El alquiler de motos continúa posicionándose como una excelente opción para conocer los lugares más hermosos y turísticos de una ciudad. Así que, si siempre has soñado con conducir una Harley o una BMW, por solo poner dos ejemplos, esta es tu oportunidad para hacerlo y disfrutar la experiencia al máximo.

Beneficios del alquiler de motos

El servicio del alquiler de motos se destaca por ser sumamente asequible, aunque no es su única ventaja. No en vano, cada día más personas optan por ese medio de transporte para hacer turismo, y es que es económico y te proporciona una gran libertad que difícilmente podrás conseguir alquilando un coche o trasladándote en transporte público. A continuación, algunas de las principales ventajas de alquilar una moto para hacer turismo: 

  • Precio más bajos: una gran ventaja de alquilar una moto, es que el precio suele ser considerablemente más bajo en comparación con el alquiler de un coche, incluso si deseas alquilar una moto más lujosa o grande.
  • Libertad: viajar en moto es sinónimo de libertad. La moto te permite llegar a lugares mucho más remotos que un coche. También es más fácil recorrer los centros de la ciudad, los cuales suelen tener un paso restringido para vehículos grandes.
  • Facilidad para estacionar: la moto es mucho más pequeña que un coche, lo que facilita encontrar un lugar de aparcamiento más rápido. Esto a su vez, se traduce en más tiempo para disfrutar mientras se conoce un determinado lugar.
  • Hacer un sueño realidad: si siempre has soñado con tener una moto o conducir un modelo en especial, esta puede ser tu oportunidad para cumplir con ese anhelo.
  • Menos tráfico: viajar en moto te garantiza llegar más rápido a todos lados, ya que puedas evadir más fácilmente el tráfico e ir por lugares más estrechos para llegar a tu destino. También te facilita poder hacer cambios de ruta más fácilmente que en un coche.

¿Cómo es el proceso para alquilar una moto para turismo?

El rent moto Barcelona y en otras ciudades es un proceso rápido y mucho más sencillo de lo que te imaginas. Por supuesto, un requisito indispensable es que dispongas del carnet de conducir adecuado para poder manejar este tipo de vehículo. En la mayoría de los casos, deberás disponer de un seguro a todo riesgo, el cual suele estar incluido en el precio; sin embargo, en caso de no tenerlo, es recomendable adquirirlo para viajar con mucha más tranquilidad. 

El proceso de alquiler puede ser directamente con un concesionario de la zona o a través de un propietario particular. En cualquiera de los casos, deberás primero registrarte en la página y luego hacer la búsqueda de la moto que te gustaría alquilar. Esta búsqueda puedes hacerla por marca o por región.

Una vez encuentres una opción, deberás verificar que la misma esté disponible para la fecha requerida y leer muy bien las condiciones de alquiler, si incluye seguro y demás características. Debes considerar que en algunos casos se aplican tasas adicionales, como por ejemplo: kilómetros adicionales, gastos de asistencia en la carretera por averías o pinchazo de un neumático, franquicia de la póliza de seguro, entre otros. Es recomendable que leas con detenimiento el apartado del seguro, para que sepas cuáles son los siniestros que cubre y cuáles no. 

Luego, deberás hacer el pago mediante una tarjeta de crédito con límite suficiente. Una vez procesado el pago, el cual suele demorar unos pocos segundos o minutos, se genera el contrato en donde se especifican todas las condiciones relativas al alquiler de la moto. Todo el proceso es muy rápido, seguro y con absoluta garantía.

Pocas experiencias pueden compararse a viajar en una moto. Además de todas las facilidades, como aparcamiento, menos tráfico y llegar a lugares de más difícil acceso, es una sensación máxima de libertad, una forma diferente de hacer turismo que de seguro te encantará y querrás repetir en más de una ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.