Salir a comer o cenar con amigos es uno de los planes más repetidos por los españoles. El clima cálido que tenemos en buena parte de la Península invita a sentarse en una terraza y disfrutar en buena compañía mientras pasan las horas.

Elegir el mejor sitio no siempre es sencillo, pero en ciudades como Zaragoza acertar es muy fácil.

Si queréis conocer algunos de los mejores restaurantes con terraza de Zaragoza solo tenéis que seguir leyendo.

Como capital de Aragón, Zaragoza es una ciudad llena de atractivos turísticos, con un legado histórico y cultural de gran belleza.

El monumento más conocido por todos es la Basílica del Pilar, uno de los mayores ejemplos del arte barroco en nuestro país. Además de las visitas tradicionales que pueden realizarse, también puedes verla de una manera completamente distinta gracias al Restaurante Lounge Van Gogh.

Está ubicado en la terraza del Aparthotel Los Girasoles, en la Avenida de César Augusto, y ofrece una vista panorámica increíble de toda la ciudad. Por ello, es uno de los mejores restaurantes con terraza de Zaragoza.

Es el lugar ideal para tomar una cerveza o un vino a media tarde, aprovechando las buenas temperaturas y disfrutando de un paisaje de gran belleza. El Lounge Van Gogh ofrece amplias posibilidades tanto para comer como para cenar.

Por un lado, cuenta con una amplia carta formada por productos de calidad, con platos destacados como carpaccios o tablas de ibéricos. También destacan sus increíbles croquetas caseras o los huevos rotos con virutas de foie.

Ahora en verano cuenta con un menú formado por dos entrantes, plato principal a elegir entre carne o pescado, postre y bebida incluida.

Además, cuenta también con menú cocktail con una gran variedad de tapas y degustaciones, como tataki de salmón, bombón de morcilla con crema de queso, brocheta de secreto a la miel o steak tartar de atún rojo.

Si buscas un restaurante con terraza en pleno centro de Zaragoza, ya sabes que el Lounge Van Gogh es una de las grandes opciones que tiene la ciudad: vistas increíbles, tranquilidad y un amplio menú para disfrutar en familia o con amigos.

Otro de los recomendados de la ciudad es el Restaurante Salamero 13. Recientemente renovado, su interior es una auténtica belleza, con una decoración moderna y llena de vegetación.

Ofrece una cocina tradicional y de vanguardia a través de diversos menús, en los que los arroces y los platos a la brasa son el plato estrella.

Algunos de sus destacados son el lenguado de Islandia a la menière, el secreto ibérico o el arroz de cigalas y gambas.

También ofrece platos especiales dentro del menú por un pequeño suplemento, como es el chuletón de vaca gallego de 1,2 kilos, el solomillo de vaca vieja o el rodaballo holandés con orio de gulas.

Está en pleno centro de la ciudad, de manera que viene de paso para reponer fuerzas después de realizar turismo por los puntos más emblemáticos.

Ya lo sabes, si visitas Zaragoza ya conoces dos buenos restaurantes en los que disfrutar de uno de los mayores placeres de la vida: comer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.