Si algo no nos falta durante estos días de aislamiento para frenar el coronavirus es tiempo. El estado de alarma decretado por el Gobierno nos mantiene a todos en casa desde el pasado 14 de marzo. Esto no es excusa para pasarse todo el día en pijama. Los expertos aseguran que seguir cuidando nuestro aspecto físico durante el confinamiento es fundamental para mejorar nuestro estado de ánimo.

Es verdad que la manicura o la pedicura semipermanente que nos hicimos antes del confinamiento ya no debe ser lo que era y a menos que tengamos las herramientas necesarias para hacerlo en casa, nos tendremos que conformar con la manicura casera de toda la vida. Éste y otros cuidados como las mechas o nuestro corte de pelo favorito van a tener que esperar un tiempo. Sin embargo, aunque la mayor parte de negocios dedicados a nuestro cuidado personal estén cerrados, aún podemos seguir consiguiendo nuestros básicos en comercios online que siguen funcionando como visiondirect.es.

Aunque nos quedemos en casa, no debemos dejar de dedicarnos unos minutos al día. Sobra decir que mantener nuestra higiene personal es fundamental, y es que asearse, vestirse y arreglarse sube la autoestima, así que ¿por qué no empezar por cambiar el pijama por una ropa cómoda para trabajar desde casa, por ejemplo? Es muy fácil ducharse y volver a ponerse el pijama, sin embargo, si queremos hacer más llevadera la cuarentena deberíamos llevar un ritual de cuidado diario.

Rutinas de belleza

A la hora de elegir ropa para estar por casa no hace falta volverse locos. Se trata de marcar un cambio entre el momento de dormir y el resto del día: Prendas cómodas y colores luminosos son una buena opción para los días grises.

Para mejorar nuestra imagen y así nuestro humor, también podemos darle color a nuestra cara con un maquillaje sencillo con colorete y máscara de pestañas. Del mismo modo, quitarnos las gafas y ponernos lentes de contacto también es una forma de arreglarnos. Y si lo que nos preocupa es que se nos acaben, hay sitios donde comprar lentillas baratas online.

A pesar de que el confinamiento debería servir para dejar que la piel descanse de tanto maquillaje y que se viera más luminosa, los cambios de rutina y el estrés por la incertidumbre que produce esta situación han desencadenado que nuestra piel sea una de las peor paradas. Por eso, es recomendable seguir una rutina diaria de cuidados para mantenerla sana y con un buen aspecto. Lo primero que debemos hacer es limpiarlas con productos suaves para no agredirla más, hidratarla y masajearla para activar la circulación y favorecer la eliminación de toxinas.

No hay que olvidarse de que una dieta equilibrada rica en frutas y verduras también mejora nuestro aspecto físico y nos hace sentirnos mejor. Por este motivo, es esencial cuidar nuestra alimentación durante estos días de aislamiento. Además, llevar una rutina de ejercicio diario mantiene nuestro cuerpo activo, con energía, y nos permite liberar el estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.