La reducción de pecho es una cirugía estética que permite disminuir el tamaño de los senos en pacientes que poseen un tejido mamario excesivo con relación a su estatura y peso.

Habitualmente, la potencial candidata a esta cirugía acude al especialista porque se encuentra descontenta e insatisfecha con el tamaño de sus senos. Pero más allá de una incomodidad estética, se trata más de un padecimiento físico con la capacidad de tener efectos negativos sobre la calidad de vida de la persona.

Los senos excesivamente grandes en relación con el cuerpo, hacen que la mujer padezca problemas de respiración, dolores de espalda y cuello, problemas cervicales e incluso, deformidades en el esqueleto a causa del excesivo peso y la mala postura que debe adoptar para soportarlo.

También los hombres pueden someterse a esta clase de cirugía, puesto que en ocasiones ocurre un desbalance hormonal (exceso de estrógeno) que provoca el desarrollo anormal del tejido mamario en hombres, algo que se conoce como Ginecomastia. Ante esta situación, ellos también se vuelven un candidato ideal para una mamoplastia de reducción.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de una mamoplastia de reducción?

El procedimiento quirúrgico de reducción de pecho es agradecido por los pacientes, no solo por motivos estéticos, sino también como un alivio a diferentes malestares de salud que ocurren como efecto secundario a unas mamas de tamaño excesivo.

Mamoplastia de reducción

Será necesario localizar a un profesional, por ejemplo este especialista de la cirugía estética en Madrid. De esta forma, es posible acceder a una guía adecuada y obtener todos los beneficios de este procedimiento, entre los que podemos mencionar:

Mejor proporción corporal

La cirugía de reducción de pecho tiene como beneficio estético la posibilidad de disfrutar de una silueta proporcionada, cómoda y equilibrada. Completado el procedimiento y el proceso de recuperación, la paciente disfrutará de mayor simetría entre los senos y el resto del cuerpo.

Aumento de la confianza

Uno de los mayores beneficios es referente a la salud mental y emocional. Las mujeres que se someten al procedimiento experimentan un aumento de la confianza en sí mismas, desarrollan autoestima y cambian por completo su actitud sobre la vida y su entorno.

Encontrarán prendas de vestir con mayor facilidad, pudiendo mejorar la forma en que visten y eliminar el uso de las fajas y cinturones incómodos que le ayudaban a manejar el peso excesivo de los senos.

Mejora la postura

Con la reducción mamaria disminuye la tensión muscular en el cuello y la espalda, causado por el desbalance en el centro de gravedad.

Esto permite que la paciente mejore asuntos como la flexibilidad, postura al caminar y al sentarse y mayor equilibrio durante las actividades cotidianas, haciendo más fácil y cómoda la práctica de deportes.

Disminución de dolores y molestias

Como consecuencia de la mejora de la postura luego de la cirugía, disminuyen los dolores e inflamación del nervio ciático, mejora la capacidad pulmonar, se favorece un descanso adecuado e, incluso, se reduce la posibilidad de desarrollar cáncer de pecho, ya que se elimina una parte significativa del tejido mamario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.