Escapar a Formentera y tomarse unas cortas vacaciones para alejarse de la rutina citadina es la mejor terapia contra el estrés que existe en la vida moderna. La pequeña isla es un destino de ensueño, con actividades diferentes en invierno y verano.

Durante los meses más cálidos, la isla se llena de un ambiente festivo y colorido, con familias y grupos de amigos disfrutando de las playas, actividades acuáticas y bronceándose antes de volver a la rutina. Con la llegada del invierno, la isla no pierde su encanto, solo se transforma dando paso a la cultura, el arte, las tradiciones, gastronomía y el deporte.

¿Estás planeando una escapada de fin de semana a Formentera? En este post te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a planificar tu viaje y sacar mayor provecho a uno de los destinos de playa más populares de España.

Moverse en Formentera

Recién llegues a la isla, aprovecha para alquilar un coche o una moto y desplazarte de manera segura, rápida y eficiente por todos los rincones sin depender de taxis, horarios de transporte público y congestionamiento si viajas en temporada vacacional.

El servicio de alquiler de coches y motos en Formentera puedes contratarlo en unos simples pasos haciendo clic en el siguiente enlace: https://www.alquilercochesformentera.com/motos-scooters/

¿Qué hacer en la isla?

La única forma de acceder a la isla es en barco, ya que carece de aeropuerto. Esto ha permitido mantener bajo control a las multitudes, a diferencia de lo que ocurre con Ibiza y Mallorca, que suelen llegar al punto del colapso en épocas vacacionales.

Playa en Formentera

En Formentera encontrarás un ambiente un poco más relajado, pero con la misma majestuosidad natural. La capital de la isla es Sant Francesc, y en sus callejuelas puedes perderte y disfrutar de un ambiente bohemio y lleno de arte, con tiendas que enamoran.

Durante el verano, los mercadillos hacen de las suyas y podemos encontrar cientos de productos artesanales, artículos de decoración, bisutería, ropa, trajes de baño y mucho más. Te conviene revisar el cronograma de actividades de estos mercadillos hippies, ya que solo abren al público un par de días por semana y seguro que no querrás perderte la experiencia.

Por supuesto, tratándose de un destino playero, no podemos olvidar de las playas: Migjorn, Ses Salines, Illetes, Espalmador y Es Pujols son las más populares, aunque hay muchas más, cada una con un encanto particular y será tu trabajo descubrir cuál de ellas se adapta mejor a tu estilo.

Visita los monumentos

El Faro de La Mola es un buen lugar para hacer fotografías impresionantes y puedes llegar caminando sin mayor esfuerzo.

También puedes llegar hasta la Torre de sa Punta Prima en Es Pujols, el Santuario y Castillo de Javier, la Iglesia de Sant Francesc Xavier, el Sepulcro Megalítico de Ca Na Costa, el Torre des Garroveret o simplemente, caminar por el puerto marítimo.

Otra cosa que no puedes dejar de hacer es disfrutar de la gran variedad de cafeterías, restaurantes y bares e ir probando las propuestas de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.