Los hornos eléctricos han crecido en popularidad durante los últimos años, especialmente en el sector de la restauración y hostelería. Esto se debe a aspectos como la facilidad de operación por parte de cualquier persona con conocimientos básicos, dejando de ser indispensable contar con personal cualificado para su instalación y manipulación cotidiana.

Si tienes un restaurante y te encuentras evaluando la posibilidad de adquirir un horno, pero no sabes con exactitud el tipo de tecnología que resulta más conveniente, hemos preparado un listado que resume algunos de los principales beneficios obtenidos al instalar un Horno de Cinta o Túnel eléctrico en tu establecimiento.

Principales ventajas de utilizar hornos eléctricos

Un Horno Pizzero Profesional instalado en un restaurante, facilita la experiencia de los operarios y mejora la calidad del servicio al cliente. Además de ello, la lista de ventajas y beneficios ofrecidos por el uso de hornos eléctricos incluye lo siguiente:

Variedad de modelos

Encontrarás modelos diferentes con especificaciones particulares, útiles en función a las necesidades del restaurante. Esta clase de hornos permiten cocinar una auténtica pizza italiana, pero con un tiempo de cocción considerablemente inferior al de los hornos de leña. Encontrar el modelo adecuado para cada necesidad es bastante sencillo.

Control absoluto de la temperatura

Una de las grandes ventajas de los hornos eléctricos es la posibilidad de controlar con exactitud la temperatura, lo que resulta imprescindible en los restaurantes ya que existen diferentes recetas cuyo tiempo y temperatura de cocción son diferentes. Esto les distancia de los hornos de leña cuya precisión es inferior.

Cocción uniforme todo el tiempo

La cocción obtenida en un horno eléctrico es uniforme en cada ocasión. Nunca tendrás problemas con zonas en el horno donde la temperatura asciende o desciende, dañando la preparación, ya que poseen un sistema de distribución de calor que garantiza que todas las comidas se encuentren bien cocinadas por todos los lados.

Alta capacidad de producción

Otro punto que destaca considerablemente es la alta capacidad de producción que ofrecen los hornos eléctricos, siendo capaces de producir hasta 360 pizzas por hora.

Fácil instalación y mantenimiento

Tanto la instalación, como la operación y el mantenimiento de esta clase de equipos resultan tareas bastante sencillas. Aunque no son hornos autolimpiantes, la labor de mantenimiento se cumple con un esfuerzo mínimo en comparación al mantenimiento que debe recibir un horno de leña.

Del mismo modo ocurre con la instalación. El horno eléctrico se instala sin necesidad de especialistas, solo es requerida una fuente de alimentación y elegir el espacio adecuado para colocar la máquina, lo cual representa una ventaja importante respecto a otras clases de hornos que obligan a contratar especialistas para su correcta instalación.

Eficiencia energética

Poseen diferentes programas de cocción con tiempos variados, lo cual permite automatizar procesos. No obstante, el beneficio principal es el nivel de eficiencia energética que garantizan. Son dispositivos diseñados considerando el cuidado del medio ambiente, por lo que son fabricados cumpliendo protocolos estrictos que garantizan su eficiencia a nivel energético.

Además de todo lo anterior, los hornos eléctricos no mezclan los olores y sabores de los alimentos y tampoco emiten desechos como los hornos de leña que terminan con cenizas y otros residuos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.