En los últimos 50 años la humanidad y todos los ecosistemas terrestres se han visto afectados por la contaminación medioambiental. Es principalmente causada por la sobrepoblación, el uso de tecnologías altamente contaminantes y la cultura del hiperconsumismo (Gaceta UNAM, 2019).

La acidificación de los océanos, la extinción de numerosas especies, la contaminación de los suelos y las aguas —que intoxican los productos provenientes de la agricultura— y el calentamiento global generan terribles enfermedades que amenazan la vida del hombre. Para tratar de refrenar esta escalada, hay ciudades del mundo que se han dispuesto a tomar acciones pertinentes. 

Ciudades con conciencia ecológica

Desde la cuarentena causada por la pandemia del Coronavirus, se ha podido observar un gran descenso de la contaminación a nivel mundial. Fábricas cerradas, centros comerciales vacíos, cero vehículos a motor en las calles: todos estos fenómenos causados por la cuarentena han beneficiado enormemente al planeta tierra (National Geographic, 2020).

Observando esto, muchos ciudadanos han optado por realizar sus actividades de manera digital para evitar generar desechos innecesarios. Si su medio de distracción son los casinos y le preocupa este tema de la contaminación medioambiental, debería trasladarse a los casinos online. El casino en linea Vulkan Vegas le ofrece todo lo que podría encontrar en un casino en físico y mucho más, en la comodidad de su casa.

Ahora bien, así como la ciudadanía ha tomado parte en el cambio, las ciudades también se han encargado de generar políticas para reducir el impacto ambiental. Entre estas destacan las siguientes:

Madrid

Desde junio de este año, los encargados de la ciudad de Madrid han comenzado a construir una “muralla verde” contra el cambio climático. Se trata de un bosque urbano de 75 kilómetros que tiene el fin de absorber las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la ciudad (175.000 toneladas de CO2 al año).

Asimismo, el gobierno ha implementado una política de restricciones de tráfico y concientización medioambiental. De manera que la ciudad, poco a poco, irá bajando sus altas temperaturas —causadas por la actividad humana y el calentamiento global— y así ir ganando aire limpio al mismo tiempo (Euronews, 2021)

Beijing

China es uno de los 5 países con mayor contaminación atmosférica de todo el mundo. Por ello, a partir del 2013, cuando detectaron su primera alerta roja por contaminación atmosférica, todo el pueblo de China comenzó a tomar rigurosas medidas para evitar sobrepasar los límites máximos de polución (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, 2019).

Desde entonces la construcción y las industrias se desarrollan de forma más ecológica, sustituyendo energías contaminantes por otras más limpias (por ejemplo, el remplazo del carbón por el gas natural). Asimismo, más de la mitad de los vehículos a gasolina se han cambiado por vehículos eléctricos y el horario de funcionamiento del transporte público se ha prolongado (Expansión México, 2016).

New York

La mayor fuente de contaminación en la ciudad de New York son las grandes edificaciones, por ejemplo, los rascacielos. En particular, los edificios de lujo consumen mucha energía (gas, electricidad, aire acondicionado, calefacción, etc.) para poder mantener sus actividades diarias. Y esto hace que los niveles de contaminación que generen sean muy elevados (BBC, 2019).

Ante este problema, el gobierno del presidente Biden propuso una remodelación total de New York. Obligando a los dueños de estas grandes edificaciones a realizar cambios importantes en su infraestructura, para garantizar la biosostenibilidad de la ciudad. Según la BBC, “los propietarios de estos inmuebles tendrán que invertir aproximadamente US$4.000 millones, aunque tras los cambios, se abaratarán numerosos gastos operativos”.

Londres

Desde el 2012, los ingleses están en búsqueda de alternativas para combatir el calentamiento global y la contaminación. En dicho año, en Londres se comenzó a utilizar una solución salina biodegradable, la cual se adhiere a las partículas de smog que flotan en el ambiente (Tecnocarreteras, 2012). 

En 2020, la ciudad apostó por una medida novedosa que desahogaría el aire: los “City Trees”. Unas estructuras artificiales de musgo, que se encargan de filtrar las partículas de CO2 que se encuentran en el ambiente. Al respecto de esto, el portal La Sexta indica que, “cada estructura tiene la capacidad de limpiar el mismo aire que 275 árboles, es decir, con cinco columnas de musgo se hace el trabajo de 1.375 árboles.”

Río de Janeiro

A la fecha de hoy, Río de Janeiro ha tomado medidas para evitar la contaminación medioambiental y acústica, prevenir la erosión, evitar grandes inundaciones, regular el calentamiento global y proteger a las especies de su ecosistema. Desde hace algunos años, la gobernación de esta ciudad construyó el Parque Nacional Floresta da Tijuca, el bosque urbano más grande del mundo. 

Lo más destacable de este parque es que, posee alrededor de 4.000 hectáreas de mata atlántica, el bioma más amenazado de Brasil. Además, es el responsable de preservar los manantiales de agua potable que suministran agua a la toda la ciudad (Beatsoftheworld, 2007).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.