Cualquier dueño que se precie le presta una constante atención y cuidado a su mascota, ocupándose de su bienestar y de que esté alimentada, cepillada y feliz.

Sin embargo, en ocasiones todos estos cuidados no son suficientes para que nuestras mascotas se encuentren bien.

La salud es algo que se puede intentar controlar, pero que al final depende en gran medida de factores externos, internos y de la suerte, sobre todo en el caso de los animales, que funcionan de formas completamente diferentes a nosotros.

Lo siguiente mejor que podemos hacer cuando se trata de cuidar a una mascota es encontrar a alguien que la cuide incluso mejor que nosotros, al menos cuando está enferma.

Esta persona ha de ser un veterinario Madrid profesional, capaz de diagnosticar adecuadamente a una mascota y de darle el cuidado y la atención necesarias, pues por desgracia hay muchos veterinarios que ejercen su profesión sin un verdadero amor por los animales.

A continuación, se va a profundizar en por qué debemos contar con un veterinario de confianza, cuáles son las aflicciones más comunes entre mascotas y cuándo se debe asistir a uno de estos profesionales en busca de ayuda.

Las principales razones para ir a un veterinario

Desde el inicio del ciclo de vida de cualquier mascota, una visita al veterinario es esencial para ponerle sus vacunas a ésta, asegurarse de que no sufre ninguna enfermedad congénita y de que su crecimiento no se va a ver impedido.

Sin embargo, esta no es la única visita esencial al veterinario una vez se es responsable de una mascota. Un ejemplo de esto es la aparición de pulgas, que normalmente no conlleva una mayor dificultad para solucionarlo que ponerles un collar y echarles el líquido de una pipeta a nuestra mascota, pero que puede resultar en patologías peores causadas por estas pulgas, como anemia en el caso de los cachorros o dermatitis severa.

Razones para ir a un veterinario

Si nuestra mascota ha ingerido algún objeto de carácter tóxico o dañino como podría ser una pieza de plástico o algún detergente, es de vital importancia que busquemos cuanto antes la asistencia de un veterinario. Lo mismo se aplica al caso de que hayan sufrido alguna clase de traumatismo o convulsión, pues ambos pueden degenerar a algo peor, como una infección seria o un problema de carácter neurológico, respectivamente.

Es por razones como ésta que es importante tener acceso siempre a un veterinario 24 horas Madrid que ponga por encima de todo las necesidades de las mascotas, sin importar la hora o el día. Si una persona se hace daño y ha de ser intervenida, recibe atención lo antes posible en un hospital; no podemos dejar que nuestras mascotas sean menos.

Las enfermedades más comunes y las mascotas exóticas

Entre los perros y los gatos hay una serie de enfermedades cuyo conocimiento está bastante extendido.

La leishmaniosis, por ejemplo, es una enfermedad que provoca úlceras cutáneas y viscerales, y que transmiten ciertos chupopteros parecidos a los mosquitos.

La mayoría de los perros son vacunados contra ella. Pero si vemos que el perro en cuestión sufre de diarrea con sangre hay que llevarlo al veterinario, pues podría ser un síntoma de leishmaniosis. Esto es una muestra de que aunque una enfermedad esté aparentemente descartada, nunca se puede saber con seguridad si este es el caso hasta que la mascota no es inspeccionada por un profesional.

Para los dueños de animales exóticos la lista de enfermedades y síntomas a lo que prestar atención es mucho más extensa, requiriendo mucha más ayuda por parte de un hospital veterinario exoticos Madrid  a la hora de proteger su bienestar.

Los reptiles, por ejemplo, han de ser alimentados bajo unas pautas muy marcadas por el peligro a que sus sistemas digestivos se llenen demasiado y se desgarre el tejido interno.

Es necesario saber que hay ciertas especies de animales que no pueden vivir con individuos de su mismo género, dado que se acaban matando inevitablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.