La celebración de una boda sigue siendo la forma más aceptada para demostrar la estabilidad de una pareja y el deseo de hacer vida en común. El negocio nupcial en España sigue creciente, lo que se puede ver por los constantes anuncios de compromisos y futuras uniones.

La celebración de bodas es un negocio pujante en España en los últimos tres años y se vislumbra una creciente demanda para celebraciones en 2020, pues celebrar el amor y el compromiso de un futuro no pasa de moda.

Según datos oficiales durante el 2018 se celebraron 167 mil matrimonios en el país. España tiene un auge muy elevado en la celebración de despedidas de solteros. La industria nupcial está en auge, pues sigue viéndose el hecho de casarse como la manera más pública de demostrar amor.

Un estudio hecho por una reconocida página web de bodas, con apoyo de Google y ESADE, señala que diciembre es el mes en el que más pedidas de manos ocurren. España no escapa de la tendencia, pues el 12% de las parejas escogen este mes para comprometerse, esto tiene que ver mucho con la navidad, por ser el momento en el que las familias se reúnen y es oportuno hacer la gran pregunta.

Crear la boda inolvidable

El estudio también señala que el 70,8% de las personas que planifican casarse lo hacen porque desean consolidar un proyecto de vida y avanzar en su historia de amor. La idea es hacerle saber al mundo que se aman, por ello, no es de extrañar que deseen dejar huella con recuerdos memorables.

La tienda en línea Una Boda Mágica está llena de detalles perfectos para inmortalizar este tipo de acontecimientos, ofreciendo detalles para usar durante la celebración, además de recuerdos y regalos para los asistentes, el cortejo y los testigos o padrinos.

La tendencia de las bodas para 2020 se dirige a la sencillez con toques de modernidad. Todo empieza por elegir un tema específico que tenga que ver con sus personalidades, con la historia de amor que los une, bien sea decantándose por la originalidad, algo nostálgico o bien romántico, y en esto, la tienda online mencionada se ha especializado en gran medida.

Entre las múltiples opciones para hacer el evento inolvidable y original, están disponibles los marcasitios personalizados hechos en madera, además de los portavasos con hermosos grabados.

Otro detalle original puede ser un original árbol de huellas que permita que los invitados, en lugar de firmar en un libro, estampen su huella dactilar y en las ramas cuelguen sus nombres. El detalle se quedará para siempre con los novios para recordar la celebración.

Las bodas no pasan de moda en España en 2020

Invitaciones con estilo definido

En esta web se encuentran, además, trabajos de papelería muy hermosos. Existe una gran cantidad de invitaciones de boda para elegir, pues éstas se pueden adaptar al colorido y el estilo que quieran impregnar los novios a lo que será la celebración nupcial, pues son totalmente personalizables.

Desde el papel en el que estarán hechas, la tipografía y, sobre todo, el mensaje que se quiera expresar, deben reflejar el carácter de la pareja. Es recomendable buscar alternativas en línea para encontrar todas las opciones que hay en el mercado.

Existen páginas web que permiten personalizar las tarjetas, para lo que envían la prueba gráfica digital por Whatsapp, y si satisface el gusto de la pareja, las fabrican después, ahorrando estrés en el proceso de organización.

Otro detalle que buscan mucho los novios en la actualidad, es que los asistentes de la boda se lleven detalles personalizados del evento como recuerdo para todos los asistentes, los padrinos, las damas de honor y los testigos. Hay disponibles detalles desde tazas, abanicos, pañuelos, pulseras o perchas personalizadas, para que no olviden el evento.

Ritual de la arena

Una tendencia que está muy de moda, y que seguro en 2020 se volverá a ver, es el ritual de la arena, tanto para las bodas civiles como las religiosas. Se trata de una ceremonia simbólica para sellar el compromiso de dos almas. Consiste en que el novio y la novia viertan arena de dos colores diferentes dentro de un recipiente de vidrio para que se entremezclen.

Es una tradición muy antigua pero su origen no está claro. Algunos apuntan que se basa en una tradición hebrea llamada el pacto de sal para sellar acuerdos, contratos y alianzas. Otro origen que se le atribuye, es el de las antiguas bodas hawaianas, en la que cada novio traía un puñado de arena de su lugar de origen para mezclarla como señal de amor eterno.

En los matrimonios civiles, generalmente, se hace justo después del intercambio de los anillos y de votos de los novios. En las bodas eclesiásticas se hace en el momento de llegar la pareja al lugar de celebración antes del baile inicial.Es un rito vistoso y muy emocionante, pues la imagen que da la mezcla de las arenas de diferentes colores, puede crear formas muy variadas y hermosas. El envase de vidrio elegido se puede sellar y guardarlo como un símbolo de la boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.