El enfoque integral cuerpo y mente, de tal forma que la salud se contemple desde un punto de vista holístico, es el que caracteriza a una serie de terapias alternativas para mejorar el bienestar general de la persona y su calidad de vida. Algunas de las más conocidas en la actualidad son el Mindfulness, el Reiki o las Flores de Bach, pero existen otras muchas, como tapping o el focusing. 

Desde hace cientos de años, se dice que la mente puede controlar al cuerpo. En la actualidad, la medicina alternativa gana adeptos y ha ido incrementándose la demanda de terapias enfocadas en promover la armonía cuerpo mente para alcanzar un mayor grado de bienestar. Por ejemplo, tener el control de la mente es esencial para controlar el dolor, la mayoría de técnicas que contemplan esta realidad, se basan en ejercicios de respiración útiles para controlar los pensamientos. En la página web www.wellme.es especializada en terapias y ejercicios para un cambio positivo se ofrece información muy completa sobre este tipo de nuevas terapias que hunden sus raíces en la cultura de la medicina más ancestral.

Principales terapias cuerpo y mente

Las terapias con un enfoque cuerpo y mente se consideran hoy día una medicina complementaria, es decir, útiles como herramientas accesorias a las que faculta el profesional médico. Estas son las principales corrientes que se siguen en la actualidad.

Mindfulness

Se trata de una técnica muy antigua que ha llegado de las tradiciones budistas, utilizada hace más de 2000 años relacionada con la espiritualidad y la mediación. No está vinculada a ninguna religión y su practica persigue el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas sin entrar en creencias o diferentes filosofías de vida.

El mindfulness centra la atención en el momento presente con el objetivo de conseguir la atención plena, de forma que el individuo se centra en el “aquí y ahora”, sin intentar cambiar ni juzgar nada. Entre las ventajas que encuentran sus practicantes cabe resaltar la mejora de la memoria, la disminución del estrés y la frecuencia e intensidad de los momentos de rumiación (situación de repetición y concentración sobre pensamientos negativos). También aumenta la tolerancia al dolor, favorece la autoconciencia y el autoconocimiento y mejora la calidad del sueño. 

Reiki

Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital mediante la imposición de manos. El objetivo que persigue es obtener paz y equilibrio en los niveles físico, mental, emocional y espiritual, armonizando los chacras del cuerpo. En la actualidad, cuenta con millones de seguidores por todo el mundo.

La Federación Española de Reiki define esta disciplina como un método sencillo para conseguir el propio equilibrio y eliminar cualquier dolencia que impida el bienestar. No solo canaliza la energía interior, sino también la del mundo que rodea al practicante para aplicarla directamente donde se está dando el bloqueo energético. Al igual que el mindfulness, no se trata de una religión ni de una filosofía o un don que algunas personas puedan tener, sino que es una terapia complementaria a cualquier otra de rehabilitación o sanación impuesta por un facultativo profesional.

Es una técnica holística, es decir, que se centra en todos los aspectos de la persona, siendo las manos el elemento trasmisor para llevar la energía positiva donde sea necesaria. Los cinco principios del Reiki son no enojarse, no preocuparse, agradecer, trabajar honradamente y ser amable con los demás.

Tapping

El tapping tiene su origen en la acupuntura tradicional china, siendo reconocido en 1979 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta técnica se apoya en la teoría de que todas las emociones negativas a las que se enfrentan los individuos, todos los problemas, sin importar si son a nivel físico o emocional, son provocados por un desequilibrio en la energía del cuerpo. El objetivo del tapping es inhibir este desequilibrio dando golpes suaves en puntos clave del cuerpo.

Se trata de un sistema de liberación emocional que está al alcance de todos y permite liberar bloqueos del pasado o del subconsciente, además de resolver problemas de estrés, ira, depresión, ansiedad, angustia emocional, fobias…

Focusing

El Focusing fue desarrollado en 1960 por Eugene Gendlin, Doctor en Psicología y Filosofía por la Universidad de Chicago. Su origen está en la observación de aquello que hacían los pacientes que tenían más éxito en terapia, los que mejor se adaptaban a los cambios de su vida. Con estos estudios se demostró que el éxito en terapia se sustentaba en la consciencia corporal de la persona.

Esta técnica consiste en prestarle atención al cuerpo, atendiendo a lo que está ocurriendo para reconocer y cambiar la forma en que se enfocan los problemas. El focusing se basa en 4 principios básicos:

El principio de la experiencia, que viene a decir que cada persona existe en su experiencia, por lo que no puede prejuzgarse ni definirse de forma fija.

El principio de la autenticidad, que se basa en que el ser humano vive en el presente, pero con elementos del pasado y del futuro. Se cree que existe una tendencia innata a lograr el propio desarrollo llevando algo hacia adelante.

El principio de la interacción sostiene que toda experiencia es interactiva y ocurre en el momento presenteEl principio de la orientación establece que cada experiencia tiene una finalidad y genera implícitamente otros acontecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.