Los tiempos que corren no son precisamente fáciles, especialmente para aquellos autónomos que han visto caer sus negocios o disminuir sus ventas a causa de las restricciones impuestas para frenar la pandemia del Covid-19.

El fin del confinamiento ha dado lugar a una ‘nueva normalidad’ y, con ella, la reapertura de los negocios se ha ido haciendo de forma gradual, provocando que muchos de ellos ni siquiera llegasen a volver a abrirse o que sean insostenibles debido a su baja facturación.

Ante las limitaciones de aforo, las distancias de seguridad y las medidas de higiene, muchos negocios necesitan una reforma con la que adaptarse a esta nueva era. Si tienes tu bar o restaurante en Madrid, así es como debes reformarlo para adaptarte a la ‘nueva normalidad’:

Viabilidad del proyecto

Este es el primer punto y el más importante. Una reforma supondrá una gran inversión y cerrar el local durante un tiempo, que aunque sea un período corto, provocará pérdidas. Ata todos los cabos para que no se presente ningún imprevisto. Se puede solicitar una nueva licencia de apertura, teniendo en cuenta el PGOUM (Plan General de Ordenación Urbana de Madrid) y si el local se encuentra dentro de la ZPAE (Zona de Protección Acústica Especial), que limita la implantación de nuevas actividades en los establecimientos dependiendo de la zona en la que estén ubicados, así como la modificación o ampliación del lugar.

Otra vía para hacer la reforma es comprobar si el local ya ha tenido una antigua licencia de hostelería. Se puede buscar en el Archivo de Villa, en Gerencia, en la Junta de Distrito o en la Agencia de Gestión de Licencias. Si se encuentra, se podría presentar en el Ayuntamiento y comenzar con la reforma del bar o restaurante. Encontrarás toda la información que necesitas sobre licencias en un artículo completo aquí.

Diseño del nuevo local

Si disponías de un espacio pequeño o mal organizado, opta por cambiar la distribución de los elementos y aprovecha para renovar la temática, dándole un toque más actual que llame la atención de los consumidores. ¡Esto es lo que debes tener en cuenta!

Diseño nuevo local hortelería nueva normalidad

Espacios diferenciados

En el diseño, tienes que darle un extra de importancia a la distribución. La ‘nueva normalidad’ ha llegado a nosotros para quedarse durante un largo tiempo y lo mejor es diseñar un espacio que permita cumplir las condiciones impuestas para mantener la higiene y la seguridad, los aforos limitados, el mayor espacio entre las mesas, el refuerzo en la limpieza y desinfección exhaustiva… Por tanto, el primer espacio que se debe diseñar a la entrada es un rincón de desinfección con gel hidroalcohólico y aquello que se considere relevante para la higiene de los clientes.

Los protocolos de higiene no solo tendrán que aplicarse en la barra o en las mesas, sino también en toda la zona interior de la cocina o almacén, en donde los trabajadores tendrán que llevar equipos de protección individual (EPI). Lo mejor es optar por espacios diferenciados, no mezclar mesas con barras, mantener una separación, configurar salones de comidas y zonas para tomar algo, establecer zonas para mesas de dos o tres comensales y otras para grupos más grandes.

De igual manera, los trabajadores deberán disponer de espacios de vestuario para enfundarse en el uniforme que solo podrán llevar dentro del centro de trabajo y en ningún caso pisar la calle con ellos.

Ventilación natural

Es importante que el nuevo espacio tenga ventilación natural, pues es preferible a utilizar el aire acondicionado que puede favorecer la dispersión del virus más fácilmente. Diseña un salón en el que las mesas estén colocadas cerca de ventanas y, a la vez, en una zona de fácil acceso desde la entrada.

Mesas

Di adiós a los manteles, las cartas, los servilleteros… La mesa debe tener los menos elementos posibles, que solo son una vía de propagación por el tacto. Todo lo que haya en la mesa (que debe ser lo menos posible) deberá desinfectarse con cada cliente y deberán estar situadas a 1,5 metros de distancia. ¿Ventaja? Puedes utilizar mesas más pequeñas.

Barra

Se recomienda utilizar la barra lo menos posible para evitar aglomeraciones, por lo que, lo mejor es optar por el servicio en mesa. Quizás, puedas reducir la barra que tienes actualmente y dejar más espacio libre o utilizarlo para incluir más mesas. Si sigues optando por tener barra y cuentas con alimentos expuestos, debes diseñar un espacio con mamparas para que los alimentos se mantengan protegidos

Venta online

Una de las bazas por las que van a apostar los negocios en estos momentos es la venta online, especialmente importante para los locales pequeños. Si apuestas por esto y deseas combinarlo con la venta presencial, tendrás que habilitar un espacio de cocina más grande o de preparación de pedidos en tu local, así como una zona para la recepción de pedidos, donde el equipo de transporte y envío podrá recogerlos, y que deberá estar lo más cerca posible de la entrada.

¡Ya puedes diseñar el nuevo espacio de tu local de hostelería!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.