Cuando el verano empieza a asomar la pata, nosotros (al menos la mayoría) escondemos la barriga…

Esto es tan clásico que en algún momento hay que tomar una decisión tajante.

Y la mejor forma de dejar de mentirnos cada vez que nos vemos escondiendo la panza es adelgazando de verdad, y de una vez por todas.

Para ello, ya no puedes posponer más el asunto de la alimentación.

Ya sabes que una dieta equilibrada y algo de ejercicio son la llave que abre esos mundos mágicos llamados salud y peso ideal.

Pero no te preocupes.

Ya no es necesario vivir un calvario para perder peso, puedes tomar productos para adelgazar efectivos que te quiten los kilos que te sobran sin padecer en exceso.

Algunos de estos productos son estos:

  • Drenantes / depurativos: indicados en todo inicio de tratamiento
  • Saciantes
  • Lipobloqueantes
  • Captadores de hidratos de carbono
  • Circulatorios
  • Quemagrasas
  • Sustitutivos

Lo primero que puedes hacer es tomar drenantes y depurativos.

Son esenciales al principio de cualquier dieta por varios motivos; pero los más importantes son dos:

  1. Eliminan el exceso de líquidos y toxinas
  2. Sacian el hambre

Los saciantes están compuestos por fibras vegetales que se ensanchan en el estómago al contacto con el agua. El efecto natural es el de sensación de empacho.

Los lipobloqueantes se deshacen de parte de la grasa que ingieres. Es cierto que cuando se hace dieta las grasas suelen quedar eliminadas del menú diario; pero los lipobloqueantes te pueden ayudar mucho cuando has de salir fuera a comer y no te queda más remedio que comerte un chuletón de vaca al punto.

Los captadores de hidratos de carbono activan el metabolismo y ayudan a quemar grasas. El más conocido es el café verde que, además, disminuye la absorción de los carbohidratos que comes; sobre todo si eres muy amante de la pasta.

Los quemagrasas son productos que, como su propio nombre indica, nos ayudan a deshacernos de la grasa a través de un aumento en nuestro metabolismo.

Los sustitutivos son muy utilizados para almuerzos y meriendas. Comidas entre horas que podemos sustituir por la ingesta de una barrita nutricional que nos asegure nutrientes sin rastro de grasas o carbohidratos.

Todas estas son medidas que puedes poner en práctica ya mismo para que cuando el verano llame a la puerta, quien abra sea alguien que ya no se esfuerza en meter barriga.

Además, se trata de productos que puedes encontrar en la farmacia y que, por lo general, no necesitan de la supervisión de un médico a no ser que ya estés siguiendo una dieta concreta por motivos de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.