En la actualidad, los avances tecnológicos abarcan nuevos campos, como el económico y el financiero, modificando la manera en que funcionan. Es así, como pasamos de transacciones financieras en oficinas bancarias a operaciones electrónicas realizadas usando computadoras a través de internet.

Toda esta evolución tecnológica trajo en 2009 a la aparición del Bitcoin, una moneda digital que tiene todas las características propias del dinero. Si desea aprender acerca del funcionamiento del Bitcoin y lo que le puede ofrecer, entre en https://cryptogenisus.com/, un sitio web donde puede documentarse.

¿Qué es el Bitcoin?

El Bitcoin es la primera criptomoneda que se creó, por lo que es la más usada, la más famosa y la que mayor credibilidad tiene dentro de las monedas digitales.

Existe la conjetura de que su inventor fue un desarrollador o un grupo de desarrolladores que se identifican con el apelativo de Satoshi Nakamoto. En la invención del Bitcoin, usaron las potencialidades de las matemáticas y la criptografía, lo que generó una criptomoneda digital, segura, descentralizada y muy versátil.

Con el fin de evitar procesos inflacionarios, como los que ocurren en los esquemas financieros tradicionales, se estableció una cantidad limitada de Bitcoins a generar. Por lo que, en este caso, el monto máximo quedó establecido en 21 millones de unidades.

Luego de la creación del bitcoin, han aparecido muchas otras criptomonedas, cada una con sus propios mecanismos, particulares y definición de la cantidad máxima a generar.

En comparación con las monedas clásicas, que dependen de las regulaciones de la autoridad monetaria de cada nación, estas criptodivisas son descentralizadas. Es decir, que su uso no está regido por ninguna autoridad financiera o económica, sino que depende de su propia comunidad de usuarios.

El carácter descentralizado está garantizado por medio de una cadena de bloques o Blockchain, donde se registran todas las transacciones que se realizan. Lo que adicionalmente, le otorga transparencia.

¿Qué es el Blockchain?

Un Blockchain o cadena de bloques funciona como un libro mayor de contabilidad, en el que quedan registradas todas las transacciones realizadas con una criptomoneda. Cada criptomoneda tiene su propio mecanismo de cadena de bloques, para cumplir con las características de ser segura, clara, distribuida y descentralizada. Por lo que, se puede definir Blockchain como una gran base de datos distribuida, compuesta de bloques entrelazados, que facilitan recuperar la información de las transacciones allí registradas.

Los bloques distribuidos que forman la Blockchain están enlazados y asegurados mediante criptografía, lo que garantiza la protección de las transacciones.

Cuando se habla de las características de distribución y descentralización, se hace referencia a como está estructurado el libro mayor de contabilidad, donde están registradas las transacciones. Debido a que las transacciones con monedas digitales son peer-to-peer o de persona a persona, cualquier operación que se hace es más rápida y más barata.

Ya que no hay intermediarios, que autoricen o cobren una tarifa por la realización de las operaciones, como ocurre en la banca clásica. Entonces, la tecnología Blockchain evita demoras, pagos de tarifas por transacción, así como aprobaciones o comprobaciones realizadas por terceros.

Por otro lado, cualquier persona puede consultar las transacciones registradas en el Blockchain, lo que además de darle claridad, habla de que la información es pública.

Estas características hacen que la cadena de bloques sea una tecnología segura, transparente, descentralizada, distribuida y pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.