En los últimos años se está dando una mayor concienciación relacionada con el cuidado del planeta.

Los jóvenes que forman parte de la generación Z y la generación Alfa tienen por bandera el pensamiento y la convicción de cuidar, respetar y mantener el planeta. Y la forma en la que consumen, se alimentan y se mueven les permite contribuir a ello.

Productos naturales

El consumo de productos, en general, es uno de los mayores causantes en el deterioro de nuestro planeta debido al gran uso de plásticos y otros materiales con el que se producen o se envuelven, teniendo un impacto negativo y directo.

Por este motivo, se está dando una mayor conciencia en el consumo de productos naturales.

Desde el punto de vista de la moda, uno de los sectores que más afecta al cambio climático y al deterioro del planeta a causa de la forma de producir y de los materiales empleados, se está produciendo un importante cambio con el objeto de reducir el uso de plásticos y materiales agresivos y dañinos, a favor de otros naturales y orgánicos, modificando también las formas de producción, creando fábricas locales que permitan también reducir la movilidad a nivel global de toda la producción, reduciendo el impacto de los gases producidos por los medios de transporte.

Y no solo sucede en el sector de la moda, también otros sectores, como el de la cosmética, o el del bienestar, están apostando por la producción de productos más orgánicos, naturales y ecológicos, como sucede con el aceite de cbd.

De hecho, están surgiendo nuevas empresas y marcas especializadas en productos naturales. Es el caso de CBD Valley, una tienda online donde se puede comprar flores de cañamo u otros productos relacionados con el CBD.

Movilidad

La emisión de gases CO2 es uno de los mayores causantes del cambio climático. El transporte tradicional produce y libera estos gases que, a gran escala, afectan la calidad del aire en las principales ciudades del mundo.

A esto se le suma el transporte global de millones de productos provenientes principalmente de China, y al de las empresas de transporte que entregan precisamente esos productos, o comida para llevar, etc.

Sin embargo, las nuevas generaciones están apostando por otras formas de transporte personal como patinetes, bicicletas, transporte público urbano o incluso caminar. También prefieren esperar uno o dos días más para la recepción de los productos comprados, acción que supone reducir en un 40% el fallo de la primera entrega, y con ello, reducir el impacto en la contaminación del aire.

Alimentación

El sector de la alimentación es otro de los más importantes en este cambio. La concienciación de modificar los hábitos alimentarios a favor de una alimentación más saludable y ecológica, está permitiendo la aparición de cada vez más productos sanos, libres de muchas sustancias químicas, reduciendo el exceso de sales y azúcares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.