La llegada de la Covid-19 ha hecho que numerosas empresas hayan tenido que reinventarse y modernizar sus servicios instalando sistemas digitales prácticos y funcionales.

A medida que han ido avanzando las nuevas tecnologías, han sido muchos los sectores que se han ido modernizando, con el fin de mejorar su producción y sobre todo, dar un mejor servicio a sus clientes. En el caso de las empresas, este contexto es aún más importante si cabe, teniendo en cuenta todos los cambios que han tenido que experimentar a causa de la pandemia.

Lo cierto es que, desde que llegó la Covid-19, el terreno empresarial ha tenido que reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos que corren. No hay que olvidar que la propagación masiva del virus en el país ha hecho que muchas actividades antes cotidianas, no pudieran realizarse como hasta ahora y se han tenido que buscar nuevos formatos para no perder esas prestaciones.

Sobre esta base es donde entra en escena la digitalización, entendiéndose como tal, como un proceso a través del cual, las empresas dejan a un lado los procesos tradicionales, para pasarse al mundo digital y llevar a cabo un gran número de tareas de manera online, con sistemas especializados para ello. 

Precisamente en lo que se refiere a estos sistemas y programas, hay que destacar la creación de lo que se conoce como CRM, es decir, Customer Relationship Management. Se trata de un tipo de estrategia de marketing y ventas a través de la cual, se mejora la relación y las interacciones con los clientes, pudiendo analizar las mismas para darse cuenta de los pros y los contras.

En este sentido, hay que decir que este tipo de estrategias no solo ayudan a obtener datos demográficos, también favorecen el poder saber los gustos, intereses o necesidades de esos clientes, facilitando así el poder ofrecer servicios y productos hechos a medida.

El principal objetivo de todo esto es mejorar la comunicación con los usuarios, a la par que se puede adaptar a los tiempos que corren. Por supuesto, esto cobra un mayor protagonismo en época de pandemia, sabiendo que la presencia del virus no permite tener tanto contacto directo y, sin embargo, la necesidad de comunicarse sigue siendo muy importante.

¿Para qué sirve el CRM?

La estrategia CRM da paso a un sistema informático homónimo que ayuda a poder registrar toda la información acerca de los usuarios, así como la actividad que llevan a cabo, ya sea en relación con lo que ofrece la empresa en cuestión o no.

El hecho de contar con uno de estos software es muy beneficioso para las entidades, sobre todo cuando la pandemia no está dejando llevar a cabo este tipo de actividades con normalidad.

Lo cierto es que son muchas las utilidades que se pueden sacar de un CRM. De esta forma, uno de estos sistemas facilita la gestión comercial en su totalidad. También ayuda a llevar a cabo mejores y más específicas campañas publicitarias y promocionales y sobre todo, hace que la información extraída sea mucho más accesible.

Todo ello conlleva a poder anticiparse a ciertos problemas que puedan presentarse, analizar detenidamente a los clientes, crean informes más detallados y a fin de cuentas, que la experiencia del usuario mejore notablemente con respecto a la entidad.

Más digitalización desde el coronavirus

Sabiendo todo esto, es evidente que la transformación digital es una realidad y que, a causa de la pandemia, se ha acelerado bastante. De esta forma, según los últimos estudios realizados, alrededor del 50% de las empresas españolas aseguran que han llevado a cabo el proceso de digitalización antes de lo que esperaban y más del 30% dicen sentirse satisfechos por ello, considerando que la entidad ha mejorado bastante en cuestión de servicios.

Basándonos en esto, las grandes beneficiarias han sido las pymes, pequeñas y medianas empresas que, con pocos recursos, han podido relanzar su negocio adaptándolo a la nueva era post-covid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.