Esta molécula de origen orgánico puede ingerirse como suplemento nutricional para mejorar el rendimiento deportivo y ganar masa muscular

La creatina es una molécula de origen orgánico que, situada principalmente en las células musculares, ayuda a mejorar el rendimiento de los músculos. Es, por tanto, un elemento imprescindible del organismo humano a la hora de mantenerse en forma, garantizar el funcionamiento del cuerpo y ganar fuerza muscular.

Debido a su importancia desde el punto de vista del rendimiento deportivo, son muchos los deportistas que optan por ingerir creatina a modo de suplemento nutricional o para ganar masa muscular durante el entrenamiento. Con su ingesta, los deportistas consiguen una serie de beneficios que le permiten superar su rendimiento en aquellos momentos en los que parece que uno se han estancado y no evolucionan.

Por ello, la creatina es para muchos un elemento clave a la hora de mejorar físicamente, ganar tono y mejorar el rendimiento de todos los músculos. En este sentido, la ingesta de creatina junto con una buena dieta son los compañeros de viaje perfectos para todos aquellos deportistas que no se conforman y quieren seguir mejorando continuamente.

Es posible comprar creatina barata a través de tiendas especializadas online. Sin embargo, antes de tirarse a la piscina y comprar este producto de forma indiscriminada es necesario saber cuándo y cómo hay que tomar la creatina para lograr que su efecto sea el mejor posible para nuestro cuerpo. Así que vamos a dejaros unos breves consejos y unas pautas para aprovecharse al máximo de los beneficios que la creatina puede generar en el cuerpo humano.

Objetivos: ganar masa muscular y prevenir lesiones

El uso y consumo de creatina está especialmente indicado para todos aquellos deportistas que quieren ganar masa muscular, ganar fuerza y prevenir lesiones. Debido a que trabaja directamente en las células musculares, la creatina ayuda a sacar el máximo rendimiento en nuestros ejercicios, sobre todo en aquellos que son anaeróbicos, de fuerza y muy explosivos.

Ganar masa muscular

Por ello, a la hora de consumir creatina, hay que tener muy claro que debe consumirse cuando se practica deporte con asiduidad, ya que la creatina por sí sola no mejora el rendimiento ni el estado de salud de las personas. Al respecto, los expertos recomiendan tomar la creatina entre una y dos horas antes de realizar el ejercicio. En ese tiempo, el organismo asimila la creatina y consigue que el cuerpo rinda a su máximo nivel.

Según diferentes estudios, el consumo de creatina puede incrementar el rendimiento deportivo entre un 10 y un 15%. Para lograrlo, el deportista debe seguir unas pautas y hábitos de entrenamiento entre los que se encuentran:

  • Entrenamiento continuo y estable. Para sacar el máximo provecho hay que entrenar, al menos, tres veces a la semana, exigiendo en cada entrenamiento el mayor esfuerzo.
  • El cuerpo necesita calorías. La dieta es importante y debe aportar las calorías suficientes para que generar la energía que permita a nuestro cuerpo aumentar la masa muscular.

No obstante, también es posible tomar creatina después del entrenamiento. En estas situaciones, el objetivo es diferente que al tomarla antes de entrenar, ya que el efecto que va a generar es el de conseguir una recuperación más rápida y eficiente de la energía perdida durante el entrenamiento. ¿Cuál va a ser tu objetivo? Piénsalo antes de empezar a usar creatina.

Cuánta creatina hay que tomar

Son muchas las dudas que surgen sobre este punto y vamos a proceder a resolverlas. En concreto, quienes consumen creatina por primera vez deben consumir unos 15-20 gramos por día durante los primeros cinco días para después ir reduciendo esta ingesta hasta los 4 o 5 gramos diarios.

El objetivo en esta fase inicial es que el cuerpo se llene de creatina a nivel muscular. Las personas que no comen alimentos de origen animal, por ejemplo, carecen de un aporte externo de creatina, por lo que responderán mejor a este inicio en el que “sobrecargamos” de creatina nuestros músculos.

Sin embargo, como hemos dicho, después de unos días hay que reducir el consumo, ya que el cuerpo no es capaz de almacenar el exceso de creatina y la elimina, principalmente a través de la orina. Asimismo, es importante que el deportista consuma mucha agua, o más agua de lo normal, cuando toma creatina externa.

Es importante incidir en los gramos de creatina recomendables para el cuerpo humano, ya que un exceso prolongado puede generar problemas estomacales, no graves, pero sí molestos a la hora de entrenar. Dolos en la barriga o diarrea son los daños más comunes que puede generar, algo que evitaremos siguiendo siempre una buena pauta de consumo de creatina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.