Para ser 100% funcional, esta estancia necesita muchísimos “artilugios” y utensilios, pero los hay que son indispensables para la preparación y conservación de los alimentos. Obviamente la cocina como tal es la fundamental, así como el frigorífico.

Entre los artículos vitales están los cuchillos profesionales, ollas, juegos de cubiertos, sartenes, medidores, envases, espátulas, y muchos más.

De todos los espacios de la casa uno de los más utilizados es la cocina, aparte de ser el sitio de preparación de los alimentos, es una estancia en la que se produce gran parte de la convivencia familiar.

Por eso es un ambiente que la mayoría busca que sea acogedor, es decir, está incluido en la decoración y siempre lo estará en las reformas que se planteen hacer al hogar.

Para quien cumple el sueño de tener su propia casa, bien porque ya le tocó independizarse o se casó, puede convertirse en un dilema lo referente a la adquisición de los accesorios y utensilios, ya que hay gran variedad de utensilios de cocina, tantos, que no se sabe por dónde comenzar; coladores, escurridores, moldes, tijeras, medidores, pinzas… El catálogo es amplio. 

Lo que no puede faltar

La cocina uno de los espacios que más requiere un equipamiento de toda la casa, ya que es uno de los que más utilidad tiene.

Lo que no puede faltar en una cocina

Existen accesorios de todo tipo y en multitud de materiales. Son muchísimos los artículos en general que se deben adquirir, y no siempre el presupuesto da para todo en un solo momento. En este contexto, la mayoría compra lo indispensable y progresivamente va equipándose con el resto. Pero, ¿qué es lo imprescindible?, te lo contamos.

  • Ollas: son artículos imprescindibles en la cocina ya que en ellas vamos a preparar esos guisos caseros tan apetecibles. Lo ideal es adquirir un juego de ollas de diferentes tamaños y si hace juego con la decoración del espacio, tanto mejor. Sirven para los guisados, sopas, pastas, hacer cremas, salsas, hervir, etc.
  • Cuchillos: los cuchillos son también indispensables para la preparación de carne y vegetales. Un consejo de oro: compra cuchillos de cocina profesionales porque son duraderos y ofrecen comodidad y eficacia en el  momento de trocear los alimentos. Entre ellos hay muchas variedades, desde los cuchillos para deshuesar, para fruta o de pescado, hasta los más tradicionales como pueden ser los de sierra para el pan o los jamoneros.
  • Sartenes: tener sartenes de varios tamaños es lo ideal. Lo recomendable es tener una pequeño, una mediana y una grande. Se utilizan generalmente para cocinar proteínas como carne, pollo, pescado y huevos, y también para todo tipo de frituras o salteados.
  • Recipientes: tarros organizadores son muy útiles y se convierten en elementos que resaltan el estilo decorativo. Por lo general sirven para guardar pasta, arroz, sal, azúcar, leche y otros condimentos. También están los envases para guardar lo que quede de una comida o para llevar alimentos a otros lugares. Son elementos que siempre vas a necesitar tener a mano.
  • Vajilla: al menos una vajilla debe existir en una casa, de lo contrario, ¿cómo serviremos los alimentos? Las tendencias modernas apuntan a líneas simples y pocos detalles, menos es más.
  • Juegos de cubiertos: cucharas, cucharillas, tenedores y cuchillos de mesa, sin estos utensilios tampoco podría llevarse a efecto, como es debido, el acto de consumir los alimentos.
  • Accesorios diversos: hay unos “acompañantes” que no pueden faltar cuando llega el momento de preparar los alimentos. Nos referimos a accesorios como pinzas de metal al ser más resistentes, espátulas, mezcladores, rayadores y guantes para coger los objetos calientes.

Otros utensilios que no pueden faltar

  • Cafetera: para los amantes del café, que se cuentan por millones, una cafetera es vital. Ese aroma, ese sabor, sin duda es uno de los mejores inventos que haya podido existir.
  • Electrodomésticos: existe una amplia variedad de electrodomésticos en la actualidad, gracias al avance de las nuevas tecnologías, sin embargo, hay unos que son imprescindibles para tareas básicas.

Los dos indispensables son la cocina preferiblemente con horno (hay quienes prefieren comprarlo aparte), así como la nevera para la refrigeración de los alimentos perecederos.

Merece atención especial mencionar los medidores para tu cocina por lo útiles que son. Tazas, vasos, cucharas y jarros medidores, minuteros de cocina y termómetros son utensilios muy prácticos para que una receta quede a la perfección. Y es que eso de “medir a ojo” no es muy convincente para muchos.

Los vasos también son importantes, así como las jarras para el agua que se almacena en la nevera.

Otro artilugio importante es la licuadora o un procesador de alimentos que la contenga, ya que para muchísimas preparaciones se requiere licuar ingredientes, así como es necesaria para jugos y batidos.

El horno microondas tampoco puede faltar en la actualidad, ya que es ideal para calentar rápidamente los platos cuando han pasado tiempo desde que fueron preparados, o para descongelar. También es un gran aliado para ganar tiempo en las cocciones.

Lo que queda para después

Ya cuando se ha adquirido lo indispensable, quedan algunas otras cosas que se pueden ir comprando sobre la marcha, por ejemplo, unas barras que sirvan como soporte para los paños: esto es muy práctico y a la vez contribuye a mantener el espacio ordenado.

Jarras con filtros son ideales para que el agua esté purificada y no se tenga que recurrir constantemente a comprarla embotellada.

Una olla exprés es una buena adquisición para nuestra cocina, sobre todo cuando queremos acortar el tiempo para un cocido sin que pierda sabor ni sustancia.

Otro artículo que hace la vida más fácil en la cocina es el cortaverduras, sobre todo en el ritmo acelerado que la mayoría tiene día tras día.

Una báscula es ideal para quienes quieren que sus platos le queden como los de la revistas, o para aquellos que tienen estilos de vida asociados al fitness, los que tienen por norma pesar las cantidades a consumir.

Hay quienes más temprano que tarde adquieren una paellera para que sea integrante de su cocina. Las hay esmaltadas, de acero pulido, antiadherente, ideales para todo tipo de fuegos.

Otros artículos pueden ser botelleros, los refractarios para preparaciones al horno, un exprimidor de frutas, elementos para el bar como picahielo, sacacorchos, copas.

También están los utensilios de repostería como la batidora, tazones para mezclar, moldes para pasteles y galletas, bandejas para hornear, platos para colocar los postres y muchos otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.