Navegar es una experiencia que todo ser humano debería probar al menos una vez en la vida. Tanto si eres un grumete sin experiencia, como si ya te has convertido en un viejo lobo de mar, realizar un viaje en barco es siempre una vivencia recomendable.

En pocas ocasiones podrás estar más en contacto con la naturaleza que en un viaje en barco. Surcar los mares, bordeando las costas y divisando la inmensidad del mar, nos conecta con nosotros mismos y pone de manifiesto las maravillas que hay en el mundo.

Empresas como Top Sailing Charter hacen posible que todo el mundo pueda experimentar lo que es hacer un viaje por mar con un servicio de alquiler de barcos que se adapta a las necesidades de los clientes. Desde los barcos más lujosos, a los más modestos, pero sobradamente equipados para poder emprender la aventura marítima.

La falta de experiencia tampoco será un problema puesto que también se puede contratar un patrón para que aquellos que no sepan puedan navegar sin limitaciones.

España

Qué mejor manera para empezar a vivir el mar que en tu propio país. Afortunadamente, España cuenta con miles de kilómetros de costas deslumbrantes que encierran pequeños paraísos, calas vírgenes… lugares llenos de encanto que, si no es en barco, tendrás difícil conocer. Además, tiene una gran variedad de destinos; las Islas Baleares, con Mallorca, Ibiza, Menorca y Formentera; las Canarias, con lugares idílicos como Fuerteventura, La Gomera… pero también las más conocidas Gran Canaria y Tenerife, lugares donde reina el buen tiempo todo el año; la Costa del Sol; la Costa Brava… ¡son tantas las posibilidades!

Caribe

El mar Caribe es un lugar idílico. A lo largo de los años, desde que Cristobal Colón llegase a las costas de La Española, la actual República Dominicana, han trascendido las historias de marineros y célebres piratas que se jugaban sus vidas y las de sus hombres por cazar los más preciados cargamentos en el Caribe.

La belleza caribeña, con su naturaleza desbordante y salvaje, se manifiesta en Cuba, Martinica, Guadalupe, Antigua y Barbuda, Union Island…

Destinos para viajar en barco

Croacia

El mar Adriático no tiene la fama de la que sí goza el mar Mediterráneo, pero, desde luego, ofrece estampas que poco o nada tienen que envidiarle. Croacia lleva más de una década siendo un importante reclamo turístico europeo en el que, además de ciudades costeras maravillosas como Split o Dubrovnik, podrás disfrutar de sus innumerables islas que le dan ese aspecto tan peculiar a la costa adriática.

Grecia

Desde la época clásica Grecia ha sido un referente de la cultura occidental. Tierra de filósofos, como Platón o Aristóteles, pero también hogar de personajes mitológicos que han pasado a ser universales, como todo su panteón de dioses –Zeus, Afrodita, Apolo…- o Hércules, Prometeo, Sísifo…

Las playas griegas son una preciosidad y sus islas una delicia para los sentidos: Santorini, Mykonos, Corfú, Rodas, Samos… Son tantas que terminarás repitiendo.

Seychelles

Si lo que buscas es un destino exótico que se encuentre bien lejos de la rutina, Seychelles aparece como una opción inmejorable. Sus 115 islas constituyen un entramado natural de ensueño situado en el océano Índico, pero, de entre todas, destacan Praslin, Mahé y La Digue. Las Seychelles tienen un clima constante por lo que se pueden visitar en cualquier época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.