El poker puede ser considerado en la actualidad como el juego de cartas con mejor reputación del mundo y el que mueve más dinero. Esto es porque los casinos online la han utilizado como reclamo para atraer clientes y de esta forma también han hecho crecer la fama por su práctica. Actualmente, son millones las personas que conocen la mecánica de este juego, que incluso cuenta con torneos de mucho renombre. La llegada de grandes empresas como PokerStars u 888 a la industria ha favorecido la celebración de campeonatos, tanto en lugares físicos como en la red. Incluso los jugadores amateurs pueden iniciarse en ellos con promociones de bienvenida, que permiten jugar sin exponer demasiado el propio capital – sin ir más lejos, con este código promocional para 888 Poker se pueden conseguir 20 euros solo por registrarse. Lo dicho, si quieres jugar al poker, solo hay que seguir unos consejos y empezar a disfrutar, siempre de manera responsable, eso sí.

Y aunque existen muchas variantes de poker, la que se utiliza en todos estos torneos es la de Texas Holdem. Un juego en el que se reparten dos cartas a cada jugador y se colocan hasta cinco en el centro del tapete que son válidas para que todos los jugadores realicen sus pertinentes combinaciones. De hecho, este estilo es el más famoso del mundo en estos momentos, hasta el punto de conocerlo simplemente con este nombre dejando de lado la palabra poker. Hasta sus raíces nos queremos remontar para ver por qué esta versión es la más utilizada y se ha vuelto tan popular.

Y sin duda esto tiene que ver con la expansión del juego por Estados Unidos. Un juego que podría haber tenido sus raíces en Asia hace siglos, incluso en la antigua Persia. Sin embargo, al continente europeo se expandió a través de Italia, para finalmente llegar poco a poco hacia España, y por consiguiente, a América. En los grandes viajes que los navíos estadounidenses realizaban a través del río Mississippi se inició la llegada del poker a la primera potencia mundial. El único entretenimiento que encontraban los tripulantes eran los juegos de cartas, y entre ellos destacó uno en el que se apostaba a quién tenía la mano más alta y se jugaba con tan solo 20 naipes.

Esta afición por el juego se contagió entre las clases populares americanas para trasladarse a la guerra civil de Estados Unidos. En ella los soldados se entretenían en sus tiempos libres con el poker, aunque seguramente por la gran cantidad de jugadores existentes el número de cartas fue aumentando. Así hasta llegar a las 52 actuales e incluir figuras como los comodines. También se jugaba a otras variantes más conocidas y sencillas por entonces como el Five Card Draw o poker con descarte. Muchos profesionales que se inician en el poker arrancan con esta modalidad por su sencillez y su facilidad para amoldarse a ella.

Pero, a mitad del siglo XX se producirían los primeros cambios y cómo no tenía que ser en Las Vegas. Los casinos más destacados de la ciudad del pecado acogieron el poker en su oferta con mucho gusto y le dieron una nueva dimensión con un enfrentamiento del cliente mano a mano con el repartidor, es decir, con la banca. La variante conocida como Stud Caribbean Poker, que seguía estas reglas, cogió gran popularidad. Sin embargo, en el estado de Texas se empezaba a extender una nueva modalidad que iba a tener mucha fuerza. En la localidad de Robstown el Texas Holdem era casi una religión.

variante poker Texas Holdem

Todos los Estados Unidos se dieron cuenta de que esta variante era el futuro de los casinos y de la industria al completo. En Dallas se organizaron las primeras timbas y el jugador Benny Binion estaba entre ellas. Como un gran aficionado decidió desplazarse hasta Las Vegas y jugar en los casinos de allí para tratar de hacer fortuna. Y no solo la hizo sino que se convirtió en propietario de diversos casinos del municipio. En ellos, el Texas Holdem era la modalidad elegida para imponer en las mesas de juego. Aunque fue con la creación de las World Series of Poker cuando se asentó definitivamente.

Esta famosa serie de torneos fue organizada por Binion, hasta el punto de llevarla a convertirse en el torneo de poker más importante del mundo. El Texas Holdem se extendió entonces de forma espectacular. Todos los jugadores querían imitar a sus ídolos, que tantos beneficios se habían llevado en estos campeonatos. Campeonatos que se empezaron a retransmitir por cadenas de televisión estadounidenses, con el objetivo de llevar el show aun a más gente. Por tanto, las WSOP son las verdaderas artífices de que esta variante sea en estos momentos la más popular en el mundo.

No solo en las WSOP se juega a esta variante, sino que en todos los torneos de gran reputación suele ser utilizada la variante Texas Holdem. El resto de posibilidades queda para torneos menores. De hecho, en las finales de las World Series hay torneos previos para abrir boca que se disputan en otras modalidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.