Es posible que ningún otro periodo artístico haya sido tan comentado, discutido como ha ocurrido con el impresionismo.

Los cuadros impresionistas son difíciles de seleccionar, porque implicaría la reducción simplista de los artistas que participaron en el movimiento, sobre todo si se necesita hablar del impresionismo en su forma simple y esencial.

La obra general es extensa y variada, incluyendo a artistas que se influenciaron del movimiento y otros que inicialmente lo utilizaron y luego abandonaron.

¿Qué es el impresionismo?

Para entender mejor el tema, el impresionismo se trata de una escuela pictórica y movimiento artístico que tuvo su florecimiento en Francia, para el año 1884.

Que es el impresionismo

El termino original fue “pintura impresionista” utilizado de forma despectiva por (Louis Leroy, un crítico de arte que fue famoso gracias a su labor de periodista, y su mayor reconocimiento se debe a una crítica satírica y malintencionada.

Realizada sobre artistas independientes que mostraban su obra en 1874, los cuales eran algunos de los principales representantes del impresionismo: Camille Pissarro, Paul Cézanne Edgar Degas, Alfred Sisley, Pierre-Auguste Renoir y Berthe Morisot.

Los 6 cuadros impresionistas más famosos del mundo

A continuación, se presentan los cuadros impresionistas más representativos de la historia del impresionismo.

El estudio del artista (La habitación de Bazille) de Fréderic Bazille

Bazille El taller del artista

Es un óleo en lienzo creado por Fréderic Bazille en el año 1870 y considerada como su obra maestra, y fue creada cuando contaba con 28 años de edad y se encuentra exhibido en el Musée d’Orsay de París.

Muelle en Deauville de Eugène Boudin

Muelle en Deauville de Eugene Boudin

Es una obra de Eugène Boudin en el año 1869, reconocido por ser uno de los paisajistas franceses que logró inspirar e influenciar a los primeros pintores impresionistas. Muchos pintores jóvenes recibieron su influencia y formaron un grupo llamado la “Escuela de Saint-Siméon”.

Les Raboteurs (Los Acuchilladores) de Gustave Caillebotte

Les Raboteurs (Los Acuchilladores) de Gustave Caillebotte

Gustave Caillebotte fue el creador de este óleo sobre lienzo, realizado en 1876. Aquí se utiliza un enfoque casi fotográfico y una perspectiva vertiginosa, ejemplo perfecto del estupor que solían causar en el público los primeros cuadros impresionistas cuando eran expuestos.

Calle de París, día lluvioso (Efecto de Lluvia) de Gustave Caillebotte

Calle de Paris, día lluvioso (Efecto de Lluvia) de Gustave Caillebotte

Se exhibe en el The Art Institute of Chicago y es otra obra importante de Gustave Caillebotte. Se trata de un lienzo ambicioso, aunque no fue tan bien recibido por la crítica, ya que no existe ni una gota de lluvia, pese a su nombre. Es una de las mejores representaciones de las calles parisinas del siglo XIX jamás pintada.

Verano de Mary Cassatt

Verano de Mary Cassatt

Mary Cassatt creó este óleo en 1894, el cual se puede disfrutar en Terra Foundation for American Art, Chicago. En la década de 1890 realizó sus cuadros impresionistas más importantes e interesantes de su carrera. Una vez que los impresionistas se dispersaron, ella continúo enriqueciendo su talento e inspirando a jóvenes pintores.

La casa del ahorcado en Auvers-sur-Oise

La casa del ahorcado en Auvers sur Oise

Se trata de un extraño cuadro con un nombre bastante intrigante, y es uno de los variaos cuadros impresionistas pintados por Paul Cézanne, aunque se realizó mientras aun mantenía un estilo temprano.

Te puede interesar: Arte Rococó: características y artistas más destacados.

Publicado en: Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.