te ahorra mucho tiempo y dinero en los inicios, lo que es de agradecer porque suelen ser momentos de mucho trabajo.

Entregas inmediatas

Si compras estos terminales en tiendas online especializadas, en vez de en plataformas de venta entre particulares, obtendrás todas las ventajas del comercio tradicional, como por ejemplo, te garantizan tiempos de entrega de los productos comprados muy interesantes, siendo lo habitual 24 horas laborables. Además de la comodidad que proporciona comprar desde casa, al utilizar agencias de transporte reputadas cualquier problema que haya con el paquete, como pérdidas o golpes, están cubiertos por un seguro para que no tengas que preocuparte por nada. 

Conclusiones

Por todas estos beneficios mencionados, y muchos otros, vemos que tenemos un mercado de segunda mano totalmente nuevo al habitual entre particulares y que nos ofrece las mismas características comerciales que los productos nuevos, pero con las ventas del precio de los productos usados. 

Para sorpresa de muchos, el mercado de segunda mano lejos de retraerse durante la incertidumbre financiera mundial causada por la Covid-19, ha logrado convertirse en un alivio para pymes, autónomos y una parte importante del sector de la hostelería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.