A lo largo de 2020, las apuestas deportivas online en Colombia alcanzaron los 8,3 billones de pesos colombianos en volumen, un meteórico crecimiento del 73% en comparación con el año precedente. Parece evidente que las restricciones al juego presencial han supuesto, a su vez, una inyección para el juego en línea.

El organismo regulador del juego online en el país, Coljuegos, espera que a lo largo de 2021 la recaudación por derechos de explotación de sitios webs de juego y casas de apuestas Colombia que operan por internet supere ampliamente los cien mil millones de pesos y el crecimiento porcentual de los recaudos alcance el doble dígito.

Lo cierto es que en el primer trimestre del año se han recaudado cuarenta mil millones de pesos en derechos de explotación, lo que supone un 43% de la recaudación conjunta en 2020. Si además tenemos en cuenta que la Copa América está en marcha y que se trata de un torneo con gran atractivo para los apostantes, los cálculos de Coljuegos no parecen nada descabellados… e incluso quizá se queden cortos.

De hecho, la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar (Fecoljuegos) espera cerrar el año en curso con una recaudación de 160.000 millones de pesos, cifra que representaría un 75% más de los recursos generados a lo largo de 2020. El presidente de Fecoljuegos, Evert Montero, ha afirmado que “con la Copa América, las apuestas deportivas en línea crecerán aproximadamente un 40%.

El modelo regulatorio colombiano del juego por internet es sin ningún género de dudas el más avanzado de América Latina en la actualidad, pero además está sirviendo de referencia para otras naciones de la región que quieren mejorar o desarrollar su regulación, que en la mayoría de casos es demasiado ambigua o de facto casi inexistente.

Perú avanza hacia una regulación del juego online

Hoy día el país que está haciendo mayores avances es el Perú. El Congreso peruano está actualmente estudiando un proyecto de ley que fue presentado en marzo, y que de salir adelante supondría que las empresas de juego y apuestas online operando en Perú paguen un impuesto del 12% sobre su facturación – como referencia, la tasa que se aplica en Colombia es del 16%.

Algunas estimaciones apuntan que la tasa impositiva supondrá una recaudación anual para el Estado peruano superior a los cincuenta millones de dólares. Aunque la regulación propuesta es muy prometedora, no ha habido tiempo suficiente para su aprobación este mes, cuando son muchas las empresas de juego online que ofrecen apuestas Copa América en Perú, y con pingües beneficios.

El proyecto presentado también comprende el desarrollo e implementación de programas para prevenir la adicción al juego. Igualmente, se propone el fomento de actividades educativas, sociales y culturales en favor de la salud y del deporte, acciones que se podrían financiar con los recaudados obtenidos de los operadores de juego y apuestas online.

Si la propuesta de regulación se termina materializando, Perú se situará en un nivel similar no ya sólo al colombiano, también al de países europeos que regulan el juego en internet desde hace años. Tal es el caso de España, que lo hace desde 2013 y ha sido el ejemplo en el que se inspiró Colombia para fiscalizar y reglamentar las apuestas en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.