Actualmente, la obesidad es una enfermedad que está atacando a una gran parte de la sociedad. Para poder conseguir una mayor calidad de vida y llegar a un peso saludable es importante contar con la ayuda de profesionales médicos especializados. Así el proceso será mucho más fácil de llevar.

Para bajar de peso hay una gran variedad de tratamientos que se pueden aplicar, pero todo dependerá de las circunstancias y necesidades personales del paciente. Hoy en día se está apostando tanto por procedimientos mínimamente invasivos sin cirugía como tratamientos con cirugía bariátrica. Entre todos ellos se pueden señalar:

Método Apollo. Está considerado como una de las técnicas más modernas y vanguardistas del mercado. Se lleva a cabo mediante una cirugía mínima. Además, está recomendado para aquellas personas que no se han intervenido anteriormente y que cuentan con una masa corporal entre 30 y 40. Apto tanto para hombres como para mujeres.

El método  Apollo se realiza bajo anestesia general con un objetivo claro: reducir el estómago. La operación dura unos 90 minutos y la recuperación es relativamente rápida, en tan solo 40 horas. Una de las ventajas más asombrosas frente a las tradicionales cirugías para bajar de peso. Los resultados son increíbles, ayudando desde el primer día a los pacientes a perder una cantidad de peso considerable, mejorando drásticamente la salud. Es muy importante entender que la reducción de estómago no implica que no se pueda volver a engordar, el tratamiento tendrá éxito siempre y cuando el paciente siga las pautas recomendadas por el profesional. 

En Doctor Life cuentan con este tipo de método y lo aplican como reducción de estómago sin cirugía. Gracias a esta intervención médica, el paciente podrá ver como baja de peso de una manera saludable, sin efecto rebote y, lo mejor, aprendiendo a mejorar sus hábitos de alimentación para siempre. 

Manga Gástrica. Es otro de los tratamientos para obesidad más populares dentro del área médica de sobrepeso y obesidad. En este caso, está recomendado para aquellas personas con obesidad mórbida y que presentan una masa corporal por encima de los 40. Este método requiere de una cirugía bariátrica, por lo que contará con un mayor tiempo de duración de la intervención y postoperatorio de recuperación. 

El objetivo final de la Manga Gástrica es reducir de manera drástica el tamaño original del estómago. La recuperación en este tipo de tratamientos es un poco más lenta, ya que como hemos indicado es una operación quirúrgica más compleja. No obstante, el paciente verá como poco a poco va recuperando su ritmo habitual de vida. 

Los resultados serán visibles durante las primeras semanas y contará con el apoyo del equipo nutricional para garantizar el éxito de la cirugía. A diferencia con el Método Apollo, si podemos afirmar que la Manga Gástrica es un tratamiento definitivo y con el que se reducirá el tamaño del estómago de por vida. 

Los resultados serán visibles al poco tiempo, pero será muy importante contar con un seguimiento nutricional que garantice la reeducación alimentaria del paciente. No obstante, la Manga Gástrica es un tratamiento definitivo y con el que se obtendrá el resultado deseado.

El tratamiento para la pérdida de peso se ha impulsado como una solución definitiva para cientos de personas que buscan una vida mucho más saludable. No obstante, siempre será muy importante que el paciente cumpla con las pautas marcadas por el profesional y lleve a cabo una dieta equilibrada que ayude a mantener el peso estable. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.