El jamón ibérico es uno de los productos más consumidos en España, además de ser reconocido a nivel internacional por su enorme calidad y gran sabor. Sin lugar a dudas, representa bien la gastronomía española en el mundo y marcas como Legado Ibérico Selección destacan en el mercado.

Además de un sabor maravilloso, el jamón ibérico también ofrece una cantidad enorme de cualidades nutricionales que lo convierten en un alimento ideal para incluir en nuestra dieta habitual en las cantidades adecuadas. A continuación, repasamos algunos de los beneficios para la salud que se derivan del consumo habitual de jamón ibérico.

Rico en grasas saludables

Su contenido nutricional incluye una alta cantidad de colesterol bueno (HDL) y 60% de ácido oleico, el cual tiene la capacidad de contrarrestar y disminuir el colesterol malo (LDL), colaborando con el mantenimiento de la salud cardiovascular. Por tanto, se considera que el jamón ibérico es bueno para la salud de las personas en su justa medida.

Alto contenido vitamínico

Se trata de un alimento que proporciona variadas vitaminas al organismo humano, destacando aquellas del grupo B: tiamina, riboflavina, piridoxina y niacina, además de calcio, fósforo, hierro y magnesio. Por lo tanto, suele recomendarse a las mujeres en periodo de lactancia, tanto como a cualquier persona que padezca alguna deficiencia de este grupo vitamínico.

Alto en proteínas y bajo en calorías

A pesar de lo que muchos piensan, se trata de un alimento de alto valor proteico pero con un bajo contenido calórico. En 100 gramos de jamón ibérico tendremos disponible 40 gramos de proteínas y unas 260 calorías, lo cual sería bastante similar al índice calórico del pan. Sin duda, un alimento con buen balance calórico/proteico.

Bajo en sal

Con respecto a otros jamones procesados de diferentes formas, este resulta bajo en sal. El porcentaje de sal en el producto se encuentra entre el 2,5% y el 4,5%, considerablemente inferior al jamón serrano o al de Bayona, por ejemplo. Esto se debe a los genes del cerdo ibérico, que producen una carne con un pH algo más alto, lo cual impide la penetración de la sal.

Previene la osteoporosis

Dado su contenido de hierro, previene la pérdida de la masa ósea, colaborando con impedir el desarrollo de la osteoporosis.

Uno de los ingredientes más exquisitos de la cocina española

Además de los beneficios para la salud, el jamón ibérico es uno de los ingredientes más deliciosos de la cocina española, presente en una gran cantidad de recetas y exaltado en la dieta mediterránea por sus cualidades protectoras del sistema cardiovascular. Siempre que el corte sea el apropiado, puede adaptarse a diferentes recetas con mucha facilidad.

En definitiva, el jamón ibérico además de ser un manjar apreciado a nivel mundial, también es un alimento con increíbles propiedades nutricionales que merece ser incluido en nuestra dieta habitual. Te conviene investigar todas las recetas en que puedes incorporarlo y comenzar a planificar tus menús semanales incluyendo este ingrediente que puede aportar beneficios para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.