La salud emocional o mental es tan importante como la salud física, para estar en perfecto equilibrio y óptimas condiciones, permitiendo a las emociones funcionar de un modo correcto. Es necesario estar atentos a las circunstancias y situaciones que atentan contra su buen estado, por lo que será fundamental buscar la ayuda profesional adecuada para que se mantenga en orden cuando algunos eventos puedan afectarla.

La atención de la salud mental debe venir con la asistencia de profesionales en el área, como un psicologo en Pozuelo de Alarcon. Ellos cuentan con la formación necesaria que les capacita para realizar los diagnósticos y la intervención terapéutica que cada persona requiere como paciente psicológico y, de esta forma, ayudarles a recuperar su buen estado mental.

8 beneficios para la salud emocional que provienen de la atención de los psicólogos profesionales

Atender la salud emocional con profesionales de la psicología genera grandes ventajas y múltiples beneficios, ya que ayudan a manejar y superar los inconvenientes que por eventos accidentales, biológicos o sociales, puedan perturbar su buen funcionamiento y generar conductas alteradas.

 Este tipo de tratamientos contribuyen a mejorar la calidad de vida de los pacientes:

  1. Realizan evaluaciones integrales que permiten identificar y diagnosticar los distintos problemas de alteración de la salud emocional, permitiendo crear un plan de acción para abordarlos en favor de su gestión y resolución.
  2. Potencian el autoreconocimiento de los pacientes. Les ayudan a comprender, ajustar y mejorar sus estados de ánimo, conductas y comportamiento, basados en la autoaceptación, crecimiento de la estima propia, potenciación de las capacidades y habilidades, aceptación de las debilidades y afianzamiento de las fortalezas emocionales.
  3. Podrás mejorar las habilidades comunicativas. Los psicólogos buscan facilitar las interacciones sociales, a través de la escucha activa y la comunicación abierta, directa, efectiva y respetuosa. De modo que los pacientes sean capaces de expresarse de forma asertiva, empática y con seguridad. 
  4. Promueven la construcción y el sostenimiento de relaciones interpersonales saludables, sin que se persiga la imposición de las ideas propias. No son complacientes en mostrarse de acuerdo con criterios, opiniones y situaciones con las que se difiere, solo por conseguir aceptación; más bien lo hacen desde un enfoque receptivo, promotor de la aceptación y la riqueza de la diversidad de opiniones.
  5. Estimulan la concepción de una perspectiva de la vida desde un enfoque equilibrado. Estos profesionales proporcionan a los pacientes distintas herramientas para el reconocimiento de sus capacidades y limitaciones propias, para la resolución de problemas. Los ayudan con una adecuada gestión de situaciones imprevistas o causantes de frustración.
  6. Dirigen la gestión positiva de los problemas. Ayudan a mantener a raya las conductas autodestructivas o de agresión a otros. Facilitan las herramientas necesarias para que las personas logren más rápido su estado de calma y tranquilidad, necesarios para actuar conforme a las conductas sociales esperadas.
  7. Adiestran a los pacientes en la gestión de emociones y sentimientos causados por estados de angustia, depresión, estrés, baja autoestima, permitiéndoles autorregularse de forma efectiva y segura, a través de distintas técnicas de modificación conductual.
  8. Pueden llevar a cabo consultas de modo online, con la misma efectividad que se consigue al acudir a una cita presencial, lo que se puede traducir en un beneficio con valor añadido en la nueva normalidad que se vive a nivel mundial.

Terapias psicológicas efectivas

La acción de los profesionales de la salud mental brinda varias alternativas a los pacientes, dependiendo del tipo de problemas que les puedan afectar. Todas van hacia la modificación de las conductas y su reemplazo por comportamientos adecuados, compatibles con estándares sociales y morales esperados.

Los profesionales de la salud emocional también realizan abordajes de grupos familiares, gestionando las situaciones que se generan en el núcleo de estas y sus espacios de convivencia, y que puedan afectar de forma negativa a sus miembros.

Otra de las intervenciones efectivas es la terapia de pareja, con esta se busca gestionar y resolver los problemas que se dan dentro de una relación. Lo mismo sucede con las terapias grupales, donde personas son orientadas en grupos para gestionar afecciones emocionales. Es aprovechable la experiencia de otras personas con el mismo problema, a través de encuentros de ayuda y apoyo colaborativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.